humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

sábado, 26 de junio de 2010

MARTE EN LAS DOCE CASAS



MARTE EN LAS DOCE CASAS
pág. 157

Marte en el Ascendente, o en la casa primera, cuando está bien
aspectado, tiene sobre la constitución la mejor de las influencias, especialmente si
está en alguno de los signos de fuego. Aries, Leo o Sagitario, o en el signo de su
exaltación, Capricornio; pero algunas veces, cuando un signo débil, como Cáncer,
está saliendo y los otros planetas están muy afligidos. Marte en el Ascendente
puede dar suficiente energía al cuerpo para pasar el período crítico de la infancia.
Esta posición da también energía, ambición, coraje, confianza propia y
determinación que son características excesivamente beneficiosas para vencer en
la batalla de la vida. Indican una persona emprendedora y práctica que no
desperdiciará ningún esfuerzo con objeto de tener éxito. Cuando Marte está
afligido en la casa primera, fortalece, no obstante, la constitución y da fuerza
muscular y resistencia, pero hace a tales personas precipitadas, impulsivas, tercas
y temerarias. De este modo olvidan las precauciones ordinarias para preservar su
salud y se ven sujetas a fiebres y a otras afecciones y pérdidas de sangre por
lesiones de magnitud diferente; a un peligro por el fuego, tales como quemaduras,
escaldamientos, con arreglo a la naturaleza del planeta afluente. En este respecto
el Sol es generalmente productor de fiebres y de inflamaciones. Júpiter da una
inclinación a sufrir roturas de huesos por accidente en un ferrocarril o por troncos
que caen; Urano y Saturno a caídas y quemaduras, y Venus a enfermedades
causadas por tener indulgencia con la naturaleza pasional.

Marte en la casa segunda, cuando está bien aspectado, hace a la
naturaleza liberal y generosa en relaciones financieras con los demás. El nativo
tiene una capacidad para ganar dinero espléndida, y conseguirá los mayores
éxitos financieros en aquellos negocios de naturaleza marciana que envuelven el
uso del fuego, herramientas de hierro o maquinaria. Es también una indicación
para ganar dinero mediante el matrimonio o legados, pero aunque el dinero viene
fácilmente y de prisa, estas personas no acumularán suficiente riqueza debido a
que son muy generosas y amigas del confort y de los placeres. Cuando Marte está
afligido en la segunda casa el dinero vendrá tan rápidamente como cuando está
bajo la influencia de los buenos aspectos en algunas ocasiones, pero en otras los
malos aspectos hacen a la persona excesivamente extravagante e inclinada a
hacer inversiones en asuntos financieros aventurados, con el resultado inevitable
de que seguirán pérdidas grandes y que la persona pueda hallarse en el mundo
sin un céntimo. Puede presentarse alguna competencia en algún momento y
gastar muchas horas de su vida en ella. Estas personas nunca ceden, sin
embargo, y una vez que han sufrido un desastre financiero empezarán
inmediatamente a edificar su bienestar sobre las ruinas del antiguo estado.
Generalmente estas personas suelen tener éxito alguna vez después, pero como
nunca aprenderán a ser más cuidadosas, y menos extravagantes, de aquí que
siempre estén expuestas a sufrir naufragios financieros.

Marte en la tercera casa, cuando está bien aspectado, hace a la persona
astuta, brillante y alerta, amiga de las controversias, lista en la réplica, ingeniosa,
inventiva y con muchos recursos, así como con iniciativa suficiente y capacidad
constructora. Pero cuando Marte está afligido en la casa tercera da propensión a
sufrir accidentes en los viajes cortos y una naturaleza amiga de las disputas y
especialmente propensa a sufrir disgustos con los hermanos y vecindario. Estas
personas son muy criticonas de aquéllas con quienes se ponen en contacta y
generalmente por esta razón son temidas y se las evita en lo posible.

Marte en la casa cuarta, cuando está bien aspectado da una constitución
fuerte, la cual es mantenida en un buen estado aun en edad avanzada; las
facultades digestivas son buenas especialmente, de aquí que, por regla general,
disfrute de buena salud y robustez. Esta posición hace al nativo excesivamente
agresivo en sus esfuerzos para “amueblar su nido” y para acumular propiedades
para la edad avanzada y para un día ruinoso. Hay también indicios de que reciba
legados de sus padres. Ésta es una posición muy afortunada, especialmente si
Marte está en Aries, Leo o Capricornio, pero si Marte es débil, como en Cáncer o
Piscis, y afligido por cuadratura u oposición, las dificultades digestivas o la
disipación minarán la vitalidad y la persona se hará cada día de su vida más amiga
de las disputas y más desagradable. Será también propensa a sufrir accidentes
por incendios en su casa, así como de fiebres y enfermedades inflamatorias. Las
personas con Marte en esta posición deben abandonar su lugar nativo tan
rápidamente como les sea posible, pues esto aliviará la posición adversa en
alguna medida.

Marte en la casa quinta, cuando está bien aspectado, da una naturaleza
ardiente y demostrativa en sus amores. Hace a la persona amiga de los ejercicios
atléticos, de los deportes y del ejercicio muscular; un hombre limpio de naturaleza
dominante, muy admirado por el sexo opuesto, o una mujer que es realmente una
compañera inseparable. Estas personas hacen unos guardianes excelentes y son
muy amadas por aquellos puestos bajo su custodia, así como cuando ejercen el
cargo de profesores o mejor aún, como inspectores de los colegios, porque se
prestan mucho mejor a dirigir que a obedecer. Pero cuando Marte está afligido en
la casa quinta hace a la persona muy voluble en sus afectos. Abandonará un amor
para tomar otro y aun antes de romper con aquél; persona que no cesará de
cortejar y como consecuencia de esto estará propensa a encontrarse con muchos
disgustos y desengaños. Una sobreindulgencia de su naturaleza amorosa será
posible que aniquile la vitalidad y le cree unas condiciones físicas peligrosas. En el
horóscopo de la mujer este aspecto envuelve un grave peligro o dificultad en el
parto. Indica también peligros de la muerte de un hijo en el horóscopo de cualquier
sexo. Las personas con Marte afligido en la casa quinta se hallan también
expuestas a pérdidas por medio de juegos y especulaciones en el mercado de
diverso género.

Marte en la casa sexta, cuando está bien aspectado, produce un
trabajador rápido y enérgico; personas que son propensas a elevarse a una
posición sobresaliente cuando trabajan a las órdenes de algún otro, y cuanto más
importante sea la firma que lo ocupe, tanto mejor será para el nativo. Pero estas
personas no deben intentar tener negocios propios, porque las personas con
Marte en la casa sexta tienen más éxito cuando sirven o trabajan para algún otro.
Esta posición aumenta también la vitalidad y si las personas se viesen sufriendo
alguna enfermedad debido a otras configuraciones planetarias del horóscopo, la
dinámica energía y fuerza recuperadora de Marte pronto quemará y eliminará los
venenos del cuerpo, con un restablecimiento rápido y quedando mejor de salud
que antes. Pero si Marte está afligido en la casa sexta hay una propensión a
disgustos y luchas con otros compañeros de empleo o con los patronos, y si el
nativo se viera a sí mismo de patrono siempre estará envuelto en disgustos con
sus empleados, así como sujeto a pérdidas o robos y actos deshonestos de los
mismos. Estas personas despilfarrarán sus mercancías y no les interesarán sus
intereses. Un Marte afligido en la casa sexta da también propensiones a fiebres y
a enfermedades inflamatorias, peligro por quemaduras y escaldamientos, por tiros
y accidentes, relativos a su empleo.

Marte en la casa séptima, cuando está bien aspectado, proporciona un
compañero de matrimonio capaz, industrioso y activo, incansable en la promoción
del bienestar de su familia; una fuerte personalidad que debiendo gobernar lo hará
de manera bondadosa. Esto se aplica a los dos sexos, pues cuando se halla en el
horóscopo de un hombre, la compañera estará indicada por Marte en la casa
séptima y su esposa será de carácter masculino y querrá tomar las riendas del
gobierno de la casa en sus manos. Sin embargo, como Marte en la casa séptima
da una tendencia a una unión prematura, cuando ambos son plásticos, se
acomodarán a sí mismos a estas condiciones más fácilmente que si el matrimonio
se consumara a una edad más madura. Pero si Marte está afligido en la casa
séptima indica un accidente o muerte repentina para el compañero de matrimonio
que será de naturaleza dominadora, disputadora, y si uno de los signos acuáticos.
Cáncer, Escorpio o Piscis se halla en la cúspide, será también un borracho o un
aficionado al sexo opuesto. Esto último se aplica especialmente si Marte está
afligido en Escorpio. Entonces esta posición traerá también enfermedades
inflamatorias de los genitales o del recto.

Marte en la casa octava, cuando está bien aspectado, da beneficios
financieros por medio del compañero de matrimonio o por legados. En los
negocios es también bueno para la ganancia con los consocios, así como por
litigios o todas aquellas materias concernientes a la casa octava. Pero cuando
Marte está afligido en la casa octava, las condiciones financieras serán peores en
el matrimonio como consecuencia de las extravagancias del compañero. Los
negocios en compañía y los litigios deben ser evitados también, porque de lo
contrario es seguro que acarrearán pérdidas. Las personas con Marte en esta
posición no deben demorar el hacer su testamento porque la muerte generalmente
se presenta repentina e inesperadamente.

Marte en la casa novena, cuando está bien aspectado, da una visión de
los problemas de la vida liberal, amplia y progresiva. Las personas con Marte en
esta posición están propensas a afiliarse a alguna causa que tenga por objeto la
elevación social o espiritual de la humanidad en general y convertirse en
defensores entusiastas del culto determinado que ha conquistado sus simpatías.
Serán también amigas de una vida muelle y placentera, y se beneficiarán por
cambiar de un lugar a otro, especialmente por sus viajes en tierras extrañas.
Tienen una mentalidad clara, limpia y alerta y una habilidad especial para
presentar sus puntos de vista a los demás. Por lo tanto, hacen muy buenos
misioneros en cualquier línea de propaganda que tomen. Pero si Marte está
afligido en la casa novena, hace a las personas beatas y fanáticas en sus vistas.
Constantes energúmenos que disgustan a todos aquéllos a quienes tratan de
imponer sus ideas, tanto si son de naturaleza religiosa como ateos. Las personas
con un Marte afligido en esta casa nunca deben viajar, sino que deben
permanecer en su pueblo natal porque se verán siempre en peligro de sufrir
accidentes en sus viajes, y a pesar de lo mal que les vaya en su pueblo, no les irá
tan mal como en puntos extraños, porque en ellos encontrarán la peor acogida.

Marte en la casa décima, cuando está bien aspectado, es uno de los
mejores signos para el éxito en la vida, porque da una naturaleza entusiasta y
ambiciosa, con un fondo de energía inagotable, de modo que no importa la serie
de obstáculos que se pongan en su camino, pues estas personas se elevarán a lo
más alto. Da una naturaleza imperiosa, con gran capacidad ejecutiva, así que las
personas están bien capacitadas para manejar negocios y mandar a los demás.
Estas personas tienen más éxito en las ocupaciones marcianas en las que el
fuego, hierro o herramientas afiladas se usan de manera experta, bien por
ingenieros o maquinistas, sastres o cirujanos, etc. Cuando Marte está afligido en la
casa décima da la misma energía y ambición que los buenos aspectos, pero a la
persona le faltará discernimiento y se excederá a sí misma con el resultado de que
incurrirá en la enemistad de las otras personas que conseguirán verla caer y el
llevarla al deshonor ante sus convecinos. Así, pues, la vida estará llena de ludias,
desgracias y desengaños hasta que la persona haya aprendido a mantenerse en
los límites propios respecto a los derechos de los demás y a abandonar su actitud
autócrata y dominadora. Esta posición da también propensiones a sufrir
accidentes y escándalos.

Marte en la casa undécima hace a las personas caudillos en el círculo
social en que se desenvuelven, entusiastas en la persecución de los placeres y se
conquistarán muchos amigos entre las personas atléticas y de temperamento
marciano; da energía y entusiasmo para conquistar los deseos, esperanzas y
aspiraciones. Pero si Marte en la casa undécima está afligido hace a la persona
suspicaz y sensitiva acerca de sus amistades. con la consiguiente impopularidad y
es propensa a excederse en su sutil deseo de conseguir sus ambiciones en la
vida.

Marte en la casa duodécima, cuando está bien aspectado, puede traer a
la persona beneficios de las cosas denotadas por esta casa; prisiones, hospitales
e instituciones caritativas si está empleada en ellos en sentido bien de guardián o
de médico, o bien como administrador de una propiedad y también en un trabajo
de detective. Pero si Marte está afligido en la casa duodécima, la persona está
propensa a sufrir disgustos, dolores e inconvenientes durante toda la vida.
Incurrirá en la enemistad de las otras personas y puede verse confinada en una
cárcel o en un asilo de locos. Si Cáncer o Piscis están en la cúspide de la casa
duodécima. Marte conducirá al nativo a la bebida y a la disipación. Si Escorpio se
halla en la cúspide la vitalidad quedará exhausta como consecuencia del abuso de
sí mismo o del sexo. En cualquier caso Marte, afligido en la casa duodécima, hace
al nativo un proscripto social, a menos que haya algunos rasgos redentores en su
horóscopo.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario