humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

viernes, 26 de agosto de 2011

El Pensamiento Occidental y el Pensamiento Oriental




The Rosicrucian Fellowship

Folleto Nº 16

El Pensamiento Occidental y el Pensamiento Oriental

Cada vez se está haciendo más evidenl'e de que la tradicioncd ortodoxia religiosa ya está perdiendo su capacidad de llegar a la gente, debido al énfasis preponderante que pone en el credo, en el dogma y en la jerarquía. No hay duda que cada vez disminuye su participación en problemas o temas de actualidad.

Este comportamiento no causa sorpresa, considerando los enormes trastornos actuales de alcance global y los adelantos en la evolución que han sido pro- fetizados para toda la humanidad y que deben cumplirse en la Era Acuariana. A pesar de que esta Era todavía está distante algunos cientos de aiíos, sus influencias cósmicas ya se pueden sentir y Egos sensibles sienten la necesidad del cambio consecuente hcicia princi- pios religiosos y filosóficos con reglas de conducta más afines y apropiadas que aquellas que generalmente se han aceptado hasta ahora.

Estudiantes de la Filosofia Rosacruz creen que las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental, o Cristianismo Esotérico, han sido especialmente preparadas por Adeptos altamente evolucionados, los Hermanos Rosacruz, para satisfacer las necesidades espirituales de aquellos Egos, quienes están en condiciones de prescinclir de la influencia separatista clo los Espíritus de Raza, y que estas enseñanzas van a constituir la religión dominante de la Era Acuariana. Ellos creen también, de que bajo la dirección de los Angeles del Destino, cada Ego nace en la religión para la cual está calificado y de la cual necesita expe- riencias. En cuanto el Ego está preparado para conceptos espirituales más a- vanzados, éstos serán puestos a su alcance. Finalmente cree el estudiante Rosacruz que el Cristianismo es la religión del mundo occidental y que la práctica de ejercicios religiosos orientales es peligrosa para Egos que viven en vehículos occidentales, que son constituidos de diferente manera.

Tomando en cuenta esas razones tenemos que lamentar la creciente tendencia actual de muchos occidentales, de asociarse a las prácticas de distintas formas de misticismo oriental a pesar de que entendemos bien todo el anhelo y la necesidad de buscar una religión apropiada que les satisfaga más. Es obvio que muchas religiones orientales enseñan el renacimiento (o reencarnación), el vegetarianismo, la meditación y ciertos modales de conducta personal que parecen elevar a sus practicantes encima del materialismo y la aceleración que dominan este mundo, y en este sentido las vuelven más "espirituales". Pero lo que a primera vista parecen ser principios similares a la Sabiduría Filosófica Occidental, están sin embargo frecuentemente en completo desacuerdo con aquellas enseñanzas que se promulgan en un contexto totalmente diferente.

Tal vez la más notable diferencia es, que las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental parten del principio de hacer al estudiante completamente independiente, de enseñarle a tomar sus propias decisiones dentro del sistema de las leyes naturales universales, bajo de las cuales todos actuamos. El instructor de la Escuela de la Sabiduría Occidental da estímulo y guía, pero permite y espera del estudiante que desarrolle el sentido de responsabilidad, independencia de su libre albedrío y un alto grado de discernimiento. Los Maestros Orientales dan una orden y esperan de los estudiantes que la obedezcan sin discu- tirla. El Ego Occidental que se expone a depender de un Maestro Oriental, re- trocede en vez de progresar, cuando debiera estar desarrollando su propia iniciativa y autodominio positivo.

Otra diferencia entre las Enseñanzas Rosacruces y las Orientales es, que los primeros están basados en el princi pio de que el servicio amoroso y desinteresado hacia el prójimo es el camino más eficaz de la realización espiri- tual. Responsabilidad hacia los que nos rodean y el desarrollo de compasión en su verdadero sentido cristiano de la palabra es la esencia de lo que se espera de un estudiante Rosacruz. Naturalmente hay varios ejercicios entre los cuales están comprendidos la oración científica, la meditación, la contemplación y la adoración del Ser Supremo, que forman parte de las Enseiíanzas, como también la practica diaria de retrospección y la concentración son obligaciones aceptadas por todos los Probacionistas. Sin embargo, con la sola practica de estos ejercicios, el aspirante no va obtener la satisfacción espiritual, el conocimiento, el entendimiento y la elevación anhelados. Tienen que ir acompañados y reemplazados con el auto-sacrificio en servicio activo para la humanidad. "El servicio amoroso y desinteresado es el camino mas corto, mas seguro y mas alegre hacia Dios". Este precepto es uno de los mayores,de las Enseñanzas de la Sabiduría Occidental.

Al estudiante se le aconseja que no trate de retirarse permanentemente de la sociedad, o que abandone a su familia y otras obligaciones con el mero fin de concentrarse en "actividades espirituales".

Las religiones Orientales en cambio, sin negar naturalmente el principio del servicio, ponen mucho más énfasis en el logro espiritual a través de la meditación, y si es posible, en el retiro del mundo. En algunas circunstancias se considera como una honrosa y envidiable situación la existencia de un "Santo", que vive como ermitaño, depen- diente de la caridad de la gente, y pasa el mayor tiempo posible en ejercicios contemplativos. Dentro del concepto religioso Oriental, se acepta generalmente, que la persona se perfecciona espiritualmente cuando logra alejarse por completo de los asuntos mundanos y de todas las consideraciones materiales. Obviamente este procedimiento no es práctico en el sentido material ni en el espiritual, porque precisamente el reconocer los sufrimientos y necesidades universales debe provocar en el Ego Oc- cidental un deseo urgente de querer participar en el ofrecimiento de alivio y consuelo.

Si bien es cierto que las Enseñanzas Orientales incluyen la doctrina del Karma, del destino, o la Ley de Causa Y Efecto, el Cristianismo en cambio permite que estos principios satisfagan mejor las actuales necesidades humanas, afirmando además la doctrina del perdón de los pecados. El estado de gracia -o la ley moderada con amor- desconocido en religiones Orientales, puede ser alcanzado dentro del concepto cristiano, después de un acto de since- ro arrepentimiento, reparación y enmienda de sus pecados. Si purgamos así el pecado ya no hay necesidad de pagar tales faltas.

Finalmente las religiones Orientales son religiones raciales, bajo las cuales se mantiene la separación de pueblos y naciones. La religión Cristiana que abraza y comprende todo, aboga por la verdadera fraternidad universal. Según las Enseñanzas Esotéricas Occidentales, Cristo vino para que los pueblos puedan ser separados en individuos, los cuales se juntarán a su debido tiempo en el amor y unidad universal: esto indudablemente es un estado más elevado que cualquier otro alcanzado hasta ahora por los hombres o contemplado por las filosofías Orientales. La meta del verdadero Cristianismo será entonces alcanzada, y es con este propósito que en todas partes están trabajan- do los egos adelantados, conforme se acerca la Edad Acuariana.

Por las razones expuestas parece claro, que la gente joven, del mundo Occidental, quienes están más y más imbuidos con la conciencia Acuariana - Uraniana, estarán mal aconsejadas si busca en la filosofía Oriental las contestaciones a sus inquietudes espirituales. Las Enseiíanzas de la Sabiduría Occidental ofrecen contestaciones lógicas y satisfactorias a preguntas sobre los misterios de la vida y del ser, como también instrucción segura para guiar esta gente joven en el sendero del avance espiritual y evolutivo para el cual es muy capaz, y le ayuda a prestar este servicio a la humanidad, que desean realizarlo con ansiedad, a través de los medios más eficientes y constructivos.

Ciertamente que estimulamos el intercambio de ideas y el creciente entendimiento mutuo entre toda la gente de cualquier creencia. Sin embargo, creemos que es un imperativo poner de relieve repetidas veces la máxima oculta de que las Enseñanzas Orientales son destinadas únicamente para Egos nativos de esa región del mundo, mientras las Enseñanzas Occidentales, con sus preceptos y prácticas Cristianas esotéricas, han sido consagradas especialmente para los Egos nacidos en el mundo Occidental. En el concepto Rosacruz del Cosmos se nos dice- "La enseñanza cristiana del Nuevo Testamento pertenece particularmente a las razas pioneras del Mundo Occidental. Se la ha implantado especialmente entre la gente de los Estados Unidos, porque el objeto de la nueva Raza de la Sexta Epoca es la unificación de todas las razas, ya que los Estados Unidos está convirtiéndose en el crisol, donde se amalgamarán todas las naciones de la tierra, y de esta mezcla saldrá principalmente el núcleo del próximo "pueblo escogido".

De todas maneras, mantengamos abiertos los medios de comunicación entre los representantes de todos los credos y de todas las naciones, porque sólo así podremos lograr el entendimiento mutuo que debe preceder a la fraternidad universal. Pero al mismo tiempo debemos recordar que no sirve para un propósito provechoso y más bien es des- tructivo para aquellos miembros de la raza humana que están pronto a liberarse de los Espíritus de Raza y que se dedican a prácticas y credos apropia. dos para el desarrollo de aquellos que todavía necesita la guía de los Espíritus de Raza, a pesar de que es loable e importante entender, simpatizar y tra- tar de ayudar a aquellos Egos que to- davía no pueden responder al Rayo Crístico.

Cuando el sol entre Por Precesión en la constelación de Acuario, se eliminará el resto de la humedad y serán más intensas las vibraciones visuales que se trasmitan más fácilmente en una atmósfera seca y etérica; así van a ser las condiciones particularmente conducentes para producir esta ligera amplicición de nuestra vista actual, que es necesaria para abrir nuestros ojos a la región etérea.

Max Heindel

* * *




*

jueves, 11 de agosto de 2011

"El Emblema Rosacruz“





The Rosicrucian Fellowship

Folleto Nº 17


"El Emblema Rosacruz“

Los símbolos divinos que han sido dados a la humanidad de tiempo en tiempo, hablan a ese tribunal de la verdad que está dentro de nuestros corazones y despiertan nuestra conciencia a ideas divinas completamente más allá de las palabras. Por lo tanto, el simbolismo, que ha jugado una parte tan importante en nuestra evolución pasada, es todavía una necesidad primordial para nuestro desarrollo espiritual; de aquí la conveniencia de estudiarlo con nuestros intelectos y nuestros corazones." - Max Heindel.

El Emblema de la Fraternidad Rosacruz es uno de estos divinos símbolos. Desde el tiempo de Cristo la verdadera Escuela de Misterios Occidental (La de los Rosacruces) ha tenido como emblema las rosas rojas (emblemáticas de la purificación de la naturaleza de deseo) sobre la cruz (materialidad), la estrella dorada de cinco puntas (mostrando que el Cristo nace dentro del discípulo e irradia desde las cinco puntas que representan la cabeza y los cuatro miembros del cuerpo), y el fondo azul (emblemático del Padre).

Contemplado en su plenitud, este maravilloso símbolo contiene la clave de la evolución pasada del hombre, su presente constitución y su desarrollo futuro, junto con el método de desarrollo espiritual. En la forma en la que se representa con una rosa única en el centro, simboliza el interno Espíritu Humano irradiando de sí mismo los cuatro vehículos: los cuerpos denso, vital y de deseos, más la mente.

Pero hubo un tiempo en el que no teníamos esta condición, una época en la cual el triple Espíritu flotaba sobre sus vehículos y estaba incapacitado para entrar en ellos. Entonces la cruz se levantaba sola, sin una sola rosa, simbolizando la condición que prelacía en el primer tercio de Atlantis. Hubo aún un tiempo en el que faltó el madero superior de la cruz, y la constitución del hombre fue representada por la letra Tau (T). Eso fue en la época Lemúrica, cuando tengamos ْúnicamente los cuerpos denso, vital y de deseos. Los colores representan a Dios en manifestación: unión en la trinidad. Entonces la naturaleza animal era dominante. El hombre seguía el deseo sin reservas.

En una época todavía más primitiva, en la Época Hiperbórea, él carecía del cuerpo de deseos y poseía únicamente los cuerpos denso y vital. El hombre en formación era como las plantas, casto y sin deseos. En ese tiempo su constitución no podía haber sido representada por medio de una cruz. Fue simbolizada por una vara recta, un pilar (I).

Contemplando el Emblema tal como es hoy, notamos que el madero inferior de la cruz (que simboliza la materia), indica la planta con su raíz en suelo químico-mineral. Los Espíritus-Grupo de las plantas están en el centro de la tierra, en la región del Pensamiento Concreto. De esos Espíritus-Grupo emanan corrientes en todas direcciones hacia la periferia de la Tierra, pasando hacia afuera a lo largo de la planta o árbol.

El madero superior de la cruz representa al hombre; él es la planta invertida. La planta toma su alimento a través de la raíz; el hombre lo toma a través de la cabeza. La planta está sostenida por las corrientes espirituales de los Espíritus-Grupo en el centro de la tierra, que penetran en ella por vía de la raíz. La más elevada influencia espiritual viene al hombre desde el sol, el cual envía sus rayos a través de، hombre de la cabeza a los pies. La planta inhala el venenoso bióxido de carbono exhalado por el hombre, y exhala el vivificante oxigeno usado por él.

El animal, simbolizado por el madero horizontal de la cruz, está entre la planta y el hombre. Su espina dorsal esta en posición horizontal, y a través de ella pasan las corrientes del Espíritu-Grupo animal de la especie correspondiente, las cuales circundan la Tierra.

El reino mineral no está representado porque no tiene cuerpo vital individual y de aquí que no pueda ser el vehículo de corrientes pertenecientes a los reinos superiores.

Con el tiempo la presente forma pasional de generación será de nuevo reemplazada por un método puro y más eficiente que el actual, y eso también está simbolizado en la Rosa Cruz, en donde la rosa está colocada en el centro, entre los cuatro brazos. El madero largo representa el cuerpo; los dos horizontales los dos brazos, y el madero corto superior, la cabeza. En el lugar de la laringe está la rosa.

Son siete rosas que adornan nuestro Emblema, y la estrella radiante de cinco puntas que está detrás de él, son emblemáticas de las doce Grandes Jerarquías Creadoras, que han ayudado al espíritu humano evolucionante a través de condiciones previas como mineral, planta y animal, cuando estaba desprovisto de conciencia y era incapaz de cuidar de sí mismo en el más leve grado. De estas doce huestes de Grandes Seres, tres clases trabajaron sobre y con el hombre, de su propia voluntad y sin ninguna obligación. Estas están simbolizadas por las tres puntas de la estrella que se dirigen hacia. Dos más de las Grandes Jerarquías están a punto de liberarse, y están representadas por las dos puntas de la estrella que irradian hacia abajo desde el centro.

Las siete rosas revelan el hecho de que hay todavía siete Grandes Jerarquías Creadoras activas en el desarrollo de los seres que están evolucionando sobre la Tierra, y como todas estas varias clases no son sino partes del único Gran Todo que llamamos Dios, todo el Emblema es un símbolo de Dios en manifestación.

El color rojo de las rosas de la guirnalda, que representa la tierna vida evolucionante que sube a más grandes y más grandes alturas, indica las actividades del Espíritu Santo de Dios en la Naturaleza. La analogía humana es el misterio de la sangre purificada. La sangre es el vehículo del control egoَico del cuerpo físico. El Ego controla el cuerpo por medio del calor de la sangre. En el proceso del recto vivir, las vibraciones de la sangre son elevados armoniosamente, la sangre purificada de animalismo y convertida en el tipo de la Sangre de Cristo. Ese es uno de los procesos del Cristo en nosotros. Una de las evidencias de esta condición es que el cuerpo se hace un instrumento más sensitivo y obediente del Espíritu. El veneno de la mordedura de una venenosa serpiente puede ser vencido y eliminado por medio del fuego puro de la sangre de elevadas vibraciones, como se afirma en la Biblia.

Las siete rosas rojas pueden también en cierto sentido ser correlacionadas con la glándulas endocrinas, íntimamente conectadas con el desarrollo oculto de la humanidad. Cuatro de éstas están relacionadas con la personalidad: la glándula timo, regida por Venus; el bazo, regido por Júpiter. El cuerpo pituitario, regido por Urano, y la glándula pineal, regida por Neptuno, están particularmente correlacionadas con el lado espiritual de nuestra naturaleza, y la tiroides, regida por Mercurio, forma el eslabón entre las dos.

Como aspirantes espirituales recibimos de nuestro Emblema el alto ideal de hacer que las rosas sobre nuestra cruz broten y florezcan - esto es, desarrollar los latentes del triple Espíritu por medio de las activas experiencias aquí en el mundo material. El triple Espíritu, por medio de la mente, gobierna un cuerpo triple, el cual emanó de sí mismo para obtener experiencia. Este triple cuerpo es transmutado por el Espíritu en una triple alma, de la cual se nutre a sí mismo desde la impotencia a la omnipotencia.

Deben cultivarse ciertas facultades específicas si se quiere adquirir el desarrollo espiritual. Una de éstas es el discernimiento, facultad mediante la cual distinguimos lo no importante y lo no esencial, de lo importante y esencial, aprendiendo así que somos Espíritus, y que nuestros cuerpos son sólo lugares temporales de morada, instrumentos para usarse. El discernimiento genera el alma intelectual y da al hombre su Primer impulso hacia la vida superior.

la observación es otra facultad importante: el uso de los sentidos para obtener información con relación a los fenómenos que suceden a nuestro alrededor. La observación y la acción recta con relación a los impulsos externos genera el alma Consciente.

La devoción a elevados ideales es también necesaria, porque actúa como un freno sobre los instintos animales y desarrolla el alma emocional.

Siguiendo el Sendero revelado a nosotros por nuestro Emblema, desarrollamos los poderes de Dios Mismo - nos hacemos capaces de hacer las cosa indicadas por Cristo Jesús cuando dijo: "El que en mí cree, las obras que yo hago también él las hará y mayores que éstas hará" (Juan 14:12). Entre los es que El poderes que el poseía, como lo sabemos por Sus Obras, estaban la clarividencia, la clarividencia, la profecía, la enseñanza, la curación, el lanzamiento de los demonios y el control de los elementos. Todos estos poderes pueden ser nuestros también, cuando vivamos de tal manera que hagamos que las rosas florezcan sobre nuestra cruz.

El alfa y el omega de nuestra aspiración espiritual sobre el Sendero del Logro, se puede decir que están simbolizados por la rosa blanca que usamos en nuestro Servicio de Curación. Simboliza el corazón de، Auxiliar Invisible, purificado, inofensivo, y libre de todos los deseos personales. En nuestra lucha diaria para conformar nuestras vidas al Plan Divino, estamos construyendo el cuerpo-alma, el cuerpo de luz en el cual nos funcionar como Auxiliares Invisibles.

Meditemos a menudo sobre nuestro Emblema, elevando nuestra consciencia en la contemplación de los elevados ideales puestos ante nosotros en este místico símbolo. Entonces el tribunal de la Verdad se establecerá dentro de nosotros y día tras día desarrollaremos la conciencia de la grandeza del plan de Dios y de Su amor por nosotros.

"Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo, y entrará, y saldrá, y hallará pastos." (Juan 10:9)


LABOR DE LAS ESCUELAS DE MISTERIOS

Antes de la presente edad material mística, cuando el hombre estaba en más íntimo contacto con el origen espiritual de todas las cosas, se prestaba atención a sus necesidades espirituales a través de las Escuelas de Misterios, A medida que el materialismo progresaba, las Escuelas de Misterios fueron haciéndose menos conspicuas, aunque continuaron siendo un factor muy poderoso en el esquema de la evolución. Hoy, cuando el nadir de la materialidad ha sido dejado atrás, existe renovada evidencia sobre la influencia de las Escuelas de Misterios a medida que sus contrapartes se hacen más y más activas en el progreso del mundo. La Fraternidad Rosacruz figura prodominantemente entre estas escuelas preparatorias y fue traída a la existencia por los Hermanos Mayores de la Rosa Cruz con el propósito de entrenar a la humanidad en un designio que habrá de volver a unir la religión, el arte y la ciencia.


La Orden Rosa Cruz es una de las Escuelas de Misterios, compuesta de seres de elevado desarrollo espiritual que llamamos Hermanos Mayores. La Fraternidad Rosacruz es la Escuela Preparatoria de esta Orden y está integrada por personas de Occidente que buscan una más lógica y satisfactoria explicación de los misterios de la vida y de، mundo que aquella que ofrecen las iglesias. La Orden es una Escuela Esotérica, que enseña sagradas verdades espirituales a los pioneros de la raza humana cuando estos se han capacitado para recibirlas viviendo una vida pura. La Fraternidad es una Escuela Esotérica, que da el entrenamiento preliminar en los misterios de la vida y del ser y admite a los aspirantes a la Escuela interna de más profundas enseñanzas espirituales.


* * *



*

martes, 2 de agosto de 2011

El proceso de Evolución


The Rosicrucian Fellowship
Folleto Nº 18

El proceso de Evolución

El conocimiento aplicado es la salvación contra la ignorancia. Aun los más sabios de entre nosotros tienen mucho que aprender y nadie, hasta ahora, ha alcanzado la perfección; ni nadie puede alcanzar la perfección en una corta vida. Observamos por todas partes en la Naturaleza que un despliegue lento y persistente produce un desarrollo más elevado de todo. Más que aprendemos sobre los métodos como trabaja la Naturaleza, el símbolo visible del invisible Dios, mejor estaremos capacitados para aprovechar las oportunidades que nos brinda para el crecimiento y poder - para la emancipación de la esclavitud, y la elevación para el dominio de nosotros mismos. Este proceso es Evolución.

Al comienzo de su evolución, el hombre consistía solamente de Espíritu y cuerpo; no tenia alma. Pero desde entonces, cada vida vivida en la Tierra, en la gran escuela de la experiencia, le ha dado más y más alma de acuerdo como ha aprovechado las oportunidades, así como las lecciones que ha aprendido de ellas. Esto queda demostrado en las diferentes gradaciones entre el salvaje y el santo, que vemos por todas partes. Todas las razas son productos de la evolución, cuyo único objetivo es la perfección. La expresión más alta en una vida, se convierte en la expresión más baja en la vida siguiente, y de esta manera subimos gradualmente la escalera de la evolución hacia la Divinidad. La humanidad en conjunto está progresando lentamente en este sendero, alcanzando paulatinamente niveles más altos de conciencia.

Una de las principales características de la evolución está en el hecho de que se manifiesta en períodos alternados de actividad y reposo. El activo verano es seguido por el reposo e inactivo invierno, y en cada estación hay un pequeÑo progreso para adelantar en el camino del tiempo. La actividad del día alterna con la quietud de la noche. La marea creciente es seguida por la marea menguante.

Así que, como todas las demás cosas se mueven en ciclos, la vida que se manifiesta aquí en la Tierra por unos pocos aÑos no debe ser considerada como terminada cuando llega la muerte. El nacimiento de este cuerpo es infinitamente lejos de nuestro final. Nuestros Espíritus son inmortales y los cuerpos físicos son los instrumentos que usamos durante esta vida terrestre para ayudarnos en nuestra evolución. Podemos tener la seguridad de que en cualquier posición que estemos colocados en la vida, rey o mendigo, rico o pobre, contiene las lecciones y experiencias necesarias en este momento para nuestra evolución y nos da la mejor ventaja posible para nuestro desarrollo. Tan seguro como el sol se levanta en la maÑana después de haberse puesto en la noche, así la vida que terminó por la muerte de un cuerpo será puesta otra vez en un vehículo nuevo en un medio ambiente diferente.

La evolución es la historia de la progresión del espíritu en el tiempo. Dondequiera en el Cielo y en la Tierra, todas las cosas van hacia adelante-hacia arriba, para siempre, y como vemos alrededor nuestro los variados fenómenos en el universo, nos damos cuenta que el camino de la evolución es una espiral. Cada espira de la espiral es un ciclo. Cada ciclo se fusiona en el siguiente, y como las espiras de la espiral son continuas, cada ciclo es el producto mejorado de los que lo preceden y el creador de aquellos estados más desarrollados que están por venir.

Pero el sendero de la evolución es una espiral cuando lo consideramos del lado físico solamente. Es una lemniscata, o sea una figura ocho, cuando es visto en sus fases físicas y espirituales. Los dos círculos de la lemniscata que convergen en un punto central, simbolizan el Espíritu inmortal, el Ego evolucionante. Uno de los círculos significa su vida en el mundo físico, desde el nacimiento hasta la muerte. Durante este lapso de tiempo siembra semillas con cada acto y debería cosechar una cierta cantidad de experiencia, si es que lecciones son extraídas de sus oportunidades. Entonces al final de esta vida el Ego se encontrará a la puerta de la muerte cargado con los frutos más ricos de la vida.

El otro ciclo de la lemniscata simboliza la estancia del Ego en los mundos invisibles que atraviesa durante el período de la muerte al nacimiento. Al tiempo que el Ego llega al punto central en la lemniscata que divide los mundos físicos de los espirituales, cuenta con una colección de facultades y talentos adquiridos en todas sus vidas previas, los que puede poner en uso o sepultar durante la experiencia de su próxima vida, de acuerdo a su parecer. Por otro lado, según el uso que hace de sus facultades adquiridas, depende la cantidad de crecimiento anímico que acumula en su próxima vida. Ya hemos vivido a través de una existencia similar al mineral, a la planta, y al animal antes de llegar a ser humanos, y más allá de nosotros se encuentran aun otras evoluciones donde nos acercaremos a lo Divino cada vez más.

El hombre avanza por sacrificio solamente. Pocos se dan cuenta que cuando subimos en la escala de la evolución, lo estamos haciendo pisoteando los cuerpos de nuestros hermanos más débiles. Consciente o inconscientemente los aplastamos y los usamos a fin de obtener nuestros propios fines. Este es un hecho concerniente a todos los Reinos de la Naturaleza. Cuando una oleada de vida ha descendido a su punto más bajo en la involución y se ha incrustado en forma mineral, es atrapada inmediatamente por otra oleada de vida ligeramente superior que toma los desintegrantes cristales minerales, los adapta a sus propias necesidades en forma de cristaloides, y los asimila como parte de una forma vegetal.

En la iniciación Mística Cristiana, cuando el Cristo lavó los pies de Sus discípulos en la noche de la Ultima Cena, la explicación que fue dada es que, a menos que los minerales se descompongan y sean ofrecidos como incorporación para el reino vegetal, no tendríamos vegetación; asimismo, si el alimento vegetal no proporcionara sustancia para los animales, los seres del reino animal no podrían encontrar expresión, y así sucesivamente - lo más arriba siempre se alimenta de lo más abajo, y así como el Maestro lavó los pies a Sus discípulos, simbólicamente El realizó para ellos un servicio humilde, reconociendo el hecho que ellos sirvieron a El como peldaÑos para algo superior.

El mismo principio vale para toda evolución espiritual, porque si no hubieran alumnos en el peldaÑo inferior de la escalera del conocimiento y necesitando instrucción, no habría necesidad de un Maestro. Pero aquí hay una importante diferencia. El Maestro crece dando a sus alumnos y sirviéndoles, así como a todos, no importa cual sea la posición en la vida, crecen por medio del servicio. De los hombros de sus alumnos, el maestro sube a un peldaÑo más alto en la escalera del conocimiento, y por eso les debe una deuda de gratitud la cual es simbólicamente reconocida y liquidada con el lavado de los pies, un acto de servicio humilde para aquellos que Le sirvieron.

Bajo la guia benévola de las Grandes Inteligencias, estamos progresando constantemente, de vida en vida, bajo condiciones exactamente apropiadas a cada individuo, hasta que alcancemos con el tiempo una evolución más alta y lleguemos a ser superhombres. El ocultista cree que el propósito de la evolución es el desarrollo del hombre de un estático a un Dios dinámico - un creador. Para que él pueda convertirse en un Creador independiente y original, es necesario que su entrenamiento incluya suficiente libertad para el ejercicio de originalidad individual que diferencia la creación de la imitación. Mientras ciertas características de la forma vieja satisfagan los requisitos del progreso, son retenidas; pero en cada renacimiento la vida evolucionante aÑade mejoras originales tales como sean necesarias para su futura expresión. Los rezagados que fallaron en alcanzar los niveles necesarios para mantenerse en la cresta de la evolución, son abandonados. En el progreso de la evolución no hay parada. Progreso o retroceso es la Ley, y la forma que es incapaz de mejorías adicionales debe degenerar.

Los impulsos evolucionarios trabajan para alcanzar la perfección final para todos. Por consiguiente es razonable suponer que las exaltadas Inteligencias que tienen a su cargo nuestra evolución, usen cada medio disponible para hacer pasar salvo la mayor cantidad posible de entidades que tienen a su cargo. Cada vibración del universo es vida y toda vida ha brotado de un Dios. Por lo tanto, aunque todos seamos uno, sin embargo existen unos que se encuentran constantemente rezagados.

Durante esta presente fase de individualismo, que es el clímax de nuestra separatividad ilusionaria, toda la humanidad necesita ayuda extra, pero para los rezagados alguna ayuda especial adicional debe ser proporcionada. Dar esta ayuda especial fue la misión de Cristo. El dijo que El vino para buscar y salvar lo que estaba perdido. El abrió el camino de la Iniciación para todos aquellos que quieren buscarlo.

La evolución depende del crecimiento anímico, la transmutación de los cuerpos en alma, que debe ser realizada por los esfuerzos individuales del Espíritu en el hombre, el Ego, y a la final de la evolución tendrá poder de alma como fruto de su peregrinación a través de la materia. Será una Inteligencia Creadora.

Si cumplimos con nuestros deberes establecidos en la mejor forma posible de acuerdo a nuestras habilidades a través de toda nuestra vida, podemos estar seguros del ascenso en un tiempo futuro. Veremos con más claridad a través del velo del egoísmo cuando vivimos gustosamente la vida en la cual hemos sido colocados, porque los Angeles Archiveros no se equivocan. Ellos nos han puesto en el lugar donde se nos han dado las lecciones necesarias para prepararnos para una mayor esfera de utilidad.

Si tenemos dentro de nosotros suficiente amor para todas las cosas, no podemos hacer daÑo alguno, porque ese amor detuviera nuestra mano en toda acción, nuestra mente en todo pensamiento que pudiera herir a otro. Hasta ahora no hemos alcanzado todavía este nivel de conciencia. Si lo hubiéramos, no habría necesidad para nuestra existencia aquí, pero todos nosotros estamos buscando y avanzando hacia ese estado de gloriosa perfección. Es sorprendente cuan rápidamente puede avanzar un individuo de esta manera si es verdaderamente serio en sus esfuerzos, sin confiarse en su pobre personalidad únicamente, pero teniendo implícita fe que por el ejemplo y las enseÑanzas de Cristo, él podrá ser capaz para unirse con su Divinidad interna.

La evolución depende de la disolución de los cuerpos y la amalgamación del alma con el Espíritu. El alma es la quinta-esencia, el poder o la fuerza del cuerpo, y cuando un cuerpo ha sido llevado a la perfección a través de varios niveles, el alma es completamente liberada de ahí y es absorbida por uno de los tres aspectos del Espíritu que generó el cuerpo desde un comienzo.

El Alma Consciente será absorbida por el Espíritu Divino en la Séptima Revolución del Período de Júpiter.

El Alma Intelectual será absorbida por el Espíritu de Vida en la sexta Revolución del Período de Venus.

El Alma Emocional será absorbida por el Espíritu Humano en la quinta Revolución del Período de Vulcano.

Mientras desarrollamos este amor universal dentro de nosotros mismos, aprendemos a darnos cuenta cada vez más de que cada ser humano es un hijo del Creador y que a su debido tiempo avanzaremos a la perfección, tal como todos lo esperamos. No importa cuan bajo un hombre o una criatura pueda parecer, debemos recordar que hay una chispa Divina en el interior que lenta pero seguramente crecerá hasta que la gloria del Creador ilumine ese ser.

Las Jerarquías Divinas que han guiado a la humanidad en el sendero de la evolución desde el comienzo de nuestra carrera, siguen activas y trabajando con no-sotros desde sus mundos, y con la ayuda de ellos estaremos, con el pasar del tiempo, capaces de llevar a cabo la elevación en conjunto de la humanidad, alcanzando una realización individual de gloria e inmortalidad. Teniendo esta gran esperanza dentro de nosotros mismos, esta gran misión en el mundo, trabajemos más que nunca para convertirnos en mejores hombres y mujeres, a fin de que por nuestro ejemplo podamos despertar en otros el deseo de llevar una vida que traiga la liberación.


* * *



*