humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

sábado, 19 de junio de 2010

VENUS EN LAS DOCE CASAS




VENUS EN LAS DOCE CASAS
pág. 96


Venus en la casa primera, esparce la felicidad y la alegría que da el brillo
del Sol sobre el hogar del niño, haciendo la primera parte de la vida feliz. Da un
carácter amable así que la persona es bien querida debido a su naturaleza
sociable y disposición amistosa. También exterioriza el amor por la música, el arte
y el deseo de los placeres. Esto es lo que puede llamarse una “posición
afortunada”, porque hace a la persona atractiva para todos aquéllos con quienes
se pone en contacto y por esta razón tiende hacia el éxito en la vida. También es
buena posición para la salud en general.

Venus en la segunda casa, es una indicación del éxito financiero en la
vida: las personas con Venus en esta posición son generalmente muy populares, y
de este modo son ayudadas por sus amigos para alcanzar posiciones lucrativas.
Al mismo tiempo, esta posición hace a la persona muy pródiga y gastadora, lo que
la lleva a hacerla gastar más de lo que gana. El dinero que posee lo emplea
generalmente en placeres, en vestidos u ornamentos para sí misma en una mujer,
o para sus amores en un hombre, y frecuentemente conduce a abusos que minan
la salud. Esta posición señala también ganancias en ocupaciones regidas por
Venus, tales como la venta de telas para vestidos, joyas, música, etc.

Venus en la casa tercera, tiene un efecto especialmente beneficioso para
la mente haciendo a la persona alegre, entusiasta e inclinada a mirar todas las
cosas de la vida desde el lado brillante. Da también gusto por la música, arte,
literatura y todo aquello que tiene una influencia refinadora y una facilidad fuera de
lo común para expresarse de una manera feliz y apropiada, tanto en la oratoria
como en los escritos. También inclina a los viajes, y la persona disfrutará en sus
excursiones y se beneficiará por ellas. Hace, asimismo, las relaciones armoniosas
con los hermanos y vecinos y son las personas con quienes el nativo se relaciona.

Venus en la casa cuarta, indica felicidad en el hogar, especialmente en la
última parte de la vida. Indica también que la persona puede heredar; y si ésta
tiene propiedades o fincas campestres es posible que se beneficie mucho con
ellas.

Venus en la casa quinta, hace a la persona excesivamente afectuosa y
como resultado de esto es protagonista de un gran número de amoríos, todos los
cuales se desarrollan suavemente. Indica que el matrimonio será fructífero y que
niños cariñosos alegrarán la casa. Es una posición muy afortunada para maestros
y para las personas relacionadas con instituciones educacionales, así como para
aquellos encargados de publicaciones literarias y para ganar dinero en
especulaciones y negocios bursátiles.

Venus en la casa sexta, proporciona a la persona sirvientes fieles que
trabajan por el interés de su patrono. Si, por otra parte, el nativo es un empleado,
será muy querido de sus patronos y compañeros de trabajo. Es una posición
excelente para la salud siempre que la persona no abuse de ella, es decir, que la
constitución es armoniosa, pero no muy fuerte. Si la salud se conserva con
cuidado, permanecerá en buenas condiciones durante toda la vida; pero un
pequeño abuso puede inclinar los platillos de la balanza en otra dirección y hacer
de la persona un inválido.

Venus en la casa séptima, es uno de los signos más seguros de felicidad
doméstica. Significa un matrimonio precoz y un aumento de prosperidad después
de tal acontecimiento. Si la persona tiene probabilidades de formar una sociedad
sobre bases mercantiles, la presencia de Venus tiende a hacer estas relaciones
armoniosas y benéficas. Es también un signo bueno para si se presentan litigios
en ellos, pues siempre surge algún medio para solucionarlos sin llegar a la ruptura.
Esta posición es muy buena para los actores, cantantes y todos aquéllos que se
presentan ante un público para dirigirles la voz de una manera o de otra, porque
asegura una recepción bondadosa y simpática por parte de su auditorio.

Venus en la casa octava, traerá ganancias como consecuencia del
matrimonio, asociaciones o legados si está bien aspectado; pero si está afligido
acarreará pérdidas y disgustos en amor, o bien proporcionará un compañero de
matrimonio extravagante, así como es fácil que se manifieste algún disgusto sobre
algún testamento.

Venus en la casa novena, es una posición muy afortunada si Venus está
bien aspectado, porque estando muy elevado aquí ejerce una influencia
considerable en la vida y hace al nativo de disposición excesivamente bondadosa,
simpática y servicial, así que por estas cualidades la persona consigue ser muy
estimada y se persigue su amistad, especialmente en los trabajos religiosos o
caritativos, pues esta posición exterioriza también el lado de la devoción de la
naturaleza. Da también gusto por la música, el arte y el drama, así como por todas
aquellas cosas que tienen un influencia para el desarrollo del alma. Si la persona
viaja de una parte a otra tanto por ganancia como por placer, Venus, en la novena
casa, suaviza sus caminos y hace sus viajes completamente favorables. Si Venus
está afligido en la casa novena, la persona anhela hacer todas estas cosas que se
han dicho, pero hallará dificultades excesivas para realizar sus deseos, si lo
consigue alguna vez.

Venus en la décima casa, es uno de los mejores signos para un éxito
general de la vida cuando está bien aspectado. La persona que tiene esta posición
se hace muy popular, especialmente entre el sexo opuesto y se eleva en la escala
social por medio del matrimonio. También da grandes facilidades para evitar los
disgustos de la vida y extraer de ella todo lo bueno que hay en todas las
situaciones. Las materias financieras favorables parece que esperan la llamada de
estas personas durante toda su vida, lo cual produce una actitud de optimismo
general bien marcado. Cuando Venus está afligido en la décima casa, la persona
es mirada de reojo por las personas de su vecindad, y aunque intente
congraciarse con ellas encontrará muy difícil el conseguirlo, siendo correspondida
con insultos y desprecios. Un matrimonio precipitado o desagradable puede
acabar poniendo las cosas peor de lo que están y envolviendo al nativo con la
peor reputación, llegando a considerársele como un pícaro.

Venus en la undécima casa, si está bien aspectado atraerá a la persona
amigos numerosos que están poseídos de la mejor voluntad para ayudar al nativo
a convertir en realidad sus esperanzas y deseos; pero depende de la naturaleza y
el carácter del signo en el que está Venus colocado, así como de la fortaleza de
los aspectos el que estos amigos puedan ayudarnos o no. Por ejemplo, si Venus
está en la undécima casa, en Aries o Escorpio, uno de los signos marcianos
donde Venus es débil, y aspectado solamente por sextil con Mercurio y la Luna,
puede esperarse muy poca ayuda de estas posiciones comparado con la que
daría si estuviera en sus propios signos, Tauro o Libra, y en aspecto de trígono
con el Sol o Júpiter. En el primer caso, los amigos atraídos a la persona pueden
tener todo el mejor deseo para ayudarla, pero les faltará la habilidad para hacerlo.
En el último caso estos amigos ejercerán una poderosa influencia y conseguirán
muchos beneficios para el nativo. Si Venus está afligido en la casa undécima, se
ha visto muy a menudo que la persona atrae amigos que se imponen sobre ella y
la usan para sus propios fines y objetos, y una vez que han hecho uso de ella
hasta la máxima extensión y no pueden conseguir reportarse más beneficios
mediante su influencia, la abandonan.

Venus en la casa duodécima, si está bien aspectado indica que la
persona se beneficiará con las cosas significadas por esta casa, es decir, en
ocupaciones relacionadas con hospitales, institutos de caridad, prisiones o por
trabajos de laboratorios químicos o mediante alguna ocupación donde no se
ponga en contacto con el público. Favorece también el estudio y la práctica del
ocultismo y da tendencia a realizar negocios secretos o clandestinos de amor que
probablemente transcurrirán en forma buena si Venus está bien aspectado; pero si
este planeta es débil por signo o afligido en la casa duodécima, causará grandes
disgustos mediante celos, divorcios, escándalos o enfermedades, lo cual le llevará
a verse recluido debido a la indulgencia excesiva de sus pasiones, especialmente
si Venus está en Escorpio, el cual gobierna los órganos generadores, o en Tauro,
que da el mismo efecto por acción refleja toda vez que esto significa abuso propio
de la clase de vicios solitarios.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario