humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

jueves, 24 de junio de 2010

SATURNO EN LAS DOCE CASAS




SATURNO EN LAS DOCE CASAS
pág. 134

Saturno en la primera casa, y bien aspectado, es un signo afortunado,
pues no importa del modo en que una persona pueda estar estorbada al empezar
su vida; el éxito final está asegurado por medio de la paciencia, persistencia,
dominio de sí mismo y enfrenamiento de la persona por medio de un bien
aspectado Saturno. Tal persona tiene una maravillosa capacidad para trabajar,
nunca parece causarse y nunca abandona un asunto a pesar de los obstáculos.
Tienen una confianza infinita en sí mismos y en su habilidad para realizar todo
aquello que toman entre manos y, por lo tanto, vencen finalmente. Pero cuando
Saturno es débil y afligido en la casa primera hace a la persona tímida y adversa
para ocupar puestos de responsabilidad propia, de temperamento suspicaz,
reservada y desconfiada de las demás personas, con una disposición melancólica
e inclinada a buscar la soledad. Tales personas son generalmente repelidas por
los otros e inclinadas al dolor, a los disgustos, a las adversidades y en general a
tedas las molestias de la vida. Éste es también un signo adverso para la salud,
especialmente en los primeros años, sufriendo de heridas en la cabeza, de
resfriados, y si Escorpio está saliendo, de estreñimiento; en Leo, de circulación
pobre; en Cáncer, produce digestiones difíciles; en Libra, obstrucción de los
riñones, cálculos renales y otras dificultades urinarias y de este modo en los
demás signos.

Saturno en la segunda casa, cuando está bien aspectado y especialmente
en su signo de exaltación, Libra, trae dinero por medio de herencias y la habilidad
para aumentarlas por medio de su carácter económico, por inversiones
conservadoras y cuidadosas y por otros métodos semejantes. Algunos de los
financieros más ricos del mundo tienen a Saturno en esta posición. Estas
personas obtienen el dinero con el que empiezan por medio de sus antepasados
indicados por Saturno y por el rayo saturnino en esta casa de la cual deriva la
capacidad para los negocios y los métodos de previsión que capacitan a estas
personas no solamente para mantener lo propio como hacen mucho cuyas
riquezas vienen por medio de Saturno, sino también para aumentar las
propiedades heredadas. Si Saturno es débil o afligido, por lo contrario; es seguro
que la vida será pasada en la pobreza.

Saturno en la casa tercera, cuando está bien aspectado, da una mente
seria, sobria y pensativa, capaz de concentración y de asimilarse las ciencias más
profundas y otras especulaciones serias de la vida. Da tacto, diplomacia, justicia,
honradez y todas las otras virtudes saturninas de la mente.
Cuando Saturno está afligido en la casa tercera indica disgustos con los
hermanos, peligros al viajar, contradicciones y disgustos para obtener una
educación. También llena la mente de pensamientos melancólicos, de
preocupaciones y de desalientos en general.

Saturno en la casa cuarta, bien aspectado, indica ganancias por medio de
herencias, así como éxito de inversiones y en las administraciones de casa y
tierras agrícolas o propiedades mineras mediante su administración cuidadosa y
económica. El éxito aumenta conforme la vida avanza.
Cuando Saturno está afligido en la casa cuarta significa la muerte
prematura de uno de los padres, desarmonía y disgustos en el hogar, pérdidas de
propiedades y la pobreza consiguiente. Esta posición, tanto bien aspectada como
mal, hace de la persona un recluso en los últimos años de la vida.

Saturno en la casa quinta, cuando está bien aspectado por el Sol o
Júpiter, será bueno para especular en las cosas regidas por Saturno: casas,
tierras y minas. Esta posición y sus aspectos darán también a la persona la
oportunidad de ser elegida para desempeñar un cargo público, especialmente en
asuntos relacionados con la educación. Si Saturno está afligido en la casa quinta
indica disgustos, contrariedades y demoras en sus relaciones, particularmente
durante los primeros años, o bien que sus afecciones están centradas sobre
alguno que es mucho más viejo que el nativo cuyo horóscopo se está juzgando.
Estas posiciones disminuyen el número de los hijos e indican probablemente la
muerte de aquéllos que han nacido, así como que los mismos traerán al nativo
una gran cantidad de sufrimiento.

Saturno en la casa sexta, cuando está bien aspectado, da a la persona la
habilidad de manejar a sus empleados y a los trabajadores en general de la
manera más eficaz, porque aunque tales personas son pacíficas y sumisas son al
mismo tiempos firmes y serias. Siempre tienen algún recurso a mano por medio
del cual los empleados les respetan y les impulsan a obedecer sin réplica sus
mandatos y sin causar en ellos resentimientos que podrían estar manifestados por
un jactancioso y abusivo Marte.
Cuando Saturno está afligido en la casa sexta indica que el nativo sufrirá
muchas enfermedades en la vida y si está en un signo débil, como Virgo, la
persona está en peligro de llegar a ser un inválido crónico, porque una vez que el
nativo está bajo la férula de la enfermedad las fuerzas recuperativas son tan
pobres que es casi imposible alcanzar el restablecimiento.
La naturaleza de la enfermedad depende principalmente en el signo que
está sobre la cúspide de la casa sexta o sobre la duodécima, pero generalmente
se presentan muchas complicaciones por este aspecto en tales personas.
También a una persona con un Saturno afligido en la casa sexta se le hace
casi imposible el conseguir una colocación y es evidente que estas personas
tendrán una vida azarosa, viéndose imposibilitadas de ganarse un medio de vida
cuando por su fortaleza física lo pueden hacer.

Saturno en la casa séptima, cuando está bien aspectado, denota un
compañero de matrimonio dotado de las saturninas virtudes de castidad y
discreción, tacto y discernimiento, prudencia y economía, que son de la mayor
ayuda para que la persona pueda amasar sus fortunas tanto sociales como
financieras. Ésta es una posición muy afortunada, salvo por hecho de que Saturno
en la casa séptima, tanto bien como mal aspectado, indica la muerte prematura
del compañero de matrimonio.
Un Saturno afligido en la casa séptima denota un compañero frío,
melancólico, desagradable y triste que es siempre obstructivo y refrenador para la
persona. “No”, es la palabra más frecuente en sus lenguas. Esta posición da
también inconvenientes y pérdidas por medio de litigios, y las personas con estos
aspectos no deben ir nunca a someter sus asuntos a los jueces o entrar en
compañía de negocios porque están siempre propensas a ser traicionadas.

Saturno en la casa octava, cuando está bien aspectado o colocado en
cualquiera de sus signos propios, Capricornio o Libra, gana por el matrimonio o
por herencia con la habilidad de buena administración de cualquier medio de
riqueza que adquiera de este modo. Es también un signo que denota larga vida y
la muerte por causa natural, pero si Saturno está afligido en la casa octava o débil
por signo, especialmente en Aries o Cáncer, los asuntos financieros de la persona
serán decididamente peores después del matrimonio y puede esperarse una
debilidad crónica.

Saturno en la casa novena, cuando está bien aspectado, proporciona una
mente profunda, seria y pensativa, con la habilidad e inclinación para el estudio de
leyes, ciencias y filosofías, tanto físicas como metafísicas. Es una posición
espléndida para presidente de una corporación o colegio, para un juez o un
sacerdote. Semejantes personas siempre sobresalen en el mundo y la dirección
en que accionen depende naturalmente de la naturaleza de los aspectos y las
líneas de esfuerzo elegidas por la persona.
Cuando Saturno está afligido en la casa novena hace a la persona
sarcástica, criticona, fanática y de ideas estrechas; también da tendencia a
sufrimientos y pérdidas por medio de litigios, peligros en los viajes y disgustos en
tierras extranjeras.

Saturno en la casa décima muestra un espíritu ambicioso y fuertemente
confiado en sí mismo con la paciencia y perseverancia que marca a la persona
que está destinada a sobresalir en la vida. Es el signo del hombre que se hace a sí
mismo elevado por medio de sus virtudes saturninas de fortaleza, tacto, previsión,
honradez y aplicación sistemática a los negocios. Tales personas están
destinadas a hacerse capitanes de industrias, presidentes de bancos o ocupar
altas posiciones que llevan consigo gran responsabilidad.
Cuando Saturno está afligido o debilitado por signo da de todos modos a la
persona qué lo tiene en la casa décima capacidad para elevarse, pero cuando
consigue él sobresalir es mediante métodos y negocios muy discutibles o
fraudulentos, que al final le llevan a la caída, a la deshonra y al escándalo. Se dice
que Napoleón tenía a Saturno en la casa décima.

Saturno en la casa undécima, cuando está bien aspectado, proporciona
amigos entre la gente de edad rica que serán de gran beneficio para el nativo con
objeto de ayudarle a realizar sus esperanzas, deseos y ambiciones; pero cuando
Saturno está afligido entonces el nativo debe tener en cuenta no buscar amigos
más viejos que él, porque éstos se esforzarán siempre en servirse de él como de
un elemento para sus fines personales y abandonarle cuando vean que no puede
proporcionales más beneficios.

Saturno en la casa duodécima da al nativo una vida recluida en una
ocupación donde la persona no se pone en contacto con el público en general.
Cuando está bien aspectado es bueno para tener éxito en empleos oficiales o en
instituciones públicas tales como asilos, hospitales o prisiones. Cuando está
afligido hay el peligro de verse recluido en la cama por machos años, aprisionado,
o de verse empleado en posiciones obscuras.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario