humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Rosacruz Chajarí

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

jueves, 31 de diciembre de 2009

La experiencias beneficiosas del purgatorio

FILOSOFIA AVANZADA

LECCION VIII

LAS EXPERIENCIAS BENEFICIOSAS DEL PURGATORIO


No debemos alarmarnos al ver la palabra "purgatorio", porque, aunque las experiencias en este estado pueden ser dolorosas, al mismo tiempo son enteramente beneficiosas, porque liberan al ego del peso que de otro modo podría impedir su elevación a las regiones superiores. Ésta es la razón por la cual el purgatorio viene inmediatamente después de la muerte. Desde nuestro punto de vista sería más deseable entrar en primer lugar, en el cielo, sobre todo si hemos tenido una vida terrestre muy dura, pero esto es científicamente imposible; no podemos elevarnos hasta que nuestra gravedad espiritual específica no haya disminuido.
El purgatorio está situado en las tres regiones más bajas del mundo del deseo. Su función principal es de separar la materia de deseo inferior que hemos depositado en nuestros cuerpos de deseo durante la vida terrestre. Todos los deseos bastos y egoístas son seccionados ahora por la fuerza de repulsión, que es la fuerza predominante en esta región. La afirmación de la propia personalidad es el resorte principal de la fuerza de repulsión. Por medio de esta fuerza todas las cualidades basadas sobre la afirmación de la propia personalidad, y contrarias al altruismo, son destrozadas.
El panorama de la vida pasada entonces se desarrolla ante el ego, trayendo consigo las fuerzas purgantes apropiadas para cada incidente. Aquí el ego siente todas las penas causadas por él a otras personas. Aquí sufre las ansiedades de deseos destructivos, como son los de bebidas alcohólicas, de tabaco y drogas, porque estos deseos son entonces imposibles de satisfacer. Está sufriendo hasta que estos deseos mueran por falta de satisfacción. La dolencia relacionada con este proceso es aproximadamente tres veces más aguda que la de experiencias similares en la vida terrestre, porque el procedimiento es tres veces más rápido, y porque el ego no dispone entonces de un cuerpo físico para aliviar el sufrimiento. El período del purgatorio dura generalmente la tercera parte, aproximadamente, de la vida terrestre del individuo.
De lo que precede se puede deducir una lección práctica, es decir, que la mejor manera de liberarse aquí de malos deseos es sencillamente la de arrancarlos de nuestro conocimiento, y de dejarlos morir de inanición. Si los combatimos, creamos formas de pensamientos a las cuales ellos se agarran, prolongando así su vida. La inanición es por consiguiente el único método práctico, y se logra sobre todo limpiando la mente de pensamientos impuros. Así debemos comprender que es una tontería crear durante la vida una gran cantidad de obstáculos, en forma de deseos destructivos de cosas como tabaco y drogas. Pero si hemos fomentado la costumbre de estos deseos, conviene convencernos de la gran conveniencia de liberarnos de ellos durante esta vida terrestre, pudiendo hacerlo con sólo una tercera parte del sufrimiento y molestia que tendríamos que soportar en la vida después de la muerte. Hasta desde el punto de vista egoísta, el sentido común nos debería aconsejar de abandonar estos deseos mientras tengamos la oportunidad de hacerlo con facilidad.
Como resultado de las experiencias del purgatorio se desarrolla la conciencia, gracias a lo cual se obtiene que el ego esté menos expuesto a repetir sus errores en las vidas futuras: igualmente, en la próxima vida, el ego ya no estará sujeto como antes a los malos deseos, pero podrá ejercer su libre voluntad, lo que no sería posible hacer, si aquellos deseos no hubiesen sido expulsados. Sin embargo, la tentación de satisfacer aquellos mismos deseos será repetida hasta que el ego haya finalmente desarrollado el poder de voluntad suficiente para dominarlos. Entonces ya no entrarán más en el campo de su conciencia.
Después de haber pasado por los procesos purgatoriales el Ego está capacitado para entrar en los mundos celestiales y gozar de aquella vida, lo que antes no le hubiera sido posible hacer. Muchas personas trabajan con la ilusión de que pudiesen entrar en el cielo en el momento de morir, serían felices; pero en realidad las vibraciones de los planos celestiales son tan elevadas que si una persona cualquiera fuese llevada allí antes de haber pasado por los procesos purgatoriales, estaría en la más intensa agonía, porque sus vehículos espirituales están vibrando a un tono muy inferior, y si se quisiere elevar su tipo de vibración de repente al tipo de los planos celestiales, esto crearía una condición igual al de una electrocución.
Personas que durante su vida terrestre se hartan de vicios y crueldades o emplean la magia negra para obtener poder sobre otros, endurecen su cuerpo vital y hacen que éste se compenetre inextricablemente con el cuerpo de deseo. Los dos constituyen entonces lo que se llama el "cuerpo del pecado". Tales individuos quedan ligados a la zona terrestre cuando pasan a las regiones del purgatorio. Las fuerzas del purgatorio no son capaces de desintegrar al cuerpo del pecado con rapidez acostumbrada; de lo cual resulta que estos egos se quedan bajo la influencia terrestre en algunos casos durante centenares de años, reteniendo su mala disposición. Además, están entre nosotros, y más cerca que nuestros pies y manos, y por medio de sugestión mental son capaces de incitar a los mentalmente débiles, hasta al crimen. Así son mucho más peligrosos que los criminales físicos.
Y ahora viene la parte más práctica de la lección, es decir, un método que nos permite evitar el purgatorio si solamente queremos tomarnos la molestia de aprender un poco a dominar el tiempo. Se trata del método Rosacruz de retropección. Cada noche deberíamos hacer un repaso de los acontecimientos del día en sentido al revés, empezando con los de la noche y continuando la revista hacia atrás, hacia los de la mañana, examinando cada acontecimiento cuidadosamente para discernir perfectamente su cualidad de bien o de mal. Deberíamos hacer que las experiencias del día vuelvan otra vez al campo de nuestra conciencia, esforzándonos para sentir el sufrimiento que hemos causado a otros y tratando de sentir también la cualidad no-espiritual de nuestras malas acciones del día. Obrando así, viviremos nuetro purgatorio cada noche, y cuando pasemos del otro lado del velo, no necesitaremos pasar por las experiencias intensificadas del purgatorio como las demás personas ordinarias. Así no solamente nos ahorraremos mucho sufrimiento, sino también mucho tiempo, que podremos emplear para servicios útiles en los mundos superiores, ganando de este modo un suplemento de desarrollo del alma. Igualmente nos será posible, así, el volver más pronto a otra reencarnación.
Además, este proceso de retropección libertará la energía emocional generada cada día, eliminando así la posibilidad de causarnos más tarde sufrimientos neuróticos. Este método constituye realmente el diario perdón de pecados, porque así borramos día por día nuestros pecados del Libro de Dios, es decir, el recuerdo dentro de nuestro corazón.

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

La Ciencia del Morir

FILOSOFIA AVANZADA

LECCION VII

LA CIENCIA DEL MORIR


La expresión "muerte" se refiere tan sólo a la forma. El espíritu no conoce la muerte. También nacimiento y muerte son términos relativos: lo que nosotros llamamos muerte es realmente un nacimiento en el mundo espiritual, y lo que llamamos nacimiento es temporalmente una muerte en el mundo espiritual.
Cada vez que hemos agotado las posibilidades de una vida particular, se hace necesario el que pasemos a esferas superiores por medio del procedimiento del morir, que se teme sin razón. En el corazón se halla depositado lo que es conocido como el átomo-simiente del cuerpo físico. Este átomo-simiente se llama en lenguaje Rosicruciano El Libro de Dios, porque todas las experiencias pasadas están inscriptas en él. Este átomo especial nunca se modifica, y será llevado con nosotros a través de todas nuestras existencias futuras, formando la base de nuestra individualidad, durante toda la eternidad. La muerte se ocasiona por la ruptura de la unión entre el átomo-simiente, a la vez que los vehículos superiores, es decir, el cuerpo vital, el cuerpo de deseo y la mente, salen fuera por la bóveda de la cabeza. Sin embargo, un contacto con el cuerpo es mantenido por medio del cordón de plata durante aproximadamente tres días y medio.
Este cordón de plata es triple, un segmento se compone de éter, otro de materia de deseo y el tercero de materia mental, y estos segmentos están unidos a los átomos-simiente de los cuerpos correspondientes. La ruptura de la unión entre el átomo-simiente denso y el corazón produce el efecto que el corazón cesa de latir, pero el cuerpo no está muerto todavía, ni lo está hasta que se rompe el cordón de plata.
En este lapso un proceso importante tiene lugar, que es la revista retropestiva del panorama de la vida pasada, y la operación de grabar en el cuerpo de deseo las imágenes contenidas en este panorama. Durante la vida el éter reflector del cuerpo vital obra como una placa sensitiva, en la cual están recordados todos los pensamientos, emociones, incidentes y escenas de la vida. El éter que se aspira con la respiración lleva, consigo estas imágenes y por medio de la sangre se imprimen en el cuerpo vital. Ellas constituyen la base de las experiencias después de la muerte.
Durante un período de aproximadamente tres días y medio después de la muerte, el ego está ocupado en concentrarse sobre este panorama, que está desarrollandose delante de él, hacia atrás; es decir, los incidentes de la última parte de la vida son los primeros que aparecen en el panorama. Si la concentración del ego es profunda y no estorbada por ruidos o molestias de ninguna clase, el grabado se hace de modo profundo y limpio, y en la vida después de la muerte, el ego estará en situación de asimilar la totalidad del valor espiritual de la vida que acaba de terminar. Pero si el ego está estorbado por emociones, los llantos y lamentaciones de los parientes, o el tumulto de un campo de batalla, su concentración es interrumpida y las experiencias de la vida pasada se graban sólo muy ligeramente o dejan de grabarse totalmente en el cuerpo de deseo. El resultado es que la vida pasada es perdida prácticamente, es decir, las cualidades espirituales que normalmente hubieran debido haberse adquirido. Por esta razón deberíamos tener mucho cuidado para que alrededor de una persona que acaba de morir haya una gran tranquilidad; de manera que esta vida retropestiva del panorama de su vida no quede perturbada, en vista de que de esto depende el desarrollo de la conciencia y la tendencia hacia una buena conducta en las vidas futuras.
Otro proceso que tiene lugar simultáneamente es la separación de los éteres. Los dos éteres superiores, es decir el éter reflector y el de luz, mencionados en la filosofía Rosacruz como el cuerpo del alma, se separan entonces de los dos inferiores que son el éter químico y el de vida. Elos se adhieren a los vehículos superiores y atraviesan con éstos los mundos superiores, actuando como base de conocimiento interior en estos mundos, mientras que los éteres inferiores se quedan con el cuerpo físico desintegrándose con él. Cuando hay algún alboroto alrededor del cuerpo durante el período de retropección de la vida, esta separación profunda de los éteres no se efectúa debidamente.
No es recomendable el dar estimulantes a los moribundos, porque producen considerable dolencia al ego y ningún bien; esto quiere decir, sólo en los casos en que se ve claramente que la vida no puede prolongarse más que algunas horas o días. Los estimulantes hacen volver violentamente dentro del cuerpo a los vehículos superiores, y mantienen la agonía del individuo durante horas y días, mientras que de otro modo pudiera extinguirse relativamente con poco sufrimiento.
Después de la muerte, el cuerpo debiera ser colocado en una envoltura de hielo durante un período de no menos de tres días y medio.
Se debería evitar el embalsamiento, porque interfiere con la retropección panorámica. Igualmente se debería evitar la cremación durante este período, porque el ego está aún en contacto con el cuerpo por medio del cordón de plata, y hasta cierto punto, aunque limitado, nota dolor como resultado de cualquier mutilación del cuerpo. Una cremación prematura disipa los éteres y destroza el recuerdo panorámico que contienen. Sin embargo, después del período de tres días y medio la cremación es de aconsejar, porque desintegra el cuerpo físico y los dos éteres inferiores con su magnetismo de residuo, dejando así al ego en libertad completa para pasar en seguida a los mundos suprafísicos.
En el caso de enterramiento, el magnetismo del cuerpo y los éteres inferiores tienen al ego ligado a la tierra durante un tiempo variable; generalmente hasta que la descomposición ha llegado a un estado avanzado y está completa. Así, en algunos casos, se ocasiona para el ego un retraso de años.
Conociendo los hechos que se refieren a la muerte según lo determina la ciencia oculta, y utilizando este conocimiento, podemos prestar un gran servicio a aquellos de nuestros amigos y conocidos que mueren antes que nosotros. Igualmente podremos dejar instrucciones para que, cuando nos toque morir, se nos preste el mismo servicio a nosotros.

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

La Evolución de la Religión

FILOSOFIA AVANZADA

LECCION VI

LA EVOLUCIÓN DE LA RELIGION


El hombre y sus religiones han evolucionado juntamente en igual grado. La más remota religión de cualquier raza ha sido siempre tan salvaje como el pueblo gobernado por ella, pero a medida que los pueblos se civilizan, sus religiones se hacen más y más humanas y en armonía con ideales más elevados. La ley del cuerpo es posible que sea la supervivencia de los más aptos, pero la ley de la evolución del espíritu exige el sacrificio. Es evidente que todo lo que empuja al hombre hacia una más elevada norma de conducta respecto de los demás hombres, tiene que proceder de dentro. Nadie negará que semejante fuerza existe aunque no sea siempre comprendida. El egoismo es reemplazado, lenta pero seguramente, por altruismo. En el pecho de todo ser humano la fuerza altruista de Cristo obra como fermento. Gradualmente transformará al salvaje en un hombre civilizado, y con el tiempo, a este último en un dios.
Los grados de ascenso del hombre a Dios son cuatro. Primeramente, sin darse cuenta, el hombre fue sometido a la influencia de los altos Seres, quienes guiaban su primitiva evolución. Después él fue colocado bajo el gobierno de mensajeros divinos o reyes a los que él podía ver, y cuyas órdenes tuvo que acatar. Luego se le enseñó que había de someterse a las leyes de un Dios al que no pudo ver, y finalmente tiene que aprender a ser superior a las órdenes; a ser su propia ley, y por medio de la conquista de su propio ser, de vivir en armonía con las leyes de la naturaleza, que son las leyes de Dios.
La religión de raza era aquella que fue preciso desarrollar en primer lugar; ella fue dada al hombre por el Dios o el Espíritu de la Raza. Esta religión inculcaba cierto grado de altruismo por medio de sacrificios, por lo cual, sin embargo, el Espíritu de la Raza se convertía en protector y conservador de su pueblo. El Judaísmo, el Taoísmo, el Confucionismo y otros semejantes son religiones de raza.
Los Espíritus de Raza son arcángeles que están elaborando así una fase de su evolución. Las religiones de raza son religiones de separación, y todas inculcan tendencias egoístas a cuenta de otras razas, porque en este grado de desarrollo la humanidad aprende mejor sus lecciones por medios de separación. El patriotismo es el principio esencial del Espíritu de Raza. Pero si la "unidad fundamental de cada uno con todos", y una era de amor se han de realizar alguna vez, las religiones de raza deben ser reemplazadas por una más universal, como la religión cristiana.
Hubo varias religiones anteriores al cristianismo que enseñaban la reencarnación y la Ley de Consecuencia, pero con el advenimiento de Cristo ya no fue necesario para el progreso humano el que el hombre conozca la doctrina de la reencarnación. Por esta razón vemos que la religión cristiana, tal como es enseñada públicamente, no incluye esta doctrina, a pesar de que Cristo la enseñó a sus discípulos. El hombre estaba destinado a dominar el mundo material, y por este motivo debía olvidar durante algún tiempo el conocimiento de la reencarnación, el cual prevalece en Oriente, y pensar más bien en la vida actual como única vida terrestre, con el fin de que pueda concentrar todos sus esfuerzos sobre el progreso material.
Desde el punto de vista oculto, el esfuerzo misionero, sea de Oriente a Occidente o viceversa, generalmente no es deseable, por ser contrario al paso de la evolución. El trabajo de los misioneros fomenta los intereses de civilización y cultura hasta cierto punto por el intercambio de ideas y métodos entre distintas razas, pero desde el punto de vista religioso solo, no da grandes resultados. Generalmente cuando un ego está preparado para una religión avanzada, reencarna en un país donde esta religión prevalece. Los grandes conductores de la humanidad que están encargados de nuestro desarrollo, nos prestan toda la ayuda necesaria. Existen razones excelentes por las cuales la Biblia, conteniendo las doctrinas cristiana y judía, ha sido dada a los pueblos de Occidente. Era la Suprema Sabiduría la que nos dio esta religión doble, y ningún otro sistema es actualmente acomodado a nuestras necesidades especiales.
A medida que una clase de espíritus evoluciona, está progresando de una raza a otra. La evolución marcha de Oriente a Occidente. Nosotros, de las naciones occidentales, ocupábamos en cierta época cuerpos de hindúes. Más tarde abandonamos aquellos cuerpos y nos pusimos a construir los cuerpos de las razas posteriores. Durante este proceso hemos sensibilizado nuestros vehículos en alto grado, y el cuerpo de las razas occidentales está vibrando en un grado bastante más elevado que el cuerpo del hindú. Por esta razón los ejercicios respiratorios que el hindú emplea para elevar el grado de sus vibraciones, son desastrosos para el aspirtante occidental, porque provocan una separación prematura de los éteres, lo que ocasiona a menudo tisis o locura.
La ciencia moderna ha sido una gran ayuda para dominar al mundo material, y ocupa su puesto legítimo como educadora de la raza humana. Pero cuando se divorcia de la religión y se hace enteramente materialista, resulta temporalmente una amenaza para la humanidad. Hubo un tiempo cuando la religión, arte y ciencia estaban unidos y enseñados en los ejemplos de los Misterios , hasta en los tiempos de la antigua Grecia. Pero como el nuestro es el plano de la separación y especialización, han sido separadas intencionalmente durante cierto tiempo. A su debido tiempo serán unidas de nuevo, y entonces obtendremos perfecta satisfacción por medio del corazón, de la inteligencia y de los sentidos. El corazón gozará del aspecto devocional y ceremonial de la religión; la inteligencia hallará satisfacción en su aspecto científico, y la parte estética de nuestra naturaleza quedará satisfecha por el empleo del arte variado en el servicio de los templos del porvenir.
Cuando un hombre haya espiritualizado su ser bajo la influencia de la futura religión científica y artísticamente, habrá también aprendido el dominio sobre sí mismo y se habrá convertido en servidor altruista para todos los demás mortales. Entonces será un guardián seguro de la potencia de pensamiento. Será capaz de formar ideas correctas, las cuales podrá cristalizar inmediatamente en cosas útiles. Esto se realizará por medio de la laringe, que pronunciará la palabra creadora. Todas las cosas de la naturaleza fueron al principio precipitadas en la existencia de esta Palabra. (Juan I, 1, 3.) El sonido, o el pensamiento hablado, será nuestra próxima fuerza de manifestación, una fuerza que nos convertirá en hombres-dioses, cuando gracias a la enseñanza que actualmente recibimos, nos hayamos puesto en condiciones para emplear tan hermoso poder para el bien de todos, y sin mirar a nuestro propio interés.

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Razones por las cuales deberíamos evitar el Hipnotismo y el servir de Médium

FILOSOFIA AVANZADA
LECCION V
RAZONES POR LAS CUALES DEBERIAMOS EVITAR EL
HIPNOTISMO Y EL SERVIR DE MEDIUM
En el primitivo desarrollo de la humanidad todos eran clarividentes involuntariamente, a causa del débil lazo que existía entre el cuerpo vital y el denso. Desde entonces estos cuerpos se han compenetrado mucho más íntimamente con la mayoría de la gente, pero en todas las personas sensitivas, el lazo es todavía poco firme. Es esta flojedad de conexo lo que constituye la diferencia entre las personas psíquicas y las corrientes, las cuales son inconscientes de toda clase de vibraciones que no se perciben por los cinco sentidos.
Hay dos clases de sensitivos: aquellos que no están aún firmemente enmarañados en la materia, como son las razas inferiores, y aquellos otros que están en la vanguardia de la evolución. Estos últimos se pueden dividir en dos grados: en primer término, los que por propia voluntad están desarrollando la fuerza vibratoria de los órganos que ahora están unidos con el sistema nervioso voluntario, o en ocultistas; los centros sensoriales de sus cuerpos de deseo están produciendo un tejido en la forma del movimiento de un reloj. En segundo término, aquellos que están desarrollandose de una manera pasiva, de débil voluntad. Ellos despiertan otra vez el plexus solar a otros órganos unidos con el sistema nervioso involuntario, y desarrollan un estado de conciencia de los planos inferiores en forma de imagen de espejo, semejante al que poseían los hombres de la época lemuriana. Los centros sensoriales de sus cuerpos de deseo están tornando en un sentido de reloj al revés. Así ellos se convierten en clarividentes involuntarios o médiums que no tienen ningún control sobre la facultad de clarividencia.
Los del segundo grado son a menudo las víctimas de espíritus inferiores terrestres, que se encargan del papel de "guías de espíritus" y desarrollan sus víctimas para ser "médiums de trance"; o si la unión entre los cuerpos denso y vital del médium es particularmente floja, la desarrollan para ser "un médium de materialización". Espíritus de una naturaleza sumamente etérica generalmente, no ejercen el control sobre un médium; son más bien los espíritus inferiores y terrestres que se encargan de esto.
La muerte no tiene poder de transformación; el pecador no se convierte en santo ni el ignorante en sabio. Resulta un aspecto patético para el clarividente entrenado, el ver la imposición ejercida sobre muchas personas sensitivas por el control de espíritus que carecen de experiencia.
El sabio control de espíritus manipula los órganos del lenguaje u otras partes del cuerpo desde fuera; pero el espíritu sin experiencia alguna vez entra y toma posesión del cuerpo, de tal modo que su cuerpo, y su personalidad cambia completamente. En este caso es cuando se dice: éste es otro.
Elementales, una clase de espíritus inferiores al hombre, muchas veces se posesionan de cuerpos de deseo desechados de seres humanos inferiores, y entonces accionan sobre los médium como espíritus de control. En la materialización de espíritus el éter del cuerpo vital del médium es sacado por mediación del bazo, y es usado como base de la materialización, atrayendo hacia él partículas de polvo para darle visibilidad. La vitalidad del médium es seriamente debilitada por este procedimiento, ocasionándole un extremo agotamiento, y muchas veces induce al médium a emplear estimulantes y drogas.
Algunas veces espíritus del mal se hacen pasar por santos durante muchos años, sólo para poder posesionarse de sus víctimas. Generalmente les gusta causar a sus víctimas toda clase de dificultades y perjuicios, después de lo cual las más de las veces las abandonan a su triste destino.-
Después de haber dominado a un médium durante toda la vida, este control puede a la muerte desposeerle de los vehículos que contienen la experiencia de su vida y retenerlos durante siglos, retrasando así terriblemente al ego en su evolución. Por consiguiente, aconsejamos mucho a todos nuestros estudiantes que nunca consientan ser guiados o controlados por espíritus que ellos no pueden ver y sobre los cuales no saben nada. Es necesario no abandonar jamás el control de sí mismo.
En el caso del hipnotismo, el hipnotizador obtiene un control sobre su víctima, induciéndole primeramente a hacerse perfectamente negativo o pasivo. Entonces el hipnotizador empieza a trabajar sobre la cabeza del cuerpo vital del sujeto, oprimiéndola de tal modo que baja a través de la cabeza física y queda arrollado en rollos espesos alrededor del cuello. El contacto entre el ego y el cuerpo denso, queda así cortado lo mismo que durante el sueño. Entonces la cabeza física se llena con éter del cuerpo vital del hipnotizador. De este modo él obtiene poder sobre su sujeto, porque gracias al contacto así establecido, puede transmitir órdenes y obligar a la persona hipnotizada a cumplir su voluntad. Cuando un hipnotizador ha establecido una vez contacto con su sujeto, lo puede mantener todo el tiempo que quiera, y la víctima puede ser sometida completamente a su dominación, independientemente de toda distancia. Sólo la muerte puede romper este contacto. No es de ningún modo recomendable el asistir a sesiones espiritistas o demostraciones hipnóticas, porque existe el peligro de que algún espíritu inferior se apegue a nosotros y nos cause muchas molestias. Tampoco es recomendable el quemar incienso, porque al inhalarlo, inhalamos a la vez a espíritus elementales que nos incitan al sensualismo y a prácticas negativas que pueden retardar nuestro desarrollo espiritual.
Hay una manera de proceder por la cual todos pueden protegerse contra influencias y dominaciones externas. Si vivimos una vida de pureza y nuestros días están empleados en actos de servicio hacia Dios y los hombres, nuestros pensamientos y actos son de una naturaleza pura y noble. Así aumentamos y convertimos en positivos nuestros vehículos más finos, de manera que ninguna entidad de fuera puede forzar la entrada en nuestra aura ni dar a cualquiera de nosotros. También construimos así el cuerpo del alma, los dos éteres superiores, que constituye una fuerza radiante espiritual, que ninguna entidad de fuera puede atravesar.-
El objeto del método Rosacruz de desarrollo es precisamente el de emancipar al alumno de la dependencia de otros, y de obtener que confíe en sí mismo en el más alto grado.
Si somos esclavos o instrumentos de hipnotizadores o de espíritus elementales desencarnados, no podemos obedecer al Dios que llevamos dentro, ni escuchar las órdenes de nuestro Yo Superior.
del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

Dieta conveniente para el aspirante

FILOSOFIA AVANZADA

LECCION IV

DIETA CONVENIENTE PARA EL ASPIRANTE


El hecho de que todos los bueyes se alimentan de hierba y los leones de carne, "mientras que la carne es alimento para una persona es veneno para otra", que demuestra la influencia del espíritu grupo, comparada con la del ego humano; este último, por cierto, tiene como efecto el que las necesidades de cada ser humano difieran más o menos de las de otros, respecto a la clase y las proporciones de los alimentos.
Desde un punto de vista oculto es deseable que cada ego viva todo el tiempo posible en cada cuerpo denso; especialmente después de haber iniciado una tendencia hacia una vida espiritual, y que conserve, cuanto más tiempo mejor, un cuerpo que hasta cierto punto ha sufrido las influencias espirituales.
Es sumamente importante el que absorbamos solamente aquellos alimentos y bebidas que depositen la más pequeña cantidad de sustancia calcárea terrosa en nuestros tejidos; como asimismo aquellos que necesiten el mínimum de energía para su asimilación; pero que al mismo tiempo conserven al cuerpo en condiciones normales. Como es sabido el cuerpo entero es alimentado por la sangre, y que todo lo que el cuerpo contiene, de cualquier naturaleza que sea, ha estado antes en la sangre.
El análisis demuestra que la sangre contiene sustancias terrosas y que la sangre arterial contiene más sustancia terrosa que la sangre venosa. Esto es sumamente importante, porque demuestra que en cada ciclo la sangre deposita sustancias terrosas. Es por consiguiente, esta circulación regular de la sangre, que produce el material de obstrucción del sistema circulatorio. Pero la entrada de materia terrosa debe ser continua, para tener como efecto la obstrucción. Los alimentos y las bebidas que nutren al cuerpo deben al mismo tiempo ser la fuente esencial de la materia calcárea que es depositada por la sangre en todo el sistema, causando vejez prematura y muerte final.
Para sostener la vida física es preciso que comamos y bebamos; pero habiendo muchas clases de alimentos y bebidas, es conveniente para el estudiante de ocultismo que conozca aquellas clases que contengan la más pequeña proporción de elementos de obstrucción. Como cada ser humano está en un nivel distinto de desarrollo, no es posible dar reglas absolutas, porque la dieta es un asunto individual.
En las páginas 450 y 451 del Concepto Rosacruz del Cosmos se halla una lista de valores alimenticios que ayudarán al aspirante a seleccionar los alimentos más propicios para sus necesidades individuales. La ciencia moderna ha descubierto que las así llamadas "vitaminas" son de enorme importancia para el mantenimiento de la salud y vitalidad. Las vitaminas se hallan principalmente en las hojas de los vegetales y en la leche.
Las combinaciones químicas son un asunto muy complicado, y sobre el cual las opiniones de los técnicos difieren mucho. Generalmente es necesario y al mismo tiempo el mejor camino, que cada uno examine el asunto individualmente, en forma de estudio y experiencias, y que emplee el debido discernimiento.
El aspirante a la vida superior deberá evitar completamente todo alimento animal, si es posible. Nadie que mate o dé lugar a que otros maten por él, puede adelantar mucho en el camino de la santidad. Ciertos productos animales, sin embargo, como leche, queso y mantequilla, se pueden comer sin inconveniente. La leche es un alimento importante para el estudiante de ocultismo, porque contiene muy poca cantidad de materia terrosa y tiene tal influencia sobre el cuerpo, superior a cualquier otro alimento. El suero de mantequilla es bueno como alimento y como disolvente de materias calcáreas en los tejidos.
La fruta fresca contiene agua de la mejor y más pura especie. El jugo de uvas no fermentado es un disolvente particularmente maravilloso, porque fluidifica y estimula la sangre, abriendo el camino al interior de los vasos capilares que se han secado y obstruido. Su uso realmente retarda la vejez, con tal que el proceso de cristalización no esté demasiado adelantado. El aspirante deberá beber solamente agua muy fina y destilada; el hervirla no destruye el carbonato de cal y otros productos terrosos que contiene. El agua usada interior y exteriormente es un gran disolvente de las sustancias terrosas cristalizads en el cuerpo.
El nitrógeno o proteína es lo que forma toda la carne del cuerpo, pero contiene algo de materia terrosa. Los hidratos de carbono o azúcares son los principales productores de fuerza. Las grasas producen calor y el fondo de fuerzas de reservas. De los vegetales digerimos solamente un 83% de proteína, 90% de grasa y 95% de carbohidratos. De las frutas asimilamos aproximadamente el 85% de las proteínas, el 90% de la grasa y el 90% de los hidratos de carbono.
El cerebro está hecho con las mismas materias que todas las demás partes del cuerpo, con la adición del fósforo, el cual es peculiar del cerebro. La deducción lógica es que el fósforo es el elemento especial que permite al ego el crear y expresar ideas y así ejercer influencia sobre el cuerpo denso. Es importante, por consiguiente, que el aspirante, que tiene que emplear su cuerpo para el trabajo mental y espiritual, alimente su cerebro con la sustancia especial necesaria para este propósito. La mayoría de los vegetales y frutas contienen cierta cantidad de fósforo, pero la proporción mayor se halla en las hojas. Se encuentra, además, en grandes cantidades en la uva, en las cebollas, alubias, piñas, en las hojas y tallos de muchos vegetales, y en el jugo de la caña, pero no en el azúcar refinado.
La abstinencia accidental de alimentos, dentro de ciertos límites y sin exageración, es de gran valor para limpiar el sistema circulatorio de las materias acumuladas, que lo pueden obstruir y dificultar el funcionamiento de varios órganos. A la primera señal de cualquier desorden la supresión de una o de dos comidas, es muy de recomendar. El ayuno de veinticuatro horas de vez en cuando es una cosa excelente para casi todo el mundo, suponiendo que se efectúe en un momento en que uno no esté trabajando intensamente ni con la mente ni con las manos, lo cual requiere mucha energía. Ayunos más prolongados se pueden emprender bajo la dirección de una persona competente. Personas que son psíquicamente negativas deberían evitar ayunos enérgicos, porque de otro modo podrían contribuir a aumentar su estado negativo.
El exceso de alimentación es, en último término, probablemente la causa de las dos terceras partes de todas las dolencias humanas. La mayoría de la gente de hoy día podría con gran provecho, reducir en una tercera parte la cantidad de alimentos que come todos los días. El resultado seguro sería un mayor rendimiento de trabajo mental y físico y también una prolongación de la vida. El uso excesivo de alimentos de fécula se debe evitar especialmente. Personas de más de cincuenta años de edad pueden en un gran número de casos contentarse con dos comidas al día, en vez de tres.

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

La Misión de Cristo y el perdón de los pecados

FILOSOFIA AVANZADA

Lección III

La Misión de Cristo y el perdón de los pecados

Cuando la Tierra era aún una parte del Sol, había un espíritu de grupo único, compuesto de todas las jerarquías creadoras que ejercían el control sobre toda la familia humana. Pero como existía la intención de que cada cuerpo fuese el templo e instrumento de un espíritu habitante en él, se hizo necesario hacer una división en el gobierno de los hombres. Jehová vino entonces con sus ángeles y arcángeles, operando la primera gran división en razas.
Cada raza fue puesta bajo las órdenes de un Espíritu de Raza, y cada grupo de raza tenía como jefe superior a un Espíritu de Tribu. Jehová encargó, además, a un ángel que actuara como guardián de cada ego hasta que el espíritu individual se hubiera fortalecido bastante para estar plenamente emancipado de toda influencia exterior.
Cierto número de arcángeles (espíritus solares) fueron dados a Jehová como auxiliares para reflejar los impulsos espirituales del Sol sobre la humanidad terrestre en la forma de religiones Jehovísticas de raza. Todas esta religiones de raza eran religiones de ley, según las cuales el pecado era desobediencia de su ley. El principio fundamental de una religión de raza es la separación, porque enseña que cada uno debe buscarse a sí mismo a expensas de otros hombres y naciones. Si este principio fuese llevado a su última conclusión, tendría necesariamente una tendencia cada vez más destructiva, y finalmente frustraría la evolución, si no fuera seguido de otra religión más constructiva. Por esta razón las religiones separatistas del Espíritu Santo tienen que ceder el paso a la religión unificante del Hijo.
Por esta razón se hizo necesaria la intervención del Cristo. Bajo el régimen de Jehová la unidad era imposible y por esto el Cristo, que posee como vehículo más inferior el espíritu unificante de vida, entró en el cuerpo denso de Jesús. Él apareció como hombre entre los hombres y moró en su cuerpo humano, porque solamente desde adentro es posible vencer a la religión de la raza que ejerce su influencia sobre el hombre desde afuera.
La expresión "la sangre purificadora de Cristo-Jesús" quiere decir que, cuando corría la sangre en el Calvario, llevó consigo al gran Espíritu del Sol, Cristo, quien por este medio aseguró la admisión de la Tierra, y desde aquel momento ha sido el Espíritu Planetario habitante dentro de la Tierra. Él difundió su propio cuerpo de deseos a través de todo el planeta, purificándolo así de todas las influencias viles que fueron creadas bajo el régimen del espíritu raza. Bajo la ley todos pecaron, porque no había evolucionado al nivel, desde donde podían obrar bien por amor. La naturaleza de deseos se había hecho tan fuerte que resultó ser una imposibilidad para ellos el dominarla del todo, y por este motivo sus deudas se habían amontonado en proporciones enormes.
La evolución se hubiera retrazado enormemente y muchos no hubieran podido seguir con nuestra ola de vida, si no se hubiese procurado alguna ayuda. Es por esta razón que vino Cristo "para buscar y salvar a los que estaban perdidos". Él quitó el pecado del mundo (no del individuo), por Su sangre purificadora; la cual le permitió la entrada a la Tierra y a la humanidad. Él purificó al cuerpo de deseos de la Tierra, y a Él se lo debemos si hoy podemos recoger para nuestros cuerpos de deseos, un material más puro que antes.
Por esta razón Cristo es, en el verdadero sentido de la palabra, el salvador del mundo, tal como la Iglesia lo mantiene; porque la humanidad había ido tan lejos cuanto pudo ir sola, y estuvo a punto de retroceder en la época en que Él vino. Además, los rayos etéreos del Cristo como Espítiru Planetario habitando en la Tierra, que irradian hacia fuera constantemente a través del hombre desde el centro de la Tierra y son absorbidos por él, constituyen "el impulso interior" para afanes más elevados, que es el factor principal, el cual empuja en los tiempos actuales al hombre, en el camino de su evolución.
El perdón de los pecados por obra del Cristo, tal como se enseña en la religión cristiana ortodoxa, es un hecho actual, que se puede realizar por el sincero arrepentimiento y modificación de la vida, lo que limpia al átomo-simiente en el corazón, del recuerdo de pasadas malas acciones. Cuando este átomo-simiente ha sido limpiado así, las imágines de estas acciones son disueltas y no están presentes cuando hemos abandonado al cuerpo físico en el momento de la muerte, y así no nos causarán ya ningún sufrimiento en el purgatorio. Este perdón de los pecados, deja subsistir la necesidad de restituir lo que debemos a las personas que hemos perjudicado. Esta restitución puede hacerse directamente al individuo en cuestión, o en caso imposible, se puede hacer indirectamente en forma se servicios prestados as otros; es decir, sirviendo al universo.
Cristo es el factor principal en la cuestión de hacer posible que se nos perdonen los pecados, gracias al hecho de que Él nos da el impulso interior y deseo para llegar al arrepentimiento, y de que hace más fácil este proceso para nosotros por habernos procurado una materia de deseos más pura para nuestro cuerpo de deseo, como ya se había indicado en la primera parte de esta lección. La ayuda que Cristo de este modo nos presta diariamente por este impulso espiritual, nos da la posibilidad de reformar nuestros carácteres y borrar nuestros pecados. Así es que Cristo se convierte verdaderamente en nuestro salvador personal, y aunque Él personalmente no quite nuestros pecados individuales, su influencia espiritual se deja sentir.
La ayuda de Cristo se da a costa de mucho sufrimiento para Él, por estar Él aprisionado en la atmósfera impura de la Tierra como un Espíritu habitante. Así la "Expiación en sustitución", o sea en lugar de nosotros, es un hecho actual, aunque su modo de efectuarse sea completamente distinto de aquel que se describe en la doctrina de la Iglesia. El resultado siempre es beneficioso.
La ayuda que recibimos de Cristo, nuestro Gran Hermano Mayor, constituye algo como un préstamo cósmico. Este préstamo, sin embargo, no tiene carácter de un don; ha de ser devuelto, y los medios para el pago consisten en un servicio prestado a otros y también a la ola de vida que sigue a la nuestra, es decir, los reinos animal, vegetal y mineral.
Durante el régimen de jehová, la iniciación era posible tan sólo para unos pocos escogidos, cuyos vehículos se habían preparado especialmente. La misión de Cristo, además de salvar a los perdidos, era la de hacer posible la iniciación para todos.

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

lunes, 28 de diciembre de 2009

El poder Creador del pensamiento


FILOSOFIA AVANZADA

El poder Creador del Pensamiento


Cuando el Ego por primera vez entró ern posesión de sus vehículos en la Época Lemuriana, no poseía ni cerebro ni laringue.
Para llenar esta deficiencia, la mitad de la fuerza sexual creadora, que antes había sido empleada solamente para la propagación, fue entonces dirigida hacia arriba para construir esos órganos por medio de los cuales fuera posible producir el pensamiento y la razón, y que el pensamiento pudiera ser comunicado a los demás. Así vemos que el pensamiento es creador, porque fue derivado por medio del instrumento de la fuerza creadora. Igualmente es creadora la voz, es decir, la palabra hablada tiene poder de crear por la misma razón; porque tiene origen en la fuerza creadora. De ahí se deduce que si conservamos la fuerza sexual, dispondremos de una mayor cantidad de poder para los procesos de razonar, y nuestra mente se robustecerá mucho más que en el caso de una persona que desgasta su fuerza creadora. Sin embargo, esta fuerza debe ser usada en forma de trabajo constructivo, mental o físicamente; o transformado en servicio útil a la raza humana; de otra forma causaría molestias.
Si solamente se almacena, puede eventualmente producir disturbios mentales, emocionales o nerviosos, o sufrimientos varios.
El pensar es un proceso muy complicado, que envuelve no solamente el empleo del cerebro físico, sino también el del cerebro etéreo, el cuerpo del deseo y la mente o cuerpo mental. El proceso es el siguiente: Nosotros mismos, como Egos, funcionamos directamente en la sustancia sutil de la Región del Pensamiento Abstracto que hemos especializado dentro de nuestras propias auras. Aquí observamos el mundo exterior por nuestra cadena de vehículos y sus facultades, que vulgarmente llamamos sentidos. De las imágines así creadas, formamos nuestras conclusiones respecto a las cosas observadas, cuyas conclusiones son ideas. Por el poder de la voluntad proyectamos una idea de la mente, donde toma una figura concreta como una forma de pensamiento, vistiéndose de materia mental, la cual saca de la Región del Pensamiento concreto. Esta forma de pensamiento se envuelve entonces generalmente en materia de deseo, lo cual le da más vida. Esta forma de pensamiento compuesto, puede entonces accionar sobre el cerebro etéreo y empujar a la fuerza vital a través de los indispensables centros cerebrales y nerviosos, hasta los músculos voluntarios que producen la acción. Así el pensamiento, es la fuente original de toda actividad.
El efecto de pensamientos de miedo y preocupación, es muy pernicioso para el desarrollo del alma. Las vejaciones forman una condición, en la cual las corrientes de deseo no se desarrollan en largas líneas curvadas, como lo hacen bajo condiciones normales, sino que el vehículo de deseo se llena de remolinos --sólo de remolinos en casos extremos--. Esta última condición muchas veces impide a tales personas, el que hagan algo que pudiese corregir la condición que les ha causado la vejación o el miedo. Se podría comparar esto, al estado del agua que está a punto de helarse como consecuencia de una temperatura descendente. El miedo que se expresa en forma de escepticismo, cinismo y pesimismo, puede compararse a la misma agua cuando está helada, porque los cuerpos de deseo de personas que generalmente tienen semejantes pensamientos, son casi inmóviles, y nada de lo que se diga o haga, parece tener el poder de alterar esta condición.
Cada vez que uno alimenta estos pensamientos, contribuye a helar la materia del cuerpo de deseo y construye una cáscara azul-acero, en la cual la persona que toma la costumbre de fomentar miedo y preocupaciones, se encontrará algún día encerrada y separa así del amor, la simpatía y ayuda del mundo entero. Por esta razón importa mucho el que nos esforcemos en ser alegres y optimistas, aún en circunstancias adversas, pues de otro modo podemos encontrarnos en condiciones desventajosas en lo futuro.
La mente subconsciente es un muy importante factor en el desarrollo del hombre. Con cada inhalación, el aire que aspiramos lleva consigo una imagen exacta y detallada de todo lo que nos rodea. El más insignificante pensamiento, sentimiento o emoción se transmite a los pulmones, dónde es inyectado en la sangre. La sangre es uno de los más elevados productos del cuerpo vital. Las imágines que contiene se imprimen en los átomos negativos del cuerpo vital, para servir como árbitros del destino humano en el estado posmortem. Si una persona crea una forma de pensamiento, sea de naturaleza constructiva o destructiva, y la proyecta fuera de sí entonces, cuando su acción ha terminado, o su energía ha sido gastada en vanos esfuerzos para lograr su objeto, gravita atrás volviendo a su creador y llevando consigo el indeleble recuerdo de su viaje. Su éxito o su fracaso está impreso en los átomos negativos del éter reflector, y forma parte del recuerdo de la vida y actividad del pensador, con el cual algún día ha de tropezar.
El pensador destruye tejidos en el cuerpo denso y es un hecho bien conocido de la ciencia, el que pensamientos negativos, destructivos, como los de miedo, sexualidad y sensualidad, agotan el poder de resistencia del cuerpo y por lo mismo san acceso a las enfermedades. Las personas de una naturaleza alegre y jovial, o las devotamente religiosas y llenas de fe y confianza en la Divina Providencia, no crean nunca pensamientos negativos, y por consiguiente, gozan de amyor vitalidad y mejor salud, que las sujetas a vejaciones y preocupaciones. Por medio de pensamientos de amor, benevolencvia y bondad, provocamos cualidades semejantes en otros, y atraemos hacia nosotros a todos los que poseen éstas cualidades. Este poder de pensamiento sutil y fuerte, puede emplearse también para la curación de enfermos. Además, es por el pensamiento abstracto, que el hombre es capaz de elevarse por encima del mundo material y ponerse en contacto con Dios.
Si formamos pensamientos de optimismo, de bondad, benevolencia, ayuda y servicio, entonces estos pensamientos gradualmente dan un calor a nuestra atmósfera, de un modo que expresa exactamente todas estas cualidades y virtudes. Y como nuestros cuerpos son construidos por mente y tienen una expresión de nuestra actictud mental, los mencionados pensamientos reaccionarán sobre nuestro cuerpo físico y todo lo que nos rodea; trayéndonos salud y bienestar material.
Esto explica el poder creador del pensamiento. Es solamente un camino para probar la verdad de las palabras de Cristo, que si buscamos al Reino de Dios y Su justicia, todo lo demás nos será dado por añadidura.

del libro "Temas Rosacruces I"- Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

Diagramas


Los Cuatros Reinos
Diagrama 1: La permanencia relativa de los Mundos Visibles e invisibles, comparándola con un estereoscopio.
Diagrama 2: Los Siete Mundos
Diagrama: Clarividente Involuntario - Corrientes Del Cuerpo De Deseos
Diagrama: Clarividente Voluntario - Corrientes Del Cuerpo De Deseos
Diagrama: Hombre Ordinario - Corrientes Del Cuerpo De Deseos
Diagrama 3: Mostrando los vehiculos de cada reino y la forma en que dichos vehiculos están correlacionados a los diferentes mundos
Diagrama 4: Mostrando los estados de conciencia de cada reino
Diagrama 4A: Constitucion Septuple Del Hombre
Diagrama 5: Esta diagrama muestra la constitución décuple del hombre
Diagrama de la Triplicidad del Cordon Plateado
Diagrama 5A: El Cordon Plateado
Un Ciclo de Vida [Ver. 1]
Un Ciclo de Vida [Ver. 2]
Diagrama 6: Plano Cosmico 1-7
Diagrama 7: Periodo de Saturno
Diagrama 8: Las 777 Encarnaciones o El peregrinaje de los Espiritus Virginales en las 7 Revoluciones de los 7 Globos en los 7 Period Mundiales
Diagrama 9: Las Doce Grandes Jerarquías Creado
Diagrama 9A: En el pricipio del Período Lunar existían las clases siguientes....
Diagrama 10: Indicativo de las diferentes clases de las diversas oleados de vida que estáan evolucionando en los cuatro reinos de la Tierre su estado al comenzar el período Terrestre y los vehculos que entonces poseían, así como su estado actual
Diagrama 11: Los 1. 3. 7 y 10 Aspectos de Dios y del Hombre
Diagrama 11A: Tabla de Vibraciones
Diagrama 12: Forma Corporal Del Hombre
Diagrama 13: Principio Y Fin De Los Sexos
Diagrama 13A: Los Siete Dias de la Creacion
Diagrama 14: Los Vehiculos De Los Iniciados Mas Elevados Y De La Humanidad Ordinaria
Diagrama 14A: Como Arriba Es Abajo
Diagrama 14B: Dias de la Creacion y Su Correspondencia
Diagrama 15: Los Siete Dias de la Creacion y Las Cuatro Grandes Iniciaciones
Diagrama 15A: Clasificacion Del Reino Animal
Diagrama 15B: Los Periodos y Consciencia Correspondiente
Diagrama 16: El Padre Nuestro - Mostrando como satisface todas las necesidades de los siete principios humanos
Diagrama 17: El Camino Recorrido Por Las Corrientes Sexuales No Empleadas
Diagrama 18: Constitucion De La Tierra
Tabla de Valores Alimentarios [Part 1]
Tabla de Valores Alimentarios [Part 2]
Aries: Yo Soy
Tauro: Yo Tengo
Geminis: Yo Pienso
Cancer: Yo Siento
Leo: Yo Gobierno
Virgo: Yo Analizo
Libra: Yo Equilibro
Escorpion: Yo Deseo
Sagitario: Yo Aspiro
Capricornio: Yo Honro
Acuario: Yo Se
Piscis: Yo Creo

Cristo no vendrá en un cuerpo físico


Cristo no vendrá en un cuerpo físico

Tal vehículo no soportaría la tremenda vibración de tan magno
espíritu. Recuérdese de las Escrituras que usualmente Jesús se apartaba
de sus discípulos. En esas oportunidades, le urgía entregar el cuerpo de
Jesús a los esenios, quienes eran hombres de nuestra evolución y médicos
esotéricos expertos, conocedores del cuidado del cuerpo humano.
Restauraron el tono, y mantuvieron así el cuerpo unido por tres años. Del
Gólgota el cuerpo fue llevado al sepulcro, y como la fuerza cohesiva fue
retirada, los átomos simplemente se dispersaron a los cuatro vientos, y
cuando la tumba fue abierta, solo se encontró las vestiduras.
Sería difícil obtener un vehículo físico para el Segundo Advenimiento
de la misma manera que el primero, pero podría por supuesto ser logrado.
Bajo la ley de que el espíritu debe salir cuando éste entra, solo el mismo
cuerpo de Jesús serviría, y como éste se ha destruido, es imposible que
Cristo apareciese en un vehículo físico. Por lo tanto como se dijo, la
posesión de tal cuerpo señala al simulador e impostor.
Mas, suponiendo que esta “ley” es solo un producto de la imaginación
del escritor, y la Ley de Analogía que respalda esta suposición es una mera
coincidencia, nuestro argumento seguiría respaldado por la Biblia,
independientemente de toda otra evidencia. Cristo dijo: “Si os dicen –
Creedlo, Él está en el desierto, no vayáis. Esta en una caverna secreta, no
lo creáis”. Pues Cristo no se hallará en ningún lugar físico. Pablo también
declaró en forma enfática, que la “carne y la sangre” no pueden heredar el
reino. Si seremos “revestidos con una mansión desde el Cielo”, ¿por qué el
líder de la Nueva Dispensación tendría un cuerpo físico?.
Pero la Biblia no abandona este asunto diciéndonos que no
busquemos a Cristo. El dijo enfáticamente: “ el Hijo del Hombre vendrá
entre las nubes.” Cuando al final Él dejó a sus discípulos, “Él fue llevado y
una nube lo ocultó fuera de su vista. Mientras ellos miraban fijamente al
Cielo, donde iba Jesús, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco
que les dijeron: Él vendrá como lo han visto subir al Cielo.” (Hechos I, 10
11). Pablo nos dice: “ El mismo Señor descenderá del Cielo...entonces
nosotros... seremos llevados a las nubes al encuentro del Señor en el aire.”
(1 Tes. IV, 16 - 17). Juan vio el primer cielo y tierra pasar-- el mar se secó y
una Ciudad Santa descendió del Cielo del que el mismo Cristo era su
regente. Estas cosas son manifiestamente imposibles en el plano físico. Un
cuerpo de carne y hueso no puede ascender en el aire, y con énfasis Pablo
asevera que la “carne y la sangre” no pueden heredar el Reno de Dios. Si
no podemos entrar en ese ropaje, ¿por qué en un universo con leyes,
Cristo, el líder, podría usar un cuerpo físico?.
Si podemos averiguar que clase de vehículo Él usará, también
tendríamos que saber cómo reconocerlo y como estaríamos nosotros
constituidos pues, “seríamos semejante a Él” según Juan: “Amados, ahora
somos hijos de Dios, aunque no se ha manifestado lo que seremos al fin,
mas sabemos que cuando Él aparezca, seremos semejantes a Él.” (1 Juan
III, 2) Pablo dice: “ Nuestra comunidad (la palabra griega es politeuma –
patria o comunidad – y es utilizada por el apóstol en referencia al nuevo
cielo y nueva tierra) está en el Cielo de donde vendrá el Salvador, el Señor
Jesucristo, quien cambiará nuestro cuerpo miserable y lo hará semejante a
Su glorioso cuerpo.” (Fil. III, 20 - 21 )
El cuerpo que Cristo usó luego de los acontecimientos del Gólgota
fue capaz de entrar en una habitación con las puertas cerradas, puesto que
apareció ante Sus discípulos y le permitió a Tomás tocarlo. ¿Podrían los
falsos cristos hacer esto?. Creo que no.
Esa hazaña requiere un vehículo más sutil que el físico, y ninguna
cantidad de sofismas puede evadir este argumento, de que Cristo usará un
vehículo más sutil que el físico. La Biblia nos enseña que Cristo usó tal
vehículo sutil después de su resurrección, que ascendió al Celo en él, que
Él regresará en ese mismo cuerpo, y que seremos cambiados a un estado
similar al suyo en lo que a esto respecta.
Surge ahora la pregunta final: la Biblia ¿nos enseña en definitiva lo
que es ese vehículo y hay alguna información de donde podamos obtener
el conocimiento definitivo y acabado acerca de este nuevo vehículo?. Por
nuestra respuesta iremos al inimitable capítulo 15 de la primera Carta a los
Corintios, donde Pablo enseña la teoría del Renacimiento por medio del
átomo simiente tan claramente como lo hace la Escuela de Sabiduría
Occidental.
En la versión inglesa del versículo 44, se lee: “Existe un cuerpo
natural y existe un cuerpo espiritual”, pero el Nuevo Testamento no fue
escrito en inglés, y como la traducción no conocía las enseñanzas íntimas,
no tenían idea como traducir la palabra griega en éste caso, pues les
pareció sin sentido, y la tradujeron como la entendían. Sin embargo, dejaré
que lo traduzcan ustedes mismos, aunque no sean eruditos griegos. La
palabra que se usa allí traducida como “cuerpo natural”, es soma
psuchicon. Soma es una palabra griega que todos concordamos en traducir
como cuerpo- y no hay dudas acerca de ello. Pero Psuchicon-psuche-
(psiche) – el alma – un cuerpo alma, ellos nunca lo habían oido,
posiblemente les sonase ridículo, así es que tradujeron esta palabra como
“cuerpo natural”. Es cierto que Pablo dice en la Primera Carta a los
Tesalonicenses, 5:23, que todo el ser del hombre es espíritu, alma y
cuerpo, mas probablemente consideraban al alma y al espíritu como
sinónimos. Sin embargo hay una enorme diferencia, como se explica en
Los Misterios Rosacruces
El cuerpo alma es el vehículo al que Pablo se refiere como el que
tendremos al reunirnos con Cristo. Está compuesto de éter y por lo tanto,
capaz de levitar y pasar por paredes de cualquier densidad que sea
permeable al éter. Actualmente los Auxiliares Invisibles lo usan como Cristo
lo hacía.
Al primer pensamiento, parece muy extraño que vayamos al
encuentro del Señor “en el aire” y que dejemos atrás esta Tierra. Mas no es
extraño cuando consideramos que el camino de la evolución se ha
desarrollado de adentro hacia fuera, que hubo un tiempo en la Época
Lemúrica que esta Tierra estuvo en un estado primitivo y que cuando el
hombre vivía en la zona cristalizada que se había formado, que se había
formado en la corteza primitiva, en un cuerpo que recién se estaba
cristalizando; y que vivió en la Época Atlante, en las cuencas terrestres
bajo una neblina espesa que se erguía sobre la Tierra que se enfriaba, tal
cual lo relata el Génesis en el capítulo II. La humanidad se llamaba, según
se cuenta en la historia popular germana los “Niebelungen” (nibelungos) Niebel significa niebla y Ungen niños: Niños de la Niebla. Tenemos en la
historia bíblica como fueron guiados por sus maestros, como esta
atmósfera nebulosa terrestre se condensó cuando se enfrió el planeta, y
finalmente como las aguas cayeron del cielo en lo que se ha dado en
llamar “el diluvio”.
Sabemos que aquel hombre abandonó las tierras bajas, que se
inundaron con el agua condensada, o sea el mar, y entraron en una era de
desarrollo bajo las condiciones actuales, que vio el arco iris por primera
vez, que cuando el sol brillo por encima de las nubes, se le dijo que
mientras ese signo permaneciese la sucesión de cambios que conocemos
como estaciones continuarían. Tanto tiempo como tengamos esta
condición atmosférica, esta era de alternancias continuaría. Despacio, pero
con firmeza, estamos subiendo a las zonas altas de la Tierra; buscamos
niveles más y más elevados.
Tan alto como ascienda la evolución de las razas, más alto querrán
elevarse en el aire, y gradualmente dejarán atrás las tierras bajas Así como
fue en los días de Noé, el día vendrá donde habrá un gran cambio
cósmico. Cristo se refiere a este cambio al hablar sobre Su venida donde
dice: “Como sucedió en los días de Noé, así sucederá en los días del Hijo
del Hombre.” La gente vivirá como entonces. Ellos se casaban y se daban
en matrimonio, comían y bebían y se prestaban a la vida mundana. Mas de
pronto, el diluvio descendió sobre la antigua Atlántida, y los vehículos que
tenían, ya no le prestaban más utilidad, necesitaron vehículos con los que
pudiesen acomodarse a las nuevas condiciones atmosféricas, tal como un
bebé que cuando nace se debe acomodar inmediatamente; de respirar
bajo el agua, a respirar en la atmósfera húmeda y nublada. Aquellos que
no estuvieran adaptados físicamente se ahogaban.
Cristo dice que una condición similar se encontrará a Su regreso.
Aquellos que vivíeron en la Atlántida, no se percataron de los desarrollos
fisiológicos que se dieron en algunos, que los capacitaron de respirar agua
a respirar aire directamente por los pulmones. Similarmente se está
operando un cambio en la humanidad que no es observado por aquellos
que no han cultivado la visión espiritual. Es el hecho de que una atmósfera
áurica rodea a cada ser humano. Sabemos que a veces sentimos la
presencia de una persona que no vemos, y lo sentimos porque existe esta
atmósfera fuera de nuestro cuerpo denso. Gradualmente va cambiando y
se va haciendo más dorada hacia el oeste. Tan lejos como vayamos con el
sol, tanto más se incrementa este color dorado – el color de Cristo y los
que se asemejan a Cristo, o sea los santos a quienes los pintores los han
pintado con un halo. Gradualmente cuando nos vamos haciendo
semejantes a Él y este Soma Psuchicon o cuerpo alma se forma, queda
listo el “atuendo de bodas”.
Una cantidad creciente de personas está siendo capaz de funcionar
en este vehículo, y cada vez más son los que están listos para el día del
Cristo. Este cambio no se consigue con ningún proceso físico, sino con el
servicio por amor que conocemos en el mundo occidental como altruismo,
que está impregnando la sociedad más y más. Nos estamos haciendo más
y más humanos, nos estamos volviendo más y más crísticos, aunque
estamos lejos de ser perfectos. Aunque el día de la venida de Cristo no sea
en este siglo, ni el próximo, ni siquiera en este milenio, sin embargo
podemos ver un cambio espiritual en la humanidad, y depende de nosotros
acelerar el día del Cristo, pues como Él dijo, “ese día ningún hombre lo
conoce”. Ningún hombre puede decir cuando un número suficiente habrá
desarrollado el Soma Psuchicon de tal forma que seamos capaces de
hacer el trabajo que Él está haciendo por nosotros.
Hemos descendido hasta el valle del materialismo, y por nuestra
salvación fue necesario que Cristo entrase a la Tierra para ayudarnos
desde adentro. Por nuestra causa gime y se esfuerza allí, esperando que
se manifiesten los hijos de Dios, y esto depende de si aceleramos o
retrasamos ese día. Cada uno de nuestros actos tiene un efecto y cada
uno de nosotros tiene una labor que hacer en este mundo, y cuanto más
pronto lo aprendamos, mejor será para nosotros. No saldremos al exterior
para hallar al Cristo- No se lo hallará allí. Él mismo dijo: “No vayáis al
desierto”. No lo busques en esos lugares, el Cristo se forma en el interior.
El cuerpo alma que de a poco es capaz de levantarse sobre las colinas,
está luchando por ser reconocido dentro de cada aspirante a una vida
superior. Como dice Fausto:
“¡Ay de mi!, dos almas se alojan en mi pecho;
y luchan alli, por un reino sin repartir.
Uno a la Tierra, con deseo apasionado,
y los órganos que se aferran, aún se adhieren;
Sobre la niebla la otra aspira,
con sacro ardor, a esferas más puras".
Amigos, en cada uno de nosotros existe la lucha que avanza entre la
naturaleza superior y la inferior. Pablo luchó la batalla, y cada alma que
busca debe lucharla. Pero no piensen que se va al gran mundo a luchar y
encontrar. Sir Launfal se alejó de su casa en su juventud, y pasó toda su
vida buscando el Santo Grial. Cuando regresó a su propio castillo, encontró
al mismo mendigo que desdeñosamente había dejado a su partida, y
cuando actuó en la forma correcta, cuando el espíritu de servicio entró en
él, entonces el Cristo se le apareció.

"Partió en dos su única corteza de pan.
rompió el hielo en la orilla del arroyuelo,
y dio de comer y de beber al leproso."
Y el Salvador, parado delante suyo, le dijo: “Este es mi cuerpo y esta
es mi sangre.”
"La Santa Cena se efectúa ciertamente
en cualquier cosa cuando participamos
de las necesidades de otro."

No es lo que damos, sino lo que compartimos lo que cuenta. Aquellos
que solo dan lo que les sobra, las cosas que no necesitan, las cosas que
son un estorbo para ellos, las cosas que no consideran como una pérdida;
ellos no saben lo que es dar. “la dádiva sin el dador es estéril.” Ese es el
punto, al menos que nos demos a nosotros mismos, nuestras dádivas no
tienen valor. “No existe amor más grande que el de un hombre dando su
vida por un amigo” Este no es un simple acto de dar la vida por un amigo,
sino un acto de autosacrificio. “Estaba hambriento y me diste de comer.
Estaba sediento y me diste de beber...estaba enfermo y me visitaste. “ Este
es el único requisito. Aprendámoslo. Nadie necesita ir lejos, está justo aquí.
Conocemos aquel pequeño poema acerca de dejar que nuestra luz
brille justo donde estamos. Cada uno de nosotros no puede ser una
estrella, cada uno de nosotros no puede brillar, cada uno de nosotros no
puede ser un líder, pero cada uno puede hacer tan solo un poco, tan solo
encender su pequeña antorcha y dejar que se disipe algo de oscuridad a
su alrededor. Eso es todo lo que tenemos que hacer, y si hacemos esto,
encontraremos que esa antorcha será como una estrella ardiente que nos
guía hacia Cristo en Su venida, entonces estaremos seguros de conocerlo,
pues habremos encontrado la respuesta de nuestro interior. Se dice que lo
conoceremos porque seremos semejante a Él, y como Él no tiene un
cuerpo físico con cual venir, nosotros tendremos que desarrollar nuestro
vehículo del alma, el Soma Psuchicon, para que cuando Él aparezca,
podamos recibirlo ataviados con el dorado “atuendo de bodas”.
del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

¿Cómo reconoceremos a Cristo en Su venida?


IV. ¿Cómo reconoceremos a Cristo en Su venida?

Cristo dijo: Estén atentos para que ningún hombre los engañe; pues
muchos vendrán en mi nombre, diciendo: yo soy el Cristo; y engañarán a
muchos. Y si algún hombre les dice: aquí está Cristo; o allí está Él; no le
crean pues surgirán falsos Cristos y falsos profetas y mostrarán signos y
señales para seducir, de ser posible hasta a los propios elegidos. . .
entonces verán al Hijo del Hombre venir entre las nubes con gran Poder y
Gloria. . . Él enviará a sus ángeles y congregará a sus elegidos desde los
cuatro vientos. . .Más acerca del día y la hora de su venida ningún hombre
lo sabe, ni los ángeles que están en el cielo, ni el propio Hijo, sino el Padre.
De estos pasajes vemos que cuidado debemos tener de no ser
engañados por los impostores, más existe suficiente luz para guiarnos en
lo correcto, y se indican ciertos signos por los que podremos reconocer al
Cristo de entre los imitadores. El signo más concluyente de los impostores
es que no importa que tan inteligentes sean sus artilugios, ellos vendrán
ataviados de sus cuerpo físico. Hay buenas razones de porqué...
del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

¿Por qué debe venir otra vez?


III. ¿Por qué debe venir otra vez?

Mientras que tenemos la promesa enfática del regreso de Cristo, hay
muchos cristianos que no creen en su segundo advenimiento, así que sería
bueno que consideremos si hay alguna razón que motive su regreso.
Para aclarar este punto, tomemos un incidente muy iluminador del
"Fausto". Aunque fue escrito por Goethe, este drama no era un producto de
su imaginación, pues la leyenda de Fausto es más antigua que la historia;
es uno de los mitos que expresa de la forma más imaginativa e ilustrativa
posible la búsqueda de luz del alma. Estos relatos fueron contados a la
humanidad infantil para que en forma subconsciente pudiese empaparse
con los ideales que con posterioridad estarían por vivir. De hecho,
utilizamos el mismo método de instrucción cuando damos a nuestros niños
libros del cuentos para inculcarles ideas que son demasiado jóvenes para
captar intelectualmente.
Fausto ha estudiado de muchos libros toda su vida y gradualmente
se dio cuenta que conocemos solo lo que vivimos -- que aparte de la
experiencia práctica de la vida diaria, aprender de un libro no tiene ningún
valor. Cuando el alma se despierta a este hecho, está parada en el portal
del conocimiento verdadero, mirando hacia la Luz. Pero los caminos se
bifurcan. Un trayecto es cómodo y sencillo, a lo largo del camino se
encuentran guías serviciales y alegres, prestos a animar al viajero y
asistirle de la manera que él lo desee, mas al final de éste está parado
Lucifer, el portador de la luz, preparado para otorgar favores mundanos a
aquellos que lo adoren . El otro trayecto es áspero, rugoso y peligroso; está
a veces muy oscuro; muchos de corazón débil están sobre él, y a menudo
se puede oír el grito desesperado: “¿cuánto tiempo, Señor, cuánto
tiempo?". Pero aunque el alma lucha en aparente soledad, siempre oye
una voz dentro suyo, inmóvil, pequeña y casi imperceptible, mas
increíblemente clara: "venid vosotros que estáis cansados y
apesadumbrados, que os daré el descanso", y de vez en cuando la "luz
Verdadera", Cristo, la meta de la búsqueda del alma, se deja ver a través
de una grieta en las nubes de tormenta que deben pasar hasta alcanzar la
cumbre de la realización, y de esta la beatísima visión el alma que busca,
recoge nueva fuerza.
En el trayecto oscuro, Lucifer complace a cada requerimiento sin
reservas ni impedimentos. Mientras que el alma se deja llevar por la
corriente, todo parece fácil, y el placer parece esperar en cada esquina,
pero cuando al final se llega al extremo del río de la vida, en vez de
remontarse hacia arriba por su propio mérito, se hunde en los abismos por
los bajos deseos que se aferran como la pulpa de la fruto verde se aferra al
carozo, y experimenta con una intensidad mil veces amplificada, el dolor
que provocan los grilletes soldados por el pecado.
Thomas A. Kempis comenta sobre el deseo de la mayoría, de vivir
una larga vida, y cómo a pocos les preocupa vivir una buena vida. Puede
ser que parafrasee al decir "OH, cuántos desean lograr poderes
espirituales, más qué pocos se esfuerzan por cultivar la espiritualidad!" La
historia de Fausto nos ofrece una mirada interior acerca de lo que podría
suceder si con toda la intensidad de nuestro ser dijésemos:
"OH, ¿son los espíritus del cielo,
los que flotan por el cielo y por la tierra ejerciendo su dominio?
Aquí se inclinan desde su atmósfera de oro,
Lléveme a la nueva vida de las sensaciones y a un mejor vivir.
Una capa mágica ansío poseer,
Una amplia, para flotar,
sería más valiosa que cualquier vestido terrenal,
No la cambiaría ni siquiera por los trajes de loa reyes".
Por esta impaciencia y deseo de conseguir algo para nada, cosechar
donde no había sembrado, atrae hacia sí un espíritu indeseable, pues los
habitantes de los mundos invisibles son diferentes de la gente aquí. No se
encuentra ningún filántropo en este mundo cuando lo necesitamos, ni se
encuentran a los ángeles en el momento que cruzamos la frontera, y la
única salvaguardia es esforzarse por tener conciencia cuando entremos en
esos reinos. Cuando hayamos logrado el carácter indispensable, no
tendremos que esperar.
No necesitamos aquí referirnos con qué negocio fue tentado Fausto
por Lucifer, que había seguido a su víctima previamente hacia su estudio,
mas cuando éste gira hacia la puerta para irse, ve con consternación una
estrella de cinco puntas con dos puntas dirigidas hacia la puerta y una
punta dirigida hacia él. Le pide a Fausto que la saque, mas al preguntarle
de cerca e invitarlo a escaparse por la ventana o la chimenea, éste último
finalmente confiesa:
"Para los espíritus fantasmales existe una ley,
por donde vinieron se deben retirar".
Este es un punto de mucha importancia, pues como Lucifer entró al
estudio de Fausto por la puerta y es forzado a irse de la misma manera, así
también Cristo entró en la tierra por el cuerpo vital de Jesús, Él debe irse
de esa misma manera, en Su regreso, de la tierra redimida hacia el sol, su
hogar divino; con ningún otro vehículo lo hará.
Pero hay mucho más de interés en esa situación entre Fausto y
Lucifer que podemos relacionar. La puerta está abierta, así que ¿porqué la
estrella de cinco puntas podría obstruir la salida de Lucifer, siendo que
había pasado por allí al entrar en el estudio?
La estrella de cinco puntas es el emblema del hombre con los
miembros separados y los brazos extendidos, una punta está hacia arriba
representando la cabeza, que es la puerta natural del espíritu. Por allí
ingresará su futuro cuerpo alrededor de dieciocho días después de la
concepción, en consecuencia, es de donde sale cuando el cuerpo duerme,
y vuelve a entrar por esa misma puerta en la mañana. Para los ayudantes
invisibles ésta es también la salida y la entrada. Finalmente, cuando viene
la muerte, el espíritu se retira por la cabeza.
Por esta razón la estrella de cinco puntas con una punta hacia arriba,
representada en el emblema de la Fraternidad Rosacruz es el símbolo de
la magia blanca, que trabaja por medios naturales en armonía con la Ley
de la Evolución.
El estudiante de una escuela de misterios aprende a canalizar la
fuerza creativa hacia arriba, hacia el cerebro y transmutarla en energía del
alma con una vida de castidad y auto sacrificio. Esta energía del alma la
utiliza para proyectarse en las esferas más altas por la cabeza. El mago
negro, incapaz de autosacrificio obtiene la energía necesaria por el uso
pervertido de la fuerza vital de sus víctimas, que proyecta hacia abajo por
los pies, y que debe volver a reingresar de la misma manera. Así el cordón
plateado se prolonga hacia el órgano más bajo. Por lo tanto la estrella de
cinco puntas con los dos cuernos que señalan hacia arriba y uno hacia
abajo es el símbolo de la magia negra. Era fácil para Lucifer entrar al
estudio de Fausto pues los dos cuernos de la estrella apuntaban hacia la
entrada, pero cuando él quiso irse y fue enfrentado con el un punto del
símbolo, su alma negra fue rechazada por el emblema de la pureza y del
amor.
Por supuesto que no hay un prueba legal de que Cristo haya entrado
en la Tierra y que allí esté confinado parcialmente como lo estamos
nosotros en nuestros cuerpos densos, pero hay un montón de evidencia
mística, y por la Ley de la Analogía también se sabe claramente que Cristo
pasa sus días y años en parte dentro y en parte fuera de la Tierra.
Cáncer, regido por la Luna, es el signo que rige la concepción. Los
egipcios lo representaron como un escarabajo, y el escarabajo era el
símbolo del alma. Cuando la Luz del Mundo, el Sol, entra a Cáncer en
junio, la energía creativa del pasado ciclo que dio vida a la Tierra ya ha
pasado, y para renovar esta vida, que disminuiría de otra manera, el Sol
debe descender otra vez. En el caída del equinoccio en Libra, las escalas
se inclinan y la fuerza germinativa entra en nuestra Tierra, llegando a su
pico máximo en Navidad cuando el Sol está en su punto más bajo de la
declinación, el solsticio de invierno. Por lo tanto la fuerza germinativa, el
Rayo de Cristo, irradia para fructificar la materia y alcanza la periferia de la
Tierra en el momento en que el Sol cruza el ecuador celeste en el
equinoccio invernal en Aries. Entonces el Salvador, el Cordero del Dios,
muere para el mundo, pero renace en las más altas esferas.
Así como nosotros estamos confinados en nuestros cuerpos densos
desde la mañana hasta la noche durante la actividad del día, así también el
Cristo está confinado en la tierra a partir de la caída del equinoccio invernal
que es el período en el que las actividades físicas merman, pero los
esfuerzos espirituales acarrean mejores resultados. Y así como salimos de
nuestros cuerpos en la noche y entramos en los mundos invisibles (del
espíritu) para recuperarnos de las condiciones paralizantes de la existencia
física, así también el Cristo es lanzado temporariamente de la Tierra en
cruz (ificción) cuando vemos al sol “pasar” por el ecuador celeste hasta
elevarse a los altos cielos. En consecuencia éste es el tiempo cuando
sentimos que decae nuestro impulso espiritual y dedicamos nuestra
energía a las actividades físicas de labranza y hacer crecer dos parcelas
de hierba donde creció solamente una.
De acuerdo con la visión común de lo material, Cristo culminó Su
sacrificio en el Gólgota, mas de hecho, este era solamente el principio. Él
todavía "está gimiendo y esperando la manifestación de los hijos del Dios",
que somos nosotros mismos. Cuando un número suficiente haya
experimentado el nacimiento del Cristo en su interior de modo que puedan
llevar la carga de su hermano y dar la vida como Cristo, quien ahora está
dando la Suya, entonces sonará la hora de la liberación y Cristo podrá
volver permanentemente al Sol. Pero como él entró en la periferia de la
tierra cuando vino el éter, según la ley que se acaba de explicar, Él debe
regresar a la superficie de la Tierra, y ésto en sí mismo constituye el
Segundo Advenimiento.
No hay advertencia en la Biblia más enfática que la dada por Cristo a
los demandantes del cristianismo. Él declaró que algunos obrarían signos y
maravillas que engañarían a los mismos elegidos, y no podemos hacer
mejor que traer Sus palabras a la mente relacionadas con nuestra última
pregunta.
del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

¿Por qué vino Cristo por primera vez?


II. ¿Por qué vino Cristo por primera vez?

En el Gólgota destruyeron el cuerpo físico de Jesús en medio de
ciertos fenómenos registrados en la Biblia, y así el espíritu de Cristo se
introdujo dentro de la tierra. Hasta ese momento, la tierra había sido
trabajada desde afuera. Así como los Espíritus de Grupo dirigen a los
animales desde afuera, así también la tierra había sido dirigida en su órbita
y la humanidad fue conducida por el camino de la evolución casi
exclusivamente por Jehová, mas desde entonces Cristo es el Espíritu que
mora en nuestra Tierra. Él ahora dirige nuestro planeta en su órbita, y se
está esforzando por sustituir el régimen de guerra inaugurado por Jehová,
por un lado, y la influencia de los espíritus luciferes marcianos por el otro,
por un régimen altruista, un reinado de fraternidad universal. Oímos mucho
sobre la fraternidad universal, pero no es necesario formar sociedades para
proclamar que somos hermanos; cada uno sabe esto; no existe ninguna
necesidad de llamar la atención al respecto. Los hermanos y las hermanas
no siempre son armoniosos, mas deben ser armoniosos si quieren ser
amigos, y por eso Cristo instituyó un ideal mucho más alto cuando llamó a
Sus discípulos amigos “vosotros sois mis amigos si hacéis lo que os he
encomendado" .

del libro "Temas Rosacruces I" de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel