humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

miércoles, 24 de febrero de 2010

LA REGIÓN DEL PENSAMIENTO ABSTRACTO: EL TERCER CIELO EL ESPÍRITU HUMANO O EGO

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

LA REGIÓN DEL PENSAMIENTO ABSTRACTO: EL TERCER CIELO

EL ESPÍRITU HUMANO O EGO


La Región del Pensamiento Abstracto es el "Tercer Cielo" en esoterismo cristiano. la Jerarquía dominante aquí son los Señores de la Forma, relacionados con Escorpión. De los más altos y grandes Mundos espirituales esta Región es la más inferior y la base de operaciones para el gran Ángel Jehová, Quien como el más elevado Iniciado del Período de la Luna, se ha unido con el Tercer Aspecto del Logos Solar. Los Señores de la Forma habían -en el Período de la Tierra - evolucionado lo suficiente como para tomar a su cargo la mayor parte del trabajo del Período de la Tierra, ver "Concepto Rosacruz del Cosmos", en el que el lado formal y material de las cosas domina todo lo demás. Los Señores de la Forma tienen a su cargo al Espíritu Humano en este Período de la Tierra, y como Jehová - Dios, operan desde la Región del Pensamiento Abstracto o "Tercer Cielo".
Este es el Mundo especial de Ellos. Diremos más pero primeramente dirijamos nuestra atención al Espíritu Humano como Ego, porque en el Tercer Cielo el Espíritu Virginal se expresa a Sí mismo como Ego.
En el "Concepto Rosacruz del Cosmos" leemos lo siguiente: "Nosotros mismo, como Egos, funcionamos directamente en la sutil substancia de la Región del Pensamiento Abstracto, que hemos especializado dentro de la periferia de nuestra aura individual. Desde allí examinamos las impresiones hechas por el mundo exterior sobre el cuerpo vital a través de los sentidos, así como los sentimientos y emociones generados por ellas en el cuerpo de deseos y reflejados en la mente". ¿Quiénes son, estos "nosotros" de quienes habla Max Heindel"? Son los Espíritus Virginales, y el Espíritu Virginal es el Yo Real, y funciona aquí como Ego, habiéndose envuelto a sí mismo, en el más denso de los tres velos de Espíritu-materia. El Espíritu Virginal mismo tiene tres potencias o aspectos, como el Dios Triuno a Cuya imagen está hecho; y estas tres potencias o aspectos corresponden al triple Espíritu: Voluntad, Sabiduría y Actividad.
El "aura individual" dentro de la cual la substancia del "Tercer Cielo" es especializada, es el aura del Espíritu Humano, el "aura permanente" que, aunque cambia de vida en vida, expresa el Espíritu-Virginal como Ego.
Revisemos brevemente lo que las enseñanzas Rosacruces dicen acerca de esto. Nótese que cuando usamos el término Espíritu Humano, indicando uno de los tres aspectos del Espíritu Virginal, nos estamos refiriendo a un velo, envoltura, o aura. Para hablar con la debida precisión, deberíamos decir no simplemente Ego, sino Espíritu Virginal como Ego. Esto, sin embargo, es embarazoso; así es usualmente decimos Ego, o Triple Espíritu.
Leemos de nuevo: "En el Período de la Luna ... los Espíritus Virginales dan una zambullida adicional en la todavía más densa materia de la Región del Pensamiento Abstracto, y aquí se agrega el más opaco de sus velos, el Espíritu Humano. En adelante se pierde la omniconciencia del Espíritu Virginal. Ya no puede penetrar en sus velos, sino que mira hacia afuera y percibe a los demás, de modo que se ve obligado a dirigir su conciencia hacia adentro y allí se encuentra a sí mismo, como Ego, separado de todos los otros". Concepto Rosacruz del Cosmos.
Nótese que esta individualidad no se pierde de allí en adelante, pero es transmutada en el arco ascendente de la evolución. Max Heindel continúa: "De esta manera el Espíritu Virginal es encajado en un triple velo y como el velo más externo, el Espíritu Humano, le ciega efectivamente con relación a la unidad de la Vida, se convierte en el Ego al hacerse la ilusión de estar separado. La evolución gradualmente disolverá la ilusión, recuperando la omniconciencia y conservando la conciencia del Yo que habrá sido agregada".
En la Quinta Revolución del Período de la Luna, los Serafines despertaron el "tercer aspecto" germinal del triple Espíritu; en la Sexta Revolución los Querubines reaparecieron y cooperaron con los Señores de la Individualidad (Quienes dieron el germen del cuerpo de deseos) para unir el recién despertado germen del Espíritu Humano al Espíritu de Vida. En la Séptima Revolución los Señores de la Llama de nuevo vinieron en nuestra ayuda, cooperaron con los Señores de la Individualidad para unir el Espíritu Humano con el Espíritu Divino. Así vino a la existencia el Ego separado, el triple Espíritu, (Concepto Rosacruz del Cosmos). Está enfocado en la quinta región del Mundo del Pensamiento.
Y en las conferencias del "Cristianismo Rosacruz", encontraremos lo siguiente: ".... Al final del Período de la Luna el hombre en formación poseía un triple Espíritu y un triple cuerpo:

(1) el Espíritu Divino, cuya contraparte es el cuerpo denso;
(2) el Espíritu de Vida, cuya contraparte es el cuerpo vital;
(3) el Espíritu Humano, cuya contraparte es el cuerpo de deseos.

Sin embargo, "el Espíritu Humano y el cuerpo de deseos comenzaron a evolucionar en el Período de la Luna y por consiguiente este trabajo estuvo a cargo del Espíritu Santo" (Jehová Dios).
"Estamos desarrollando la razón por medio de la actividad del Ego, que es el Triple Espíritu actuando únicamente a través de su más externo velo, el Espíritu Humano..."
Astrológicamente notamos que entre el Espíritu Divino y el Espíritu de Vida y sus contrapartes los cuerpo físicos y vital está el Espíritu Humano, regido por el Sol y sus contrapartes -el cuerpo de deseos- regido por la Luminaria menor, la Luna.
Notamos también es el libro "Preguntas y Respuestas", tomo II, que "el Espíritu Humano que fue despertado durante la involución en el Período de la Luna, será el más prominente de los "tres aspectos" del Espíritu, en la evolución del Período de Júpiter, que es el correspondiente Período en el arco ascendente de la espiral". El Ego poseerá entonces lo que se denomina "Conciencia de sí mismo, Jupiteriana objetiva y pictórica".
El Diagrama 2 del "Concepto Rosacruz del Cosmos" indica la posición del Espíritu Humano en la Quinta Región de la Cuarta Región, la de las Fuerzas Arquetípicas, donde se halla la mente. La parte del Mundo del Pensamiento que el ser humano normal "toca" parece estar en por encima de la superficie de la Tierra, como se observó en un comentario anterior; y todos nuestros procesos mentales tienen lugar dentro de la porción de ella que es especializada en nuestra propia aura. En la misma Cuarta Región junto con el eslabón de la mente está la "Memoria de la Naturaleza" perteneciente a todo el Período de la Tierra, porque este Mundo del Pensamiento es en realidad la mente del Espíritu de la Tierra. Por supuesto que compenetra el globo, porque el Espíritu Planetario está en el centro de la Tierra, rodeado de vehículos que corresponden a las envolturas o auras humanas. Solamente mediante la Iniciación puede la humanidad penetrar a través de estas "capas" psico-espirituales de la Tierra y llegar hasta el centro, donde uno se encuentra cara a cara con el Espíritu Interno Planetario.
Aquí, entonces, en la Región del Pensamiento Abstracto tenemos el primer Mundo en el cual el Espíritu Virginal se conoce a sí mismo como Ego descendiendo a la materia; y también el primero en que el Ego se conoce a sí mismo como Espíritu, cuando está emergiendo desde la materia. Aquí es consciente de sí mismo como ente separado y aparte de todos los otros seres y la envoltura o substancia del Espíritu Humano de que está rodeado, es el aura prototípica reflejada en las envolturas mental y astral. El Espíritu de Vida y el Espíritu Divino son también llamados velos, como hemos visto, pero no son auras, en el sentido limitante como lo son el Espíritu Humano o la envoltura mental y el cuerpo de deseos. El Ego como triple Espíritu tiene un vehículo especial, el "Dorado Vestido de Bodas", nombre dado a los éteres superiores del cuerpo vital, desarrollado por medio del servicio a los demás.
En la actualidad el Ego no asciende más allá del "Tercer Cielo" después de la muerte, llevando consigo los cuatro átomos-simientes, permanece allí sólo un corto tiempo antes de prepararse para el renacimiento. Desde este mundo su atención se enfoca en las escenas de la "Memoria de la Naturaleza" de la Cuarta Región, y se le permite escoger, entre varios patrones "causales" uno de los cuales pondrá en práctica en el siguiente renacimiento. El Ego no tiene la Sabiduría suficiente como para trabajar solo, pero las Jerarquías que lo guían lo dirigen tienen acceso no solamente a la "Memoria de la Naturaleza" del Mundo del Pensamiento, sino también a los todavía superiores registros encontrados en el Mundo del Espíritu de Vida, que se remontan a la aurora misma del Período de Saturno. De esta manera el Ego es conducido a hacer una sabia elección, y bajo la tutela de las Jerarquías una vez más comienza el descenso a través de los planos hacia un nuevo nacimiento en un cuerpo físico.
También es aquí, en el "Tercer Cielo", donde el Ego tiene su ser esencial y donde los Instructores o Hierofantes de las Escuelas de Misterios hacen su más importante contacto con el neófito. este es un punto que debe ser entendido. El Instructor puede o no transmitir instrucción, telepática o clariaudientemente, pero usa la conciencia pictórica objetiva del Período de Júpiter, que toda la humanidad tendrá en ese Período, la cual solamente los Hermanos Mayores de la raza poseen en la actualidad.
Esta clase de comunicación se hace posible porque un nuevo quinto elemento es agregado al lenguaje, y las imágenes formadas son percibidas con objetividad completa. Con todo esta visión de imágenes objetivas surge, no desde afuera, sino de la conciencia egoica misma. Mana de adentro, porque la comunicación es de Ego a Ego, y perfectamente objetiva en el sentido espiritual.
La comunicación interior se acompaña de conscientes escenas proyectadas, que llegan al cerebro por vía del éter reflector y algunas veces puede objetivarse hasta los límites mismos de la visión física, cuando es hablada la "Palabra".
Así es que no carecemos de comunicación con los Mundos superiores mientras estamos encarnados sobre la tierra. Max Heindel señala que "si nuestras mentes se ocuparan de temas tales como las matemáticas o el estudio de las fases planetarias de la evolución, ESTARÍAMOS CONSTANTEMENTE EN LA REGIÓN DEL PENSAMIENTO PURAMENTE ABSTRACTO ... porque la mente sería dirigida hacia arriba, hacia los Reinos espirituales por medio de los cuales se obtiene la liberación".

del libro "Temas Rosacruces", Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

martes, 16 de febrero de 2010

LAS JERARQUÍAS CELESTES Y LA IMAGINACIÓN CREADORA

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

LAS JERARQUÍAS CELESTES Y LA IMAGINACIÓN CREADORA


Obsérvese que TODAS las Jerarquías Creadoras están activas en el "Segundo Cielo" como Fuerzas Arquetípicas, en un tiempo u otro. Así como nuestra propia raza humana está allí durante centurias entre renacimientos, así también las Jerarquías Celestes que están por encima del hombre, van y vienen por ese plano, aunque las Jerarquías dominantes son los Señores de la Mente. Este es el plano más inferior en que funcionan los Señores de la Mente. Ellos no trabajan con ninguna otra de las oleadas de Vida de nuestro planeta que no sea la humanidad, y la humanidad de Espíritus Virginales que mora en otros planteas de este sistema solar.
Aquí en el "Segundo Cielo" el Ego recibe instrucción en plena conciencia de vigilia por parte de estos Jerarcas, a Quienes ve en esa clara luz blanca que caracteriza al reino Mental, ante la cual todo aparece con intensa agudeza y claridad en el más brillante y luminoso color. Tanto el color como la forma fluyen en este mundo procediendo del Tono, o Música de las Esferas, que se difunde en este reino.
Puesto que el hombre, el Ego, está aquí aprendiendo a construir cuerpos, es claro que ve las formas y Arquetipos creadores de este Mundo son objetividad espiritual: no como ensueños o ilusiones, sino como realidades vivientes. La visión es aquí intelectual e imaginativa incluyendo todo lo que entendemos por la palabra "forma". Si esto no fuera así estos Arquetipo no podrían producir las formas que aparecen en los mundos inferiores de Deseos, Etérico y Físico. Actualmente se habla de "dimensiones superiores", de modo que tenemos una forma lógica de explicar cómo pueden haber formaciones tan definitivas en un "hiper-espacio" que no es físico o material, pero sin embargo, es lógicamente real.
¿Cómo trabajan estas Jerarquías Creadoras? En "Francmasonería y Catolicismo" dice Max Heindel: "Por medio de la Imaginación el Gran Arquitecto del Universo debe primero haber visualizado todo, tal como es ahora, o como fue creado al principio y luego mediante su Voluntad los átomos físicos fueron ordenados en esta matriz o molde de pensamiento, llegando así, gradualmente, a la manifestación al Universo tal como fue ideado por su Creador. Tampoco debemos creer que este proceso está ya completo, sino que continuará hasta que todo haya llegado a ser "PERFECTO, SEGÚN EL DISEÑO ORIGINAL".
"Las Jerarquías Divinas que han llevado a cabo el plan del Gran Creador también usan la misma Fuerza Creadora dual al formar el cristal en el mineral, la hoja de la planta o la silueta del animal. Con su poderosa Imaginación dibujan en la Región Arquetípica de la Tierra lo que desean crear y su Voluntad concentrada moldeará la materia más grosera según esa matriz hasta que asuma una definida forma física como deseó ... El hombre, el Espíritu, tiene una fuerza creadora semejante..."
Luego la Imaginación es la Fuerza dominante en el Segundo Cielo", pero el fundamento real de la visión imaginativa está en la Región Superior del Pensamiento Abstracto, en la Idea Germinal formada por el Ego que funciona en la cubierta o aura permanente del Espíritu Humano. Hablamos de tres "cubiertas" o "velos" del Espíritu, pero únicamente el tercero, o más inferior y denso puede ser llamado un "aura" en sentido delimitado. Los "velos" del Espíritu de Vida y Espíritu Divino pertenecen a mundos universales y cósmicos.
La Región del Pensamiento Concreto, o "Segundo Cielo", es, por lo tanto, un mundo en el cual el conjunto de imágenes es significado y consecuentemente interpretable como símbolo. Las hermosas figuras simbólicas, a menudo geométricas, vistas por el estudiante durante la meditación, pertenecen realmente a este reino.
Debemos aprender a considerar la Imaginación como un Poder Divino, junto con la Voluntad Espiritualizada y entender que el mundo de la Imaginación es tan real como el Mundo Físico. Por supuesto uno no debe confundir ambas cosas porque tal confusión da por resultados alucinaciones.
De aquí la importancia de la "Imaginación entrenada" del vidente, de la cual Max Heindel habla. Queda por demostrar que la Imaginación es entrenada por la razón iluminada, que pertenece a la región del Pensamiento Abstracto, o "Tercer Cielo" y este trabajo es parte del objetivo primario de la Época Aria.
Existe una clarividencia mental que abre para el neófito la puerta de los fenómenos del "Segundo Cielo", y si bien al principio pueden existir fantasías autocreadas, el neófito gradualmente aprende a trabajar con la Idea Germinal, principio guiador a lo largo del cual tienen lugar las formaciones Imaginativas. La Idea que germina en el "Tercer Cielo" desarrolla o "emana desde adentro", las formaciones del "Segundo Cielo"y si el neófito capta la Idea, puede ver su verdadera representación desplegándose ante su visión intelectual en el espacio Mental. Este es un concepto fundamental del mundo Mental y todo estudiante debe llegar a captar el principio involucrado, con el fin de asegurar el control de la mente.
Este proceso de visión que hemos descripto pertenece al trabajo de la meditación. No debe ser confundido con el trabajo del alto Iniciado que abandona su cuerpo conscientemente y funciona en el Segundo Cielo donde lee la Memoria de la Naturaleza localizada en la Región media de ese Mundo, la Región de las Fuerzas Arquetípicas. Pero sabemos que cada quien, en tanto que piense, especializa dentro de su aura una pequeña parte del Mundo del Pensamiento y su pequeña memoria es también parte de la gran "Memoria de la Naturaleza". Cada quién, por lo tanto, puede tener unos pocos vislumbres de los fenómenos del Mundo del Pensamiento mucho antes de que sea un Iniciado y Max Heindel creyó que algunos podrían en unos pocos años aprender a leer en la "Memoria de la naturaleza" como él lo había hecho; sabemos por esto que el poder de leer, en grado limitado, en la "Memoria de la naturaleza", no significa que la persona sea un Iniciado. Pero, como él también lo afirmó (Concepto Rosacruz del Cosmos), cada vez que razonamos abstractamente estamos en la Región del Pensamiento Abstracto; y similarmente puede decirse que cada vez que ejercitamos la imaginación y los poderes del pensamiento en la meditación, estamos realmente en la Región del Pensamiento Concreto; todo pensamiento es parte del Mundo del Pensamiento.
Nunca nos hemos preguntado a nosotros mismos: "¿Por qué es que yo puedo "ver" mis propios pensamientos y no los pensamientos de los demás?". La respuesta está en la naturaleza y grado del desarrollo oculto. La mente es todavía débil y comparativamente amorfa y como el niño en el vientre de su madre, el Ego humano está aislado del ambiente externo del Mundo del Pensamiento por medio de influencias protectoras, hasta que sea lo suficientemente fuerte como para ver primero en ese Mundo y más tarde funcionar dentro de él en un cuerpo mental plenamente formado. A propósito de esto, podemos considerar la condición del Ego después de la muerte, cuando entra en esta Región, procedente del Mundo del Deseo. está completamente despierto en la Región del Pensamiento Concreto, y las Jerarquías Celestes que allí moran le enseñan todo lo que necesita saber por medio de la Imaginación Creadora.
Hemos aprendido que el "Primer Cielo" está localizado, por así decirlo, en la parte alta de la atmósfera de la Tierra. El Ego todavía puede allí ponerse en contacto con sus seres queridos que ha dejado en la Tierra, durante el sueño y los ensueños de éstos; y cuando se eleva al, todavía más elevado "Segundo Cielo", lo mismo puede ocurrir hasta cierto grado.
Habiendo abandonado el cuerpo de deseos que guarda alguna semejanza con el recién descartado cuerpo físico, el Ego estando en el "Segundo Cielo" pudiera no ser reconocible por sus amigos de la Tierra, pero eso no significa que sea totalmente amorfo o no-humano. Esta es la Región del Pensamiento Concreto; está lleno de formas de pensamiento.
Las Jerarquías Celestes pueden aparecer como globos de luz, como se ha descripto en la literatura sagrada, o en forma de otras formaciones luminosas, pero pueden también, cuando la ocasión lo requiere, mostrarse en forma no diferente a la del ser humano celeste. Sabemos que cada Espíritu Planetario tiene su propia Región del Pensamiento Concreto, en la que son hechos los Arquetipos peculiares a su propia evolución; pero el Arquetipo Principal para el sistema Solar entero debe obviamente estar en el Padre Sol, en la Región del Pensamiento Concreto Solar. Aquí el Hombre Divino, el "Hombre parado en el Sol" que describe San Juan, -el Cristo Solar- resplandece como patrón para toda la oleada de Vida de espíritus Virginales, de la que somos parte. El Sol también es una estrella; y las Jerarquías que vienen a nuestro planeta de otros Sistemas Solares contemplan este Arquetipo, bajo el cual, Ellas también, deben trabajar.
Por toda esta Región el simbolismo es un factor dominante. La IDEA que es proyectada desde el "Tercer Cielo" a la Región del Pensamiento Concreto da significado a toda formación que allí aparece. Nada puede existir allí sin su Idea subyacente y animadora. Por lo tanto el "Segundo Cielo" puede ser leído como un libro por parte del clarividente instruido, y las visiones simbólicas pertenecientes a esta Región abundan en la escrituras sagradas de todos los pueblos. Muchos estudiantes, al leer la descripción de las sagradas visiones como las de San Juan en el Apocalipsis o las del antidiluviano Enoc, se preguntan: "¿Son estas visiones simbólicas, o son reales?" Son tanto simbólicas como reales. Esto es son reales como formas de pensamiento y están impregnadas de un complicado significado que se desarrolla ante la iluminada razón del Ego. Se nos dice que algunos Egos van directamente al "Segundo Cielo" después de la muerte, al no tener necesidad de las experiencias correctivas del Purgatorio y del "Primer Cielo". Allí pueden "llevar a cabo ciertas investigaciones y pasar por ciertas instrucciones que los capacitarán para asumir más elevadas y mejores posiciones como auxiliares de la humanidad en una vida futura. Esta clase, por lo tanto, no podría ser vista por ningún amigo ni pariente que saliese del cuerpo durante el sueño". Pero Max Heindel ha dicho que los Espíritus del "Segundo Cielo" pueden visitar a sus seres queridos (aunque no pueden materializar un cuerpo). Ellos prefieren permanecer en los más apartados límites de la atmósfera de la Tierra. Esta afirmación debe, por lo tanto, tomarse como una confirmación de la cual pueden haber notables excepciones.

del libro "Temas Rosacruces", Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

lunes, 15 de febrero de 2010

Las Jerarquías Creadoras y Dionisio el Areopagita

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

Las Jerarquías Creadoras y Dionisio el Areopagita
(Correlacionadas con el Diagrama 9 del CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS)


Los esoteristas saben que el Cristianismo siempre ha tenido su propia teosofía (sabiduría de Dios), fundada en la instrucción dada por el Cristo mismo, tanto antes de Su Crucifixión, después de su Resurrección y continuando a través de Su Ascensión y de sus retornos cíclicos a nuestro planeta, desde el Sol. Cuando el Cristo fundó los Misterios Mayores, los Iniciados graduados en los Misterios Menores existentes vinieron a Él, desde todas partes del mundo para ser introducidos en el nuevo régimen espiritual. Los ecos de este acontecimiento verdaderamente cósmico son perceptibles en muchas escrituras antiguas. "Pistis Sophia" es un ejemplo notable.
El Cristo llegó a un mundo dominado por la cultura y la civilización griega. Los ocultistas de esta cultura eran principalmente greco-egipcios, encarnados en la figura-tipo de Hermes Trimegisto, el Mercuriano. Estos eran los Misterios -llamados Misterios Herméticos- que fueron absorbidos por el Esoterismo Cristiano. Incluían una ciencia tanto esotérica como exotérica: una ciencia del Mundo Interno Mundo del Alma y una ciencia del Mundo Exotérico o Físico. Los Misterios hebreo-cristiano correspondientes son los Misterios de Enoc. Un notable erudito ha dicho que si la comunidad Esenia fue la madre de la Cristiandad, el Libro de Enoc fue su padre, lo que constituyó un vislumbre de la verdad.
Los griegos pusieron el fundamento del moderno pensamiento científico. También fueron los primeros en establecer una "ciencia de la religión", incluyendo una angelología que podría ser usada como objetivo de la observación clarividente por parte de Iniciados de todas las escuelas y esto está en armonía con lo afirmado en el "Concepto Rosacruz del Cosmos" de que el Ego en la mente, durante la época Aria, porque la razón pertenece a la Región del Pensamiento Abstracto, en la que el Espíritu Humano tiene su ser esencial. El Ego es todavía débil y el trabajo sobre él se ha acentuado en la Época Aria, que es la quinta época de nuestra presente evolución; porque todo quinto período de cualquier ciclo recapitula y fomenta el trabajo sobre el Espíritu Humano, que fue despertado por vez primera en la quinta revolución del Período de la Luna. A medida que el Ego se fortalece, en la misma medida aumenta su poder de pensar y de razonar.
Los Misterios Menores incluían complicadas enseñanzas sobre la naturaleza y funciones de innumerables Espíritus que trabajaban invisiblemente sobre los planos internos de la Naturaleza. La nomenclatura puede haber diferido de escuela a escuela, pero el sistema Jerárquico fue casi el mismo, como ha sido descripto por videntes Iniciados a través de los siglos.
El Cristianismo atribuye su sistema de angelología -su propia teosofía- a Dionisio el Aeropagita, llamado así porque era uno de los jueces del Monte de marte (el Areópago) ante cuyo tribunal Pablo hizo su vehemente alegato en defensa del "Dios desconocido", quién fue convertido al Cristianismo en ese tiempo. Según la leyenda eclesiástica, Pablo instruyó a Dionisio en aquellos Misterios que vio cuando fue "arrebatado hasta el tercer cielo, si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, Dios lo sabe". Esto es, Pablo inició a Dionisio en los Misterios de Cristo, así como él mismo había sido iniciado por los Apóstoles. Esta iniciación incluía la visión de las Jerarquías Celestiales.
Los historiadores ponen en duda la autenticidad de los escritos dionisíacos que han llegado a nosotros, diciendo que estos escritos posiblemente no pertenecen al siglo primero, pero el ocultista comprende que no es el texto literal el que corresponde a la obra del gran Iniciado griego, sino un cuerpo de doctrinas impartidas de Maestros a discípulos; sólo una pequeña parte del cual fue confiado a la escritura y hecho accesible al público. Fue el sistema Dionisíaco el que puso fundamentos de toda la era de Piscis. Ahora el término "Ángeles" (del griego Angeloi, mensajeros) reemplazó a la palabra "dioses" de los panteones paganos, convirtiéndose todos los dioses en "mensajeros", Angeloi, del único Dios, nuestro Padre que está en los Cielos. La doctrina del Logos, que demuestra mediante la razón y la lógica que la inteligencia penetra todo el universo, fue compendiada en Cristo como el Verbo: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios, y sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho".
El judío Filón de Alejandría, habló de este Logos como del "Espíritu del Proceso Cósmico".
La primera teosofía cristiana fue astronómica. El Iniciado veía el universo exterior con los ojos físicos y con los ojos espirituales podía observar que las Jerarquías de los Espíritus Angélicos estaban distribuidas por todo el universo, gobernando y guiando todas sus partes y elementos. Había nueve esferas "Cristalinas" en el sistema astronómico de Ptolomeo, cada una de ellas regida por un dios planetario o "Titán"; estos dioses también eran llamados "sirenas", porque cantaban a medida que se movían en sus esferas a través del espacio.
El Sol, la Luna y cinco planetas regían cada uno, una esfera. La esfera de las estrellas fijas eran la octava esfera. Luego venía el Empíreo, en el cual el Ser Supremo Triuno moraba y Su Ley estaba simbolizada en las tres Parcas que se sentaban por encima de la Rueda Cósmica tejiendo los destinos de las almas humanas.
Pero los posteriores Padres de la Iglesia separaron su teosofía angélica de esta base astronómica. los Nueve Coros Angélicos de Dionisio fueron colocados en el Empíreo, completamente más allá y aparte del universo exterior. Aquí moraban en la hermosura de la Presencia de Dios, y desde aquí Dios les enviaba en misiones al mundo de las estrellas, de los planetas, de los elementos y de los hombres de la tierra. No fueron considerados como Inteligencias "Creadoras". No creaban nada. Simplemente llevaban los de Dios desde el Cielo a los mundos inferiores.
Ahora descubriremos brevemente cómo el sistema Dionisíaco armoniza con el moderno esoterismo del "Concepto Rosacruz del Cosmos" Max Heindel frecuentemente alude a los miembros de las Jerarquías bajo los nombres Dionisíacos. Volviendo al Diagrama 9 titulado "Las Doce Grandes Jerarquías Creadoras" comprendemos cómo eran las Jerarquías al principio del Período de la Tierra y por lo tanto no se menciona que los Sagitarios dieron el eslabón de la mente.
Max Heindel describe estas Jerarquías como "creadoras" y demuestra que no es sólo el hombre el que evoluciona y los reinos inferiores con él, sino que también las Jerarquías Celestiales evolucionan de gloria en gloria, el lugar de permanecer fijas para siempre en una sola posición en la escala de la Creación.
El Diagrama 9 y el texto adjunto indican que dos Jerarquías correspondientes a Aries y a Tauro nos ayudaron al principio de nuestra evolución y luego pasaron a la liberación en el Mundo de Dios -ver diagrama 14-. Todavía tenemos doce Jerarquías en nuestro sistema porque otros miembros de su oleada de Vida pasaron a ocupar sus lugares. Cuando las dos primeras Jerarquías trabajaron con nosotros no existía en el espacio el sistema Solar material. La evolución estaba entonces más localizada en las Región del Pensamiento Concreto.
Las siguientes tres Jerarquías -los Serafines, los Querubines y los Tronos (Géminis, Cáncer y Leo)- son la Primera Tríada del nónuple sistema Dionisíaco. Se dice que no tienen contacto directo personal con la humanidad y el "Concepto Rosacruz del Cosmos" dice que ellos también pasaron a la liberación antes de la aurora del Período de la Tierra; están funcionando ahora en el Mundo de los Espíritus Virginales. Estas tres Jerarquías despertaron el triple Espíritu en el hombre, habiendo dado también los Señores de Saturno, la Jerarquía de Virgo también dio el germen del cuerpo vital y la Jerarquía de Libra el germen del cuerpo de deseos.
Las siguientes seis Jerarquías constituyen las Tríadas segunda y tercera del sistema Dionisíaco nónuple.
Dionisio llama a la segunda Tríada "Gobernadores" (Efesios 6:12) pero con especial referencia a las Dominaciones, siendo el primero de los tres miembros de esta Tríada, que consiste en Dominaciones, Virtudes, y Potestades y se refieren a Virgo, Señores de la Sabiduría o Dominaciones, guardianes del Espíritu Divino en el hombre. Quiénes "tomaron cargo" como Jerarquías más avanzada relacionada con el hombre en el Período de la Tierra; Libra (Virtudes) a cargo del Espíritu de Vida en el hombre y sus atributos de Amor, Belleza, Justicia y Ley Moral; y Escorpión (Potestades), a cargo del Espíritu Humano y los germenes del triple cuerpo durante el Período de la Tierra, en el que la forma es lo dominante. Las Potestades, llamadas Exusiae, por Dionisio constituyen la Jerarquía más activa en el Período Terrestre.
La Tercera Triada Dionisíaca -Principados, Arcángeles y Ángeles- corresponden a Sagitario, Capricornio y Acuario. Son llamados Ministros. Sólo esta Triada se pone en íntimo contacto personal con la humanidad y con otros habitantes de la Tierra.
Los Principados (Príncipes) son los Señores de la Mente de Sagitario. Quienes dieron al hombre el germen de la mente en el Período de la Tierra. Puesto que el -Diagrama 9- representa las condiciones al principio del Período de la Tierra, eso no se muestra en dicho Diagrama. San Pablo habla de los Señores de la Mente como "Potestades de las Tinieblas", debido a que vienen del oscuro Período de Saturno, en el que estuvieron en su estado humano.
Los Arcángeles también son llamados "Principes" de éste o de aquel pueblo; la Biblia se refiere a "Miguel" como Príncipe del pueblo de Daniel. Nosotros los denominamos ESPÍRITUS DE RAZA. Quienes tienen a su cargo las razas, tribus y naciones; también trabajan con todas las especies de animales como Espíritus Grupo. Los Ángeles están encargados de las familias y de los individuos como Espíritus Guardianes.
La "Música de las Esferas" de la Teosofía Eclesiástica es atribuida a los cánticos de estas Jerarquías y el "Concepto Rosacruz del Cosmos" nos informa que el sonido o tono se difunde por toda esta región y "aparece como color".
Este sonido es el instrumento por así decirlo, por medio del cual se lleva a cabo el trabajo creador.
Al final del Diagrama 9 encontramos la constelación de Piscis, la cual representa nuestra propia humanidad de Espíritus Virginales de éste y de los otros planetas de nuestro sistema solar. El sistema Dionisíaco no incluye a la humanidad entre Jerarquías Celestiales. Somos un poquito inferior a los Ángeles, Quienes están inmediatamente arriba de nosotros en la escala Cósmica: pero de todas maneras "somos dioses, en latencia" y no está lejos el día en que nos conoceremos "como somos".

del libro "Temas Rosacruces", Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel.

LAS JERARQUÍAS CELESTIALES. FUERZAS ARQUETÍPICAS:

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

LAS JERARQUÍAS CELESTIALES. FUERZAS ARQUETÍPICAS:



Aunque los Señores de la Mente son la Jerarquía dominante en el "segundo Cielo" sabemos que otras Jerarquías están allí también, incluyendo nuestra propia humanidad de Espíritus Virginales quienes permanece durante centurias mientras construyen los Arquetipos para el futuro ambiente sobre la Tierra y trabajan sobre toda clase de cuerpos, incluyendo un cuerpo humano en el que puedan más tarde volver al renacimiento en el plano físico.
Aquí en el "Segundo Cielo" el Ego es instruido por las Jerarquías Creadoras en plena conciencia de vigilia. Por entonces ha descartado todos los vehículos con excepción de la envoltura de la mente, reteniendo los átomos-simientes de los cuerpos inferiores y convirtiéndose de hecho en parte de las así llamadas "Fuerzas de la Naturaleza", o Fuerzas Arquetípicas que trabajan a través de las formas de pensamiento de esta Región y crean los Arquetipos para los tres mundos inferiores, porque todas las cosas que existen en el universo son en realidad "formas de pensamientos cristalizados", dice Max Heindel.
Las doce Jerarquías Creadoras han trabajado y trabajan todavía, con la humanidad. Un día nuestro planeta, habiendo evolucionado en un Sol, se convertirá en un Zodiaco, que será la matriz de un nuevo Sistema Solar, en el cual funcionaremos como Jerarquías Creadoras para una nueva evolución de oleadas de Vida. Antes de que hubieses estrellas en el espacio, las Jerarquías Creadoras estaban allí en cuerpos espirituales; pero cuando el Globo "D" del Período de la Tierra vino a la manifestación, ellos se condensaron en el espacio en forma de constelaciones del Zodiaco.
Pero sabemos que aunque sus símbolos físicos son las lejanas constelaciones del Zodiaco, no están separados de nosotros espiritualmente sino que están "mas cerca que las manos de los pies", más cercanos en verdad que el aliento.
Hablamos de las doce grandes Jerarquías Creadoras, como una oleada de Vida relacionada con cada signo; pero notamos en los diagramas del Concepto Rosacruz del Cosmos" que cinco Jerarquías han abandonado nuestra evolución y han pasado a la liberación antes de la aurora del Período de la Tierra. Sin embargo sabemos que tenemos todavía las constelaciones en el cielo y mostramos doce signos del Zodiaco en el horóscopo; por lo tanto debe deducirse que los Jerarcas que trabajaron en los Períodos de Saturno, del Sol, y de la Luna y que nuestro sistema antes del inicio del Período de la Tierra, fueron sólo una parte de las Jerarquías representadas por los signos de Aries, Tauro, Géminis, Cáncer y Leo. Sus lugares han sido tomados por otros miembros de su oleada de Vida, quienes continúan trabajando con la humanidad de nuestro sistema solar. De nuevo recordamos al estudiante que la palabra "humanidad" incluye no solamente a los habitantes del planeta Tierra, sino también a la de otros planetas de nuestro sistema Solar, con la posible excepción de Marte y los planetas exteriores, Neptuno y Plutón. Por lo tanto, todas las Jerarquías continúan siendo representadas en el "Segundo Cielo" y la "Música de las esferas" que resuenan en ese "Cielo" está compuesta del cántico creador que emana de todas las Doce Jerarquías.
En el "Segundo Cielo", el Mundo que conocemos, es traído a la existencia mediante el canto de las Divinas Jerarquías de las cuales la humanidad misma es una. Estas Jerarquías Creadoras, junto con el hombre, son las Fuerzas Arquetípicas que trabajan en forma creadora en el "Segundo Cielo" y pueden ser que Iniciados altamente evolucionados de otros sistemas puedan también trabajar con nosotros aquí; porque Max Heindel dice: ver "Concepto Rosacruz del Cosmos" que el "Séptimo Plano Cósmico" es inconmensurablemente vasto, mucho más allá de lo que la mente humana pueda concebir, comprendiendo dentro de sus límites millones de sistemas Solares parecidos al nuestro, que son los campos de evolución de muchos grados de seres de aproximadamente nuestro propio estado evolucionario. De esto se sigue que si existen muchos millones de seres parecidos a nosotros mismos en clase y grado de evolución, entonces algunos de ellos pueden también estar presentes con nosotros en el "Segundo Cielo", aprendiendo a trabajar creadoramente con Jerarquías mayores, así como nuestros propios más elevados Iniciados pueden abandonar nuestro sistema Solar para trabajar en otros campos cósmicos.
Debe quedar bien entendido que así como en el Mundo del Deseo el espacio y el tiempo están casi aniquilados, en el Mundo del Pensamiento, en el "Segundo Cielo", las limitaciones del espacio y del tiempo son realmente despreciables. En esa forma, las Jerarquías Creadoras, aunque representando constelaciones distantes muchos billones de millas en el espacio y una evolución estelar muchos billones de años en el tiempo, están en realidad presentes en la relación más estrecha e íntima con los Egos humanos del "Segundo Cielo".
Debemos entender también que la lista de las Jerarquías dadas en los diagramas no significa que exista sólo una constelación para cada Jerarquía. Nuestra propia oleada de Vida está relacionada con el signo de Piscis; sin embargo estamos evolucionando bajo la influencia de todas las doce Jerarquías y los seres humanos nacen por lo tanto con la influencia de los doce signos del zodiaco en sus horóscopos.
Nuestra oleada de Vida en su totalidad puede estar gobernada por Piscis y tal vez nuestro Dios Solar fue originalmente un Dios Estelar de ese Signo, pero nosotros, como Espíritus individuales podemos nacer bajo cualquiera de los doce signos. Similarmente las oleadas de Vida de las otras constelaciones, aunque regidas como tales por un determinado signo del cual tal vez se originaron en el "Caos", están dirigidas por otras Fuerzas cósmicas estelares y responden a ellas como nosotros aquí lo hacemos en nuestro planeta Tierra.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

LOS SEÑORES DE LA MENTE

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

LOS SEÑORES DE LA MENTE


La Región de las Fuerzas Arquetípicas en medio del Mundo del Pensamiento, es el plano a través del cual las Inteligencias Cósmicas, conocidas como Jerarquías Creadoras, funcionan incluyendo al Hombre mismo. En el "Concepto Rosacruz del Cosmos" las hallamos y se ha dicho que largo tiempo antes de una especie de Espíritu-Grupo para la oleada de Vida de Espíritus Virginales, desde el principio del oscuro Período de Saturno. Una y otra de estas Jerarquías tomó a su cargo la nueva oleada de Vida del Espíritu Virginal, según fue necesario. El Diagrama 9 del Cosmos, "Las Doce Grandes Jerarquías Creadoras" y el Diagrama 14, "Los Vehículos de los Más Elevados Iniciados y de la Humanidad Ordinaria", indican estas correlaciones. El estudiante debe tomar nota de que ambos diagramas se refieren a condiciones que prevalecían en la aurora del Período Terrestre.
En "Los Misterios Rosacruces", Max Heindel discurre sobre los Señores de la Mente, la Jerarquía dominante en la Región del Pensamiento concreto. Se correlacionan con la constelación de Sagitario y se dice que han venido de allí, pero son discutidos separadamente.
Los Señores de la Mente fueron humanos en el oscuro Período de Saturno. Nuestro Sistema Solar existía entonces en la Región del Pensamiento Concreto en forma de una bola de materia mental en la cual los Espíritus Virginales estaban incrustados como las drupillas de una frambuesa, cada uno con su chispa individual. Los Señores de la Mente trabajaron sobre este globo de materia mental así como el hombre ahora trabaja sobre el reino mineral, dándole forma y contorno y llegaron a ser expertos en el trabajo con materia mental. En el Período Terrestre alcanzaron el estado creador y entonces pudieron dar al hombre la mente germinal que irradian de sus propios cuerpos, en la última Época de Lemuria y en el principio de Atlantis, o sea a los precursores en Lemuria -a las masas en Atlantis (parte)- y continúan trabajando con el hombre. En "Los Misterios Rosacruces" leemos de nuevo. "Parece ser una anomalía que Pablo hable de ellos como seres malignos y que nos exhorte a resistirlos. La dificultad desaparece, sin embargo, cuando comprendemos que el bien y el mal son sólo cualidades relativas. Una ilustración aclarará el punto: supongamos que un experto ha construido un órgano maravilloso, una obra maestra. Al hacerlo así ha seguido su vocación en la manera adecuada y por lo tanto debe ser elogiado por el bien que ha hecho. Pero si no desea entregarlo, si rehusa dar su producto al músico que sabe cómo tocar el instrumento y si se entromete en la sala de conciertos, será censurado como malo. Similarmente los Señores de la Mente hicieron el más grande servicio posible a la humanidad cuando nos ayudaron a adquirir nuestra mente, pero muchas sutiles influencias de pensamiento que nos vienen de ellos, deben ser resistidas, como Pablo muy correctamente subraya".
Esto no quiere decir que la entera oleada de Vida de los Señores de la Mente sea mala o que sea una influencia retardante. Sabemos que el Supremo Iniciado de los Señores de la Mente es ese poderoso Ser Cósmico a quien llamamos, Padre. El es el Jefe de los Señores de la Mente y el más alto miembro de la Trinidad Solar, que es el Poder gobernante del Período Terrestre. El Diagrama 14 nos indica que la "base" de su operación es el Mundo del Espíritu Divino; pero Él ha alcanzado la unión con todos los tres Aspectos del primer Dios de nuestro Sistema Solar, quien en la aurora del Período Terrestre delegó al Padre, al Cristo y al Espíritu Santo (Jehová) como regentes de nuestro presente esquema de evolución.
¿Cuáles son las "sutiles influencias" que deben ser resistidas, las cuales vienen de ciertos miembros de la Jerarquía de los Señores de la Mente? Son influencias que tienden hacia el materialismo y la separatividad excesiva. Estas influencias materializantes y separativas deber ser resistidas. Es evidente que cuando la mente embrionaria, dada al hombre por estos Señores se alió con el cuerpo de deseos y esto se debió principalmente, a la influencia de los Espíritus Lucifer; pero los Señores de la Mente también estaban implicados. Ellos habían irradiado el "germen" de la mente de sus propios cuerpos, que están hechos de materia mental. Sin esa mente germinal, la evolución entera del hombre nada hubiera valido, porque era el punto de apoyo sobre el cual la involución se convirtió en evolución. El Ego fue entonces capaz de introducirse en sus vehículos y tomar en sus manos su propia evolución, pero cuando la mente naciente se coligo con el cuerpo de deseos, la humanidad de la Tierra descendió en la materialidad más de lo que se había previsto. Este fue el principio del "falso Ego". Fue necesario por lo tanto, llamar en ayuda del hombre a los Señores de Mercurio y a los Señores de Venus. Los Mercurianos se hicieron cargo de la mente inferior o concreta, estableciendo los "Nueve Misterios Menores" con el fin de entrenar de tal modo el intelecto, que pudiera ser librado del dominio del cuerpo de deseos y en lugar de eso convertirse en instrumento del Espíritu Humano. Así se hace posible hoy que el hombre al tener conciencia de su verdadera identidad como un Hijo de Dios pueda con la ayuda de los Mercurianos aprender a abandonar sus vehículos inferiores conscientemente y viajar hacia los mundos superiores.
Leemos de nuevo en el "Concepto Rosacruz del Cosmos": "Cuando el hombre evolucionado ha pasado a través de los "Nueve Misterios Menores" obteniendo así entrada a los estratos de la Tierra, todavía tiene que ganar el derecho a entrar PRIMERA DE LAS INICIACIONES MAYORES, EN LA CUAL APRENDE A CONOCER EL MISTERIO DE LA MENTE, esa parte de su ser que comenzó en la Tierra. Cuando está listo para recibir la Primera de las Grandes Iniciaciones, ha desarrollado su mente hasta el grado que todos los hombres están destinados a alcanzar hacia el final del Período Terrestre. En esa Iniciación se le da la clave del siguiente grado y todo el trabajo que haga después de eso será el que el género humano en general hará en el Período de Júpiter. Después de esta Primera Gran Iniciación se convierte en un Adepto".
El "Misterio de la mente", que le da la clave de toda futura evolución, es el don especial de los Señores de la mente de Sagitario y de su Gran Líder "El Padre". Las Iniciaciones Menores fueron fundadas por los Mercurianos; las grandes Iniciaciones fueron establecidas por el Cristo y esta Iniciaciones nos conducen al Padre, a Quién como dice el Nuevo Testamento, el Cristo declaró que Él entregaría algún día el Reino.
Puesto que los Señores de la Mente vienen de Sagitario, que es astrológicamente, el signo de la mente superior o abstracta, es evidente que el trabajo no se limita a la mente inferior o concreta y que en en los billones de años que han pasado desde la aurora del Período Terrestre algunos de ellos pueden estar trabajando ahora en algún grado en la Región del Pensamiento Abstracto con el Ego mismo.
Aunque el trabajo principal de los Señores de la Mente era dar a la humanidad infante la mente germinal y aunque esto fue hecho en la última parte de la Época Lemúrica y a mediados de Atlántida (4a. Época) en la Cuarta Revolución del Período de la Tierra, ellos habían comenzado a prepararse para este trabajo en ciclos anteriores. En la Tercera Época (Lemúrica) que corresponde a la 3a. Revolución Lunar del Período de la Tierra, el cuerpo de deseos del hombre fue dividido en dos partes, una superior y otra inferior; y fue entonces cuando los Señores de la Mente implantaron en la parte superior del cuerpo de deseos el germen de la individualidad; (separatividad) esto es, una individualidad embrionaria, esencial para su futuro desarrollo.
Leemos en el "Concepto Rosacruz del Cosmos" que en la Revolución Lunar del Período de la Tierra se recapitularon las condiciones que habían prevalecido en el Globo "D" del Período de la Luna, aunque en un nivel evolucionario avanzado, a saber: la misma clase de atmósfera neblinosa ígnea, el mismo núcleo ígneo, la misma división del Globo en dos partes y además, una división similar en los cuerpo de deseos de los seres humanos evolucionantes. Los Arcángeles y los Señores de la Forma estaban encargados de reconstruir el cuerpo de deseos y con ellos estaban los Señores de la Mente "quienes tomaron posesión de la parte superior del cuerpo de deseos e implantaron en él la individualidad, sin la cual el hombre actual con todas sus gloriosas posibilidades nunca pudo hacer existido". Así pues, en la última parte de la Revolución Lunar fue implantado el primer germen de la personalidad individual en la parte superior del cuerpo de deseos por parte de los Señores de la Mente. Después de que todos los Globos y todas las oleadas de Vida hubieron retornado al "Caos" en la Noche Cósmica que siguió a la Tercera Revolución Lunar, reaparecieron en la aurora de la cuarta Revolución y todo fue recapitulado de nuevo en ciclos menores. En el Globo "A" recapitulamos el Período de Saturno y la Revolución de Saturno del Período de la Tierra; en el Globo "B" recapitulamos el Período del Sol y la Revolución del Sol del Período de la Tierra; en el Globo "C" recapitulamos el Período de la Luna y la Revolución de la Luna del Período de la Tierra, mientras que en el Globo "D" comenzó el trabajo propiamente dicho del Período de la Tierra.
De nuevo en el Globo "D" tenemos una serie en miniatura de recapitulaciones en las varias épocas, comenzando con la Época Polar -Saturno-, la Época Lemúrica hallamos otra recapitulación del trabajo hecho sobre el cuerpo de deseos en la Revolución de la Luna del Período de la Tierra. Cuando la Tierra fue arrojada, por primera vez, de la masa solar, la Luna y la Tierra eran todavía un solo cuerpo. Esto fue el final de la Época Hiperbórea. A principios de la época Lemúrica la Luna se separó de la Tierra y de nuevo tuvo lugar una división en el cuerpo de deseos del ser humano, sobre la Tierra. La parte superior del cuerpo de deseos se convirtió, entonces, en una especie de alma animal, la cual construyó el sistema nervioso, el cerebro espinal y los músculos voluntarios, controlando de ese modo los cuerpos hasta que fue dado el eslabón de la mente.
La mente naciente pronto se alió con la parte superior del cuerpo de deseos, en la cual los Señores de la Mente habían ya implantado una individualidad embrionaria en la Revolución anterior. Así vino a la existencia el egoísta y materializante "falso Ego" que hasta el día de hoy permanece con nosotros (Yo inferior).
El eslabón de la mente pertenece específicamente a la Región del Mundo del Pensamiento, que es llamado La Región de las Fuerzas Arquetípicas y mente humana; inmediatamente se encuentra la quinta Región, que contiene la idea germinal del deseo y la emoción del hombre y del animal, del Pensamiento Abstracto, el lugar donde el Ego o Espíritu Humano tiene su verdadera morada. Sin embargo el Ego no era completamente consciente en esta propia Región y después de que la mente fue dada a toda la humanidad en Atlántida, en la Cuarta Época, se inició el trabajo especial de la Época Aria sobre el desarrollo ulterior del Ego. Este ha sido el trabajo dominante de la Época Aria durante los pasados millones de años. Esta Época está ahora aproximándose a su final y en la sexta Época el trabajo principal tendrá que ver con el Espíritu de Vida o el Cristo Interno.
El trabajo sobre la mente, sin embargo continuará hasta el final del "Gran Día de Manifestación" hasta su total perfección al término del Período de Vulcano.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

miércoles, 10 de febrero de 2010

Región del Pensamiento Concreto: el Segundo Cielo.

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO IV

EL MUNDO DEL PENSAMIENTO

Región del Pensamiento Concreto: el Segundo Cielo.


El Mundo del Pensamiento es el último de los mundos de "substancia material". Está dividido en dos grandes "Regiones", a saber: la Región del Pensamiento Concreto y la Región del Pensamiento Abstracto. La Región media de este mundo, llamada la Región de las Fuerzas Arquetípicas, es el punto donde el Espíritu enfoca sus poderes mediante la lente de la mente para proyectar sus ideas creadoras sobre la pantalla de la más densa materia de los planos inferiores (ver Diagrama 1, del Concepto Rosacruz del Cosmos: El Estereotipo o Linterna Mágica).
En lo más inferior de las dos Regiones del Mundo del Pensamiento abundan formas de pensamientos claramente definidos que actúan como "Arquetipos" del mundo exterior de manifestación.
Después que el Ego abandona el Mundo del Deseo, entra en esta Región del pensamiento Concreto que está llena de música y armonía en la misma forma que el Mundo del Deseo está lleno de color. Aquí puede morar por centurias y puesto que mucha parte del tiempo entre renacimiento es pasado en esa Región, es llamada el verdadero Mundo-hogar del Ego. Este es el "Segundo Cielo". Aquí ha desaparecido todo vestigio de la recién abandonada personalidad con excepción de la mente.
La Región del Pensamiento Abstracto es el propio y específico Mundo o plano de Ego, en que el espíritu se manifiesta como triple Espíritu Humano Ego. Este no es en la actualidad denominado el Mundo-Hogar del Ego, sin embargo, debido a que el Ego tiene muy poca conciencia aquí y permanece en él poco tiempo, antes de emprender el descenso hacia el renacimiento. Consideraremos todo lo relacionado con la Región del Pensamiento Abstracto en futuras explicaciones pero unos pocos detalles pueden ser discutidos aquí con referencia a la Región del Pensamiento Concreto. Esta Región es el Mundo de las formaciones del pensamiento; la Región del Pensamiento Abstracto es el Mundo de las Ideas Abstractas, que también son llamadas Ideas Germinales y debido a que estas Ideas Germinales son las "semillas" o "simientes" de las que proceden toda formación material, la Región Planetaria del Pensamiento Abstracto es de hecho para nuestra evolución terráquea, ese Caos o semillero del Cosmos. Esto es clarificado en el "Concepto Rosacruz del Cosmos", en el que Max Heindel discurre sobre los Globos Oscuros que son nuestra morada durante las Noches Cósmicas entre Períodos Revoluciones. "El más denso de estos -escribe- está localizado en la Región del Pensamiento Abstracto siendo en realidad, el Caos, de que se habla más adelante" Este Globo corresponde al "tercer Cielo".
Los ocultistas por lo tanto no hacen distinción tajante entre Espíritu y Materia. La materia es una cristalización en torno del polo negativo del Espíritu, que es el Espacio o Caos. Todos los Espíritus Planetarios y todos los Dioses Estelares especializan sus propias envolturas o campos de Espíritu-sustancia alrededor de sí mismos y así también el Espíritu de la Tierra ha especializado su propia Región del Pensamiento Abstracto con el el más denso de los Globos Oscuros, el Caos, el semillero de la "Naturaleza Manifestada" como la conocemos sobre la Tierra. Así se lee en el "Concepto Rosacruz del Cosmos": "Debemos aprender a pensar del Caos como del Espíritu de Dios que penetra toda parte del Infinito"; pero el propio Caos individual de la Tierra está en su propia Región del Pensamiento Abstracto. Como semillero de la "Naturaleza Manifestada" es el más elevado de los mundos de la materia; pero como Caos es el más inferior de los Mundos del Espíritu. Es la raíz de la materialidad y de la separatividad. Aquí el Espíritu Virginal se conoce a Sí Mismo como Ego, un ser separado; y esta división continúa hasta que la "Unidad del Mundo del Espíritu de Vida", la "Conciencia de Cristo" haya sido alcanzada. La Región del Pensamiento Abstracto es el "tercer Cielo" del esoterismo Cristiano.- Sus habitantes serán discutidos más tarde.


* * *
del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

martes, 9 de febrero de 2010

EL MUNDO DEL DESEO (parte final)

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO III

EL MUNDO DEL DESEO
(parte final)


Una de las leyendas del Judaísmo esotérico sostenía que cuando el Mesías viniese, Samael, el embajador de los Espíritus de Lucifer, sería restaurado en su trono en el cielo y el mal sería como si nunca hubiera existido. Pero de acuerdo con las Enseñanzas Rosacruces parecería que esta frase "cuando el Mesías viniese" debería leerse "cuando el Mesías venga" (o Viva) en todos los corazones". Max Heindel dice en Preguntas y Respuestas, tomo 1 (pág. 211), que Lucifer es el falso dador de luz y el Lucifer enfocaron la atención del hombre sobre el Mundo Físico, incitándole a sacudirse del yugo de los Ángeles y a tomar en sus propias manos la función propagadora. Debido al abuso repetido e ignorante de esta Facultad, la conciencia del hombre se apartó del mundo espiritual y se enfocó en el mundo material. El amor de Cristo debe ahora liberar al hombre de éste apretón de muerte y re-enfocar sus ojos en las Verdades del Espíritu.
Puede se sorprendente para algunos, pensar que los Ángeles, Arcángeles y Seres humanos altamente desarrollados puedan pasar considerable tiempo en las tres Regiones inferiores del Mundo del Deseo; El Purgatorio. Sin embargo ese es el caso porque estos Seres compasivos auxilian allí a los llamados muertos. La permanencia del Ego humano en el Mundo del Deseo después de la muerte, por lo general es de un tercio del número de años pasados en la Tierra en el cuerpo denso. Se ha enseñado al estudiante Rosacruz que su permanencia post-mortem se puede acortar en el Purgatorio por medio del arrepentimiento, la reforma y la restitución antes de pasar más allá del velo.
La función principal del Purgatorio es la purificación y no el castigo; podríamos no responder enteramente a las alegrías y glorias del "cielo" a menos que nos libremos de la materia de baja vibración. Estos materiales son gradualmente eliminados de nuestra aura por medio de la fuerza de repulsión como se explica en el libro de texto "CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS".
Hemos aprendido que hay unos pocos seres que no necesitan el SERVICIO del purgatorio; el ardientemente sincero hombre reformado. Este, pasa directamente al primer "cielo".
Hay otros dos grupos muy diferentes a este, ellos son, el ateo y el hombre para quién los negocios fueron pensamientos a los asuntos espirituales o trabajo del alma. Ambos han llevado vidas morales como regla general y no han corrompido su alma con vicios que necesitaban purgación pero ninguno de los dos ha hecho ningún bien como para encontrar recompensa en la alegría que caracteriza al primer "cielo". El hombre de negocios por lo tanto va a la cuarta Región del Mundo del Deseo que es una especie de Región fronteriza entre el Purgatorio y el primer "cielo". Puesto que allí no hay negocio que hacer la Vida de ese Ego es de una terrible monotonía porque todavía suspira por las actividades de una ocupación que ya no tiene. El ateo, está en peores condiciones, aunque ve su error de creer que la muerte lo acaba todo y su negación de la existencia de Reinos superiores al físico; pero habiéndose divorciado de las ideas espirituales puede únicamente creer que su presente estado es un preludio de la aniquilación. El señor Heindel dice que esta clase de gente va por ahí con un terrible sentimiento de incertidumbre que gravita en ellos y los peor de todo es que si alguien trata de informarles de modo diferente, ellos negarán la existencia del Espíritu de ese Mundo, como lo negaron en el Mundo físico. Cuando quiera que nos sintamos un poco desalentados acerca de las actuales condiciones mundiales, puede ser consolador recordar este hecho entre otros, aportados por la Filosofía Rosacruz: "En los primeros días de la evolución del hombre, después que hubo recibido el eslabón de la mente, cometió los más atroces crímenes a causa que actuó enteramente por egoísmo. En aquellos días primitivos el hombre era astuto, cruel y raramente hizo una buena acción. Estaba registrado que todo el intervalo entre vidas terrestres era pasado en el Purgatorio expiando los crímenes cometidos durante la vida física. Ahora, sin embargo es común que aún el "hombre de la calle" haga un favor a un amigo o a un extraño sin pensar que le sea devuelto; y estos favores, aunque hechos tal vez por alguien que comete acciones inmorales en otras ocasiones son de la misma substancia o sentimientos refinados que existen en el primer "cielo". En el pasado las Regiones de la Vida Anímica, Luz Anímica y el Poder Anímico estaban muy escasamente pobladas, siendo la influencia de las mismas, por lo tanto, latente. Pero desde que el tremendo impacto espiritual del Cristo ha estado impulsado a la familia humana a lo largo de los senderos del AMOR y del SERVICIO, los seres humanos en su mayoría son capaces de funcionar conscientemente en esas Regiones después de la muerte y de vez en cuando durante el sueño. El cristianismo esotérico tal como está incorporado en las Enseñanzas Rosacruces da un ímpetu particular a la Vida del Mundo Celestial, porque constantemente se está recordando al estudiante el Servicio amoroso y desinteresado ... por medio de nuestra literatura y por medio de la intensa ejecución del ejercicio de Retropección. Max Heindel informó que todos los seres estén o no conectado con la Orden Rosacruz, pueden beneficiarse por el cumplimiento nocturno de este ejercicio. Los estudiantes principalmente asisten a clases y oyen verdades que les serán de utilidad en su próxima Vida terrestre. Los médicos compasivos pasan alguna parte de su tiempo en el Mundo del Deseo asistiendo a los enfermos, lo mismo ocurre con las enfermeras. Nuestros miembros contribuyen al trabajo de Pro-Salud o Curación; se hacen muy útiles allí ayudando a los enfermos. Este trabajo por lo general está a cargo de Iniciados. Así se cumple el mandamiento de Cristo: predicar el Evangelio y curar al enfermo. Estos Servicios nos recuerdan que una de las funciones del primer "cielo" para aquellos que han fallecido, es la incorporación de lo bueno hecho durante la Vida pasada con objeto de formar la conciencia que promueve la acción recta de una Vida futura. Recordemos que el primer "cielo" el panorama de la Vida se desenrolla de nuevo; cuando contemplamos una escena en la que ayudamos a alguien, no solamente sentimos la más intensa satisfacción personal sino también la tranquilidad de quien recibe nuestro favor y su gratitud. Ni importa si él supo o no quien le ayudó: el sentimiento que proyectó hacia nosotros cuando le servimos, será comprendido en el primer "cielo".
El primer "cielo" nos ayuda a desarrollar sentimientos no sólo de lo que es moralmente recto y provechoso, sino también de lo que es más adecuado para nuestras circunstancias. Cualquiera que haya fracasado en algún buen esfuerzo en la Vida recién pasada observa aquí la razón de su falla, como puede vencer los obstáculos y evitar los errores en el futuro. Un poeta encuentra inspiración en las maravillosas escenas y colores del Mundo del Deseo. De este modo atrae material para usar en una posterior Vida terrestre; los Escritores y filántropos son similarmente inspirados, aunque los músicos encuentran su verdadero hogar en el segundo "cielo". En cuanto la apariencia de los habitantes del Mundo del Deseo que están entre la clase de los "muertos" ha dicho que por el tiempo en que el Ego llega al primer "cielo" sólo la imagen de la cabeza permanece como resto de sus antiguos vehículos. El pintor Rafael -pintor del renacimiento- estaba dotado de "segunda vista". El nos mostró esa condición en su hermoso cuadro del la Madonna Sixtina; en esta obra de arte la Virgen y el Niño están rodeados por una multitud de cabezas de "Ángeles". Max Heindel prosigue que la vida de los niños en los Mundos celestes -Mundo del Deseo- es particularmente hermosa. Generalmente permanecen en el primer "cielo" de uno a veintiún años, hasta que están listos para volver a la Tierra. Viven en hermosas casas, cuidados por hombres y mujeres que les aman; juegan con maravillosos juguetes de materia de deseo, juguetes de colores que actúan sobre su naturaleza moral exactamente de la manera que cada niño lo requiera. En nuestro Mundo físico el color de nuestro vestido y ambiente nos afecta, si somos suficientemente sensitivos; algunos colores tienen efecto deprimente; otros nos inspiran energía y otros nos tranquilizan y alivian. En el Mundo del Deseo el efecto de los colores es mucho más intenso; son potentes factores para el bien y este juego de los colores absorben inconscientemente las cualidades que los niños no adquirieron al tiempo de su fallecimiento en una anterior Vida Terrestre.
Existe otra clase de habitantes del primer "cielo"; sabemos que aquellos que se aman están unidos por un lazo de estrecha amistad durante la Vida celeste si fallecen alrededor de la misma época. Pero si uno de ellos permanece en el cuerpo físico varios años después de que el otro falleció, el que está en el Mundo celeste creará una imagen del otro animándola. Aunque esta imagen estará animada únicamente por los pensamientos del que falleció y los del que todavía está en la Tierra, se incorpora todo lo necesario para colmar la copa de felicidad del que está en el "cielo". Además, si el primero ha pasado al segundo "cielo" su cascarón el cuerpo de deseos en desintegración, en el cual él o ella vivió parecerá perfectamente real para la segunda persona que recién falleció. Estas enseñanzas se aplican no sólo a los amantes en el sentido de la palabra, sino también a aquellos entre quienes existe un fuerte vínculo de amor: hermanos y hermanas, amigos íntimos, padres e hijos. También nos encontramos después de la muerte con todo aquello que nuestros deseos han dado alguna Vida pues somos creadores en todos los planos, no solamente en el físico.
El ideal Rosacruz consiste entonces en aprender a crear sólo lo Bueno, lo Verdadero y lo Bello.

* * *
del libro "Temas Rosacruces", Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel

EL MUNDO DEL DESEO (Segunda parte)

LOS HABITANTES DE LOS PLANOS

CAPÍTULO III

EL MUNDO DEL DESEO
(segunda parte)


Jehová-Dios es el Señor de todo desarrollo racial, como hemos demostrado; El es el Ángel Supremo quien alcanzó la unión con la Divinidad en el Período de la Luna. Los Arcángeles rezagados, aunque miembros de una oleada de Vida anterior, están mucho más atrás que Jehová-Dios en desarrollo y tal vez solo un poco más adelantados que los Ángeles propiamente dichos. Sin embargo, son seres gloriosos por su propio derecho y la humanidad los ha justamente venerado como dioses y servido con devoción auto-sacrificial. Tales Seres no están a la altura de "Dios" pero son los siervos de Él y por eso ha sido costumbre llamarlos Ángeles (mensajeros reales y principescos) reservando el término "Dios" para el Ser Supremo Uno del Universo. Los dioses de los antiguos fueron por lo general tales Ángeles y Arcángeles, excepto entre los pueblos inferiores y primitivos, quienes adoraron a los elementales y a los Espíritus de la Naturaleza, que para ellos eran visibles en los éteres y en las Regiones Inferiores del Mundo del Deseo.
Si bien los Arcángeles que habitan el Mundo del Deseo aparecen normalmente como esferas radiantes de luz y color, cuando se comunican con seres humanos, ya sea en el Mundo del Deseo o en el Mundo Físico, pueden presentarse y de hecho lo hacen bajo la imagen de una figura semejante a la nuestra. Cristo, quien es el Jefe Arcángelico, aparece como un Sol resplandeciente en las Regiones del Mundo del Deseo -han informado los clarividentes-; aunque en realidad lo que ven es Su Aura. Los grandes rayos de fuerza que emanan de los Arcángeles son pintados como alas en el arte sagrado pero existen Seres que están rodeados de tales alas de luz. Los Ángeles parecen tener dos alas como las aves; pero éstas son corrientes que salen del gran centro etérico de fuerza del corazón y de los dos omóplatos. Los seres humanos también tienen un gran centro de fuerza que puede a veces brotar en forma de alas azules y energía. Durante la meditación espiritual grandes rayos de luz salen desde el espacio interno a partir de los centros etéricos del cuerpo humano y en los más altamente desarrollados están permanentemente activos.
Los antiguos videntes atribuyeron números específicos de alas a las varias Jerarquías celestes. En el Libro de Isaías leemos acerca de Serafines con seis alas, de un característico color rubí; dos se levantaban por encima de la cabeza, otras estaban plegadas sobre los pies y con las restantes volaban a través de los cielos. El Supremo Arcángel del Sol, el Cristo, es descripto como teniendo doce alas que vienen a corresponder a los doce signos del Zodiaco.
El aura de luz y color que rodea a cada clase de Seres en el Mundo del Deseo se llama "Gloria" y cada Arcángel tiene su propia Gloria". Los videntes han comentado sobre la visión
de luces movibles como llamas de cirio o de antorcha que suponían eran los Espíritus de los muertos. Encontramos esta creencia entre los descendientes de los Incas del Perú que viven todavía en los alrededores del lago Titicaca y esto mismo es descripto en los relatos de la visionaria católica Anna Catalina Emmerich. Los espíritus de la Naturaleza también llevan esta llama sobre sus cabezas.
Los vórtices del cuerpo de deseos humano de hoy son el producto del trabajo hecho en el Período de la Tierra. El cuerpo de deseos al principio era un ovoide de luz y color homogéneos; gradualmente se desarrollaron contraria a las agujas de un reloj. La clarividencia asociada con esta actividad era negativa, o sea semejante a un espejo a través del cual los seres superiores podían guiar a la humanidad infante en cualquier dirección que ellos deseaban.
El paso hacia la emancipación de las influencias exteriores fue dado mediante la intervención de esa clase de Ángeles -muy calumniados- que son los Espíritus Luciferes. Durante el tiempo que duró esta influencia los Ángeles guiaron a la humanidad infante regulando la función propagadora y uniendo los sexos bajo las más propicias condiciones. Pero los Espíritus de Lucifer indicaron a la humanidad cómo podrían dejar de ser autómatas guiados por Dios. Estos se habían rebelado contra Jehová, su Líder y así fue como se encontraron a sí mismos a medio camino en la evolución entre los Ángeles, sus hermanos superiores, que no tenían cerebro y no lo necesitaban porque la Sabiduría Cósmica fluía a través de ellos y nuestra humanidad que había desarrollado su cerebro. Con el fin de evolucionar los Espíritus de Lucifer necesitaban el conocimiento que podía obtener un ser con cerebro y por lo tanto se volvieron hacia nuestra humanidad. Cuando los Ángeles de Lucifer necesitaban hacer contacto con nosotros, lo hicieron primero por medio de la poderosamente desarrollada imaginación de Egos que se estaban manifestando como mujeres -en aquel tiempo- insinuándose en la médula espinal de ellas y apareciendo ante su visión interna y como serpientes o seres semejantes indicándole como ellas y el hombre podrían crear nuevos cuerpos cuando lo quisieran. Puesto que la mitad de la fuerza creadora que no se dirigía hacia abajo para la propagación, era conducida hacia arriba para la construcción del cerebro y de la laringe para la expresión del Ego, los Luciferes se aprovecharon del cerebro ya formado y están todavía estimulando la actividad mental para su propia evolución; aún continúan trabajando con la humanidad, especialmente en el Mundo del Deseo.
Durante la primera mitad marciana del Período de la Tierra, los luciferianos estuvieron especialmente activos en los asuntos humanos, material. Ellos también ayudan a los artistas y a los artesanos, inspirándoles y guiándoles en sus esfuerzos de superación. La obra de estos "Ángeles" ha sido muy mal comprendida, siendo considerados como "tentadores", lo cual lo son en cierto sentido, ya que como resultado de su trabajo todo el mal que está oculto en el hombre es sacado a la luz del día pudiendo ser eliminado en la misma forma que el alquimista purifica el metal removiendo las impurezas que suben a la superficie de la caldera hirviente. En la literatura sagrada Dios permite Samael-Lucifer tentar a Job; similarmente todo Espíritu humano es tentado a través de su existencia consciente como hombre.
En contraste con la obra de los Espíritus de Lucifer está la obra principal de la oleada de Vida Angélica. Los Ángeles fueron semejantes a hombres en el Período Lunar; ahora en el Período Terrestre, aunque su principal trabajo es con los éteres y las fuerzas vitales que fluyen a través de ellos, también han llegado al estado en que pueden trabajar con los Arcángeles en el Mundo del Deseo. Ellos trabajan con las emociones buenas y estimulan los más nobles impulsos de la conciencia humana; toda clase de amor inegoista, de gozo, paz y felicidad de orden altruista. Sin embargo "las personas" ígneas constituyen la fuerza de la auto-afirmación y si bien esta fuerza es buena en sí misma, siendo un potencia, puede por un tiempo ser dirigida hacia la destructividad.
La palabra-clave de los Luciferes es "intensidad", porque ellos evolucionan a través de ella, no importándoles cuál es la Naturaleza de la intensa emoción ni su fuente. Ellos por lo tanto, trabajan con las "pasiones" de la psique (alma) humana, estimulando la intensidad del sentimiento, tal como lo vemos en la vida de los artistas creadores, así como en los líderes del progreso material. En esto los Luciferes cooperan con los Arcángeles porque éstos trabajan con la evolución industrial de la humanidad, a través de los estados, naciones y pueblos. La intensidad religiosa está tanto en la obra de los ígneos Arcángeles como en la que se relaciona con el espíritu creador y artístico de la mente humana.
En el Período del Sol, los Ángeles trabajaron con el ígneo Mundo del Deseo con los Arcángeles quienes fueron "humanos" en ese tiempo pero la dificultad empezó cuando la oleada de Vida Angélica guiada por Jehová-Dios descendió a los "húmedos" éteres del Período de la Luna, en preparación para un descenso ulterior al frío y a la oscuridad del espacio material. En este punto un grupo de los Ángeles, los Luciferianos, se rebelaron; no gustaban del agua ni de la tierra, sino que amaban al fuego y rehusaron adaptarse al nuevo programa. Se separaron ellos mismos de su líder Jehová y de la oleada de Vida Angélica y además se exiliaron en el recién creado planeta Marte, habiendo luego entrado en la evolución humana, en la Época Lemúrica, con el fin de salvarse.
El hecho de la dependencia en el destino del hombre está demostrado en el antiguo Libro de Enoc, en el que se dice que ellos están atados "bajo la tierra", o con la tierra, hasta que el ciclo de la misma haya terminado. Enoc, el vidente anti-diluviano, despertó una mañana encontrando dos Arcángeles de pie ante él, Quienes le dijeron que Dios les había enviado a mostrarle los misterios del universo. (Parafraseamos libremente)... Ellos condujeron a Enoc a través de los varios "círculos" de los planos internos, hasta el mismo trono de Dios; en su jornada, Enoc, vio muchas cosas, pero el quinto círculo es el que nos interesa aquí. En dicho círculo encontró a los "guerreros celestes caídos" que habían sido desterrados del cielo después de su rebelión contra Jehová-Dios; estaban tristes y melancólicos y Enoc les preguntó por qué no servían a Dios y apelaban a Su misericordia. Los Eruditos de la Biblia Ortodoxa interpretan a Enoc como diciendo éste que los líderes de los Ángeles Caídos están condenados a permanecer en el Infierno para siempre; pero lo que se dijo en realidad es que ellos debían permanecer atados "bajo tierra" hasta el fin. ¿El fin de qué? El del Periodo de la Tierra, cuando el globo material de la misma se disuelva en el Caos y sea reconstruido en las condiciones etéricas que caracterizarán el Periodo de Júpiter. Esta idea armoniza con las Enseñanzas Rosacruces, porque hacia el final del Periodo de la Tierra toda la humanidad habrá alcanzado el estado de conciencia correspondiente al de la primera Gran Iniciación. Este es el estado del Adepto, en el cual el hombre es capaz de crear un cuerpo sin cooperación de otro ser humano.
continuará....

* * *
del libro "Temas Rosacruces", Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel