humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

martes, 30 de noviembre de 2010

LIBERTAD VERSUS LEYES - en you tube -

V. LIBERTAD VERSUS LEYES

“Mas si os guía el Espíritu, ya no estáis bajo el dominio de la Ley.”
Gálatas 5:18.

La promulgación de leyes para el gobierno del pueblo es un concepto de Piscis. La libertad individual es el ideal de Acuario. A medida que hacemos la transición de la Era de Piscis a la de Acuario necesitamos reconsiderar el papel que juegan las leyes en la sociedad y pensar seriamente en qué grado estamos preparados para avanzar sin leyes.

Las leyes pueden ahorrar a las personas el problema de pensar. Tal vez sea esta la razón por la que la gente consulta libros sobre normas de etiqueta para aprender a celebrar una fiesta de bodas o un bautizo o cómo comportarse en un funeral. Evitar que las personas piensen puede equivaler a paralizar su crecimiento intelectual. De igual modo que los músculos y huesos de un individuo se deteriorarían si fuera encerrado en un molde de yeso, así también se deteriorarán el poder creativo, el razonamiento y la capacidad de resolver problemas si nuestra conducta es restringida constantemente por leyes.

Otro problema de las leyes es que son promulgadas para gobernar bajo ciertas condiciones y si la situación cambia, las leyes dejan de ser apropiadas. La historia de Epaminondas ilustra este punto.

Un día enviaron a Epaminondas al mercado por mantequilla. Hacía mucho calor y en el camino a casa la mantequilla se derritió. Al llegó a casa, su madre le dijo: “Cuando traigas mantequilla del mercado debes envolverla en hojas frescas y al cruzar el arroyo la introducirás en la corriente para enfriarla”. La semana siguiente su madre lo envió al mercado a comprar un cachorro de perro. Lo compró, lo envolvió en hojas y cuando llegó al arroyo lo sumergió y casi lo ahogó. Cuando llegó a casa su madre le dijo: “Esa no es manera de tratar a un perrito. Deberías haberle atado una cuerda al cuello para traerlo a casa”. A la semana siguiente ella lo envió al mercado de nuevo a comprar una barra de pan. Epaminondas compró la barra de pan, la ató con una cuerda y la arrastró a casa.

Si un niño sólo recibe normas y no se le enseña a pensar por sí mismo, ¿qué hará al crecer y encontrarse un mundo en constante cambio y cómo afrontará situaciones y problemas con los que sus padres y maestros ni soñaron?

Otro problema de las leyes es que a veces quienes las hacen pueden equivocarse.

Tennyson reflejó una de esas situaciones en su poema “La carga de la Brigada Ligera”.
Las dos primeras estrofas dicen así:

Media legua, media legua,
Media legua ante ellos.
Por el valle de la Muerte
Cabalgaron los seiscientos.
“¡Adelante, Brigada Ligera!”
“¡Cargad sobre los cañones!”, dijo.
En el valle de la Muerte
Cabalgaron los seiscientos.
“¡Adelante, Brigada Ligera!”
¿Se descorazonó un solo hombre?
No, aunque los soldados comprendían
Que era un desatino.
No estaban allí para replicar.
No estaban allí para razonar,
No estaban sino para vencer o morir.
En el valle de la Muerte
Cabalgaron los seiscientos.

Si alguien manda seiscientos hombres y comete un error, dicho error se repite seiscientas veces. Si cada persona piensa por sí misma, al menos cada error sólo se comete una vez.

Las leyes pueden guiar al ignorante. Si un niño no comprende los peligros de una estufa caliente, puede dársele la ley “No se toca”, para impedir que se queme. Sin embargo, al disipar su ignorancia, la ley deja de ser necesaria. Una vez que el niño comprende el efecto que el calor excesivo produce en el tejido humano, ya no es necesaria orden alguna para que se mantenga apartado de una estufa caliente. En la Era de Acuario se espera de las personas que hayan desarrollado la Luz dentro suyo de modo que no precisen leyes que los guíen.

Otro problema de las leyes es que pueden producir una acción correcta pero no pueden generar sentimientos rectos. Un director de una tienda puede requerir a sus empleados para que traten con amabilidad a los clientes pero no puede forzarlos a que pongan amor y sentimiento en esas palabras. Las leyes pueden exigir a los hombres que firmen contratos pero no que trabajen con entrega. Las leyes pueden hacer que la gente se
comporte adecuadamente en circunstancias en las que temen un castigo pero no pueden hacernos sentir responsables de nuestros actos. Las leyes pueden impedir que las personas se roben unas a otras e incluso pueden forzarlas a que cedan dinero unas a otras por medio de impuestos y programas de bienestar pero de ningún modo pueden forzar a las personas a amarse, respetarse y cuidar unas de otras. De hecho, las leyes pueden obstaculizar el desarrollo de sentimientos rectos. Si nuestra atención se enfoca en obedecer leyes, tal vez no permitamos a nuestro corazón recorrer sus caminos. Si una ley nos obliga a contribuir a una buena causa tal vez el corazón no se moleste en desarrollar una simpatía o un interés reales en esa causa. J. Krishnamurti escribió en La libertad primera y última, p. 92 de la edición inglesa: “Una mente que se amolda a cualquier sistema de autoridad, interno o externo, no puede ser sensible.”

Un niño no puede aprender a caminar si se le mantiene atado a la cama por miedo a que se caiga. Si el niño ha de aprender a caminar, debe practicar, y practicar conlleva mucho esfuerzo vacilante y muchas caídas. En la Era de Acuario se esperará de todos que
desarrollen la Luz interna que guíe sus vidas. Las personas sólo pueden aprender a dirigir sus vidas si son libres para hacer sus propias elecciones y si pueden ver las consecuencias de las mismas y, por consiguiente, aprender de sus experiencias. Las personas, cuando se les da libertad, pueden cometer errores. Pero éste es el único camino para aprender cómo ejercitar la libre elección y crecer. Sólo en la medida en que los individuos de una sociedad crezcan la sociedad como conjunto crecerá.

Henry David Thoreau se alineó con un ideal acuariano cuando escribió (Civil Desobedience, 1849): “Acepto de corazón el lema “El mejor gobierno es el que gobierna menos”; y me gustaría verlo llevado a la práctica más rápida y sistemáticamente. Bien desarrollado, finalmente llevará a algo en lo que también creo, “El mejor gobierno es el que no gobierna en absoluto”; cuando los hombres estén preparados para ello, ése será el tipo de gobierno que tendrán.”

Bibliografía
- Krishnamurti, J. The First and Last Freedom.
- Newbrough, Michael, Liberty and Consciousness, San Marcos, California:
Palomar College, 1984.

del libro La Era de Acuario Por Elsa M. Glover

en you tube, aquí
https://www.youtube.com/watch?v=Ih9cioHohbo&feature=youtu.be

* * *

LA IDEA ACUARIANA DEL YO - en you tube


IV. LA IDEA ACUARIANA DEL YO

“Es difícil hacer desdichado a un hombre mientras se sienta digno de sí mismo e hijo del gran Dios que lo creó.”

Abraham Lincoln.

La influencia acuariana estimula la conciencia de uno mismo. Nos lleva a afirmaciones del tipo “Yo soy hijo de Dios”, “Soy valioso y tengo potencial”, “Puedo hacer cualquier cosa si trabajo el tiempo necesario con la dedicación suficiente”, “Puedo pensar por mí mismo y tomar decisiones”.

Una vez que nos hemos vuelto conscientes de nuestro valor intrínseco, ya no podemos ser silenciados ni sojuzgados por otros. Ya no deseamos hacer por más tiempo el papel de felpudo, de peón o de esclavo.

Una vez que nos hemos vuelto conscientes de nuestra capacidad para razonar y tomar decisiones, que hemos descubierto que podemos tomar decisiones tan buenas como las de cualquier otra persona, ya no seremos felices si otros deciden por nosotros.

Querremos ser libres para determinar qué pensaremos, qué creeremos, dónde iremos, qué diremos y qué haremos.

Una vez descubierto nuestro potencial, queremos tener la libertad de desarrollarlo.

Queremos ser libres para acometer tareas nuevas que nosotros nunca hemos intentado antes (tal vez ni siquiera otro lo haya hecho), incluso si ello implica asumir riesgos, cometer ocasionalmente errores y a veces fracasar y comenzar de nuevo.

Puesto que compartimos la Tierra con otras personas, es lógico que las tratemos como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Ya que esperamos que los otros nos respeten, debemos respetar al prójimo. Debemos tener presente que toda persona es hija de Dios y tiene un valor intrínseco y un potencial. Así como queremos libertad para tomar decisiones, debemos igualmente permitir que los demás vivan sus propias vidas. Así
como queremos ser libres para tomar iniciativas, debemos permitir que otros hagan lo mismo.

del libro La Era de Acuario Por Elsa M. Glover
en you tube, aquí
https://www.youtube.com/watch?v=hlRoBUjvC3U&feature=youtu.be

* * *

VALORES ACUARIANOS - en you tube -

III. VALORES ACUARIANOS

“Es la virtud y no el nacimiento
La que nos hace nobles;
Los actos valiosos hablan de las mentes grandes,
Aquellas que deberían gobernarnos.”

John Fletcher.


A medida que el mundo haga la transición de la Era de Piscis a la Era de Acuario, la consideración sobre lo que es valioso también cambiará. En la Era de Piscis se da gran importancia a relacionarse con personalidades relevantes. Si alguien tiene un árbol genealógico impresionante, o lo invitan a fiestas de la alta sociedad, o puede atribuirse relación con la realeza o con una autoridad religiosa, entonces es objeto de admiración y envidia. En la Era de Acuario lo que contará no será con quién se relaciona una persona sino lo que ella puede hacer por sí misma. Las habilidades personales, el aprendizaje y el carácter se tendrán en gran estima. Cualquiera, independientemente de su nacimiento o relaciones podrá desarrollar sus propias habilidades. En la Era de Piscis la aprobación de las autoridades da a las personas un sentimiento de valía. Por consiguiente, la gente se inclina ante el poder, está de acuerdo con él y se aviene a las leyes dictadas por la autoridad. La cuestión de si los dictados de la autoridad son sabios o no nunca surge. En
la Era de Piscis, la aprobación de los iguales da también a las personas un sentimiento de valía. Ya que los iguales sólo poseen visión física en la Era de Piscis, basan sus juicios en las apariencias. Así que para conseguir la aprobación de sus semejantes la gente se rodea de posesiones materiales ostentosas, atiborran sus mentes con cualquier tópico para la conversación o con murmuraciones de actualidad, aprenden y siguen todas las costumbres y las reglas de la etiqueta. No surge la discusión sobre el valor último de las posesiones materiales, la conversación trivial o las modas.

En la Era de Acuario la gente obtendrá su estima mediante la auto-aprobación. Cada cual será consciente de su propia divinidad. Cada cual establecerá sus propias metas de auto-desarrollo y servicio. Cada cual se juzgará a sí mismo y se alabará o criticará según lo merezcan sus actos. Puesto que una persona que puede juzgarse a sí misma ya no está atada a lo que piensen los demás, el análisis de uno mismo promueve la libertad y la creatividad. En la Era de Piscis se da gran valor a la seguridad y a las comodidades. En la Era de Acuario el espíritu de indagación, el valor y el coraje serán la aspiración común, incluso si la seguridad y el confort han de sacrificarse en algún grado.

Si deseamos ayudar al mundo a adoptar un sistema de valores acuariano, he aquí algunas cosas que podemos hacer:

1) Podemos dejar de prestar más atención a las personas que tienen antepasados famosos, relaciones importantes, riqueza o popularidad que a aquellos con una posición social diferente.

2) Podemos respetar los logros personales, el valor y la creatividad.

3) Podemos habituarnos a juzgar nuestros actos pero evitando juzgar las acciones de otros.


La Era de Acuario Por Elsa M. Glover
en you tube, aquí
https://www.youtube.com/watch?v=wK6D-Os01jo

 * * *

jueves, 25 de noviembre de 2010

LA ERA DE ACUARIO - en you tube -

II. LA ERA DE ACUARIO

“Cada ser humano alberga en su interior un hombre superior, distinto del que podríamos llamar hombre ordinario. Este hombre superior permanece oculto hasta que es despertado. Y cada ser humano puede despertar por sí mismo este ser superior dentro de él.”
Rudolf Steiner, “El conocimiento de los mundos superiores”.

La Tierra gira sobre su eje, dando una vuelta completa cada veinticuatro horas. A medida que la Tierra vuelve sus diferentes partes hacia el Sol, la vida en la Tierra experimenta sucesivamente el día y la noche. Las criaturas terrestres ajustan sus actividades de modo que durante el día desarrollan aquellas actividades que son favorecidas por la luz y el calor, mientras que durante la noche desarrollan actividades que requieren condiciones de oscuridad y frío.

Supongamos que vemos el sistema solar desde una nave espacial que vuela de manera que, desde ella, el centro de la Tierra aparece inmóvil. Visto desde esa nave, el Sol
parece desplazarse en círculo alrededor de la Tierra. El sendero del Sol está dividido, de modo que una porción discurre sobre el plano del ecuador terrestre (ver figura 1).

Cuando el Sol está en la parte de su recorrido sobre el plano ecuatorial (desde el 21 de marzo al 21 de septiembre), los días son más largos que las noches en el hemisferio norte, el cual experimenta la primavera y el verano. Cuando el Sol está en la parte de su recorrido bajo el plano ecuatorial (desde el 21 de septiembre al 21 de marzo), los días son más cortos que las noches en el hemisferio norte, el cual experimenta entonces el otoño y el invierno. La vida en la Tierra ajusta su ritmo al cambio de las estaciones, empleando la primavera y verano para la procreación y crecimiento, y empleando el otoño y el invierno para la recolecta y la hibernación.
El momento en que el recorrido del Sol cruza el plano del ecuador terrestre hacia el norte (hacia el 21 de marzo) se denomina equinoccio de primavera. Partiendo de la posición del Sol en el equinoccio de primavera, el sendero solar se divide en doce secciones, llamadas signos del Zodiaco. Así como el átomo parece tener una estructura similar a la del sistema solar, así también esta estructura de doce secciones aparece en varios niveles en el universo. El cuerpo humano puede dividirse en doce partes, cada una de ellas con una sensibilidad especial a las radiaciones solares que proceden de la parte correspondiente del sendero solar. Más allá de las doce partes del cuerpo humano y de las doce partes del sendero solar (los signos del Zodiaco) existen doce formaciones de estrellas fijas, denominadas constelaciones.

Debido a un lento movimiento de nutación del eje de rotación de la Tierra, el plano del ecuador terrestre cambia de orientación gradualmente. Esto causa que el equinoccio de
primavera cambie su posición relativa respecto a las constelaciones. Visto desde la Tierra, el equinoccio de primavera tuvo lugar en la constelación de Tauro entre el 3700 a.C. y el 1600 a.C. aproximadamente. Se decía entonces de la Tierra que estaba en la Era de Tauro y la adoración al toro destacó en varias religiones. Durante el equinoccio de primavera todo en la Tierra está impregnado de vida, de modo que cuando el equinoccio de primavera tenía lugar en Tauro, el Sol enfocaba una influencia de Tauro en todas las plantas y criaturas terrestres en el momento de su renovación cada primavera.

El equinoccio de primavera tuvo lugar en la constelación de Aries entre el 1600 a.C. y el 498 d.C. aproximadamente. Entonces comenzó el culto al cordero. La sangre del cordero fue empleada para proteger a los semitas originales cuando intentaban escapar de la tierra del toro, llamada “Egipto” en el relato bíblico. Cristo se denominó a sí mismo el Cordero de Dios. El equinoccio de primavera entró en la constelación de Piscis hacia el 498 d.C. y continuará en ella hasta aproximadamente el 2638 d.C. Cristo llamó a sus discípulos a ser “pescadores de hombres” y la mitra de los obispos tiene forma de cabeza de pez. El equinoccio de primavera permanecerá en la constelación de Acuario desde el 2638 d.C. hasta el año 4700 d.C.

Ya que el equinoccio de primavera no ha alcanzado aún la constelación de Acuario, podríamos preguntarnos por qué hemos de pensar en la Era de Acuario en el tiempo presente. Una razón para mirar hacia delante es que resulta bueno tener presente la meta hacia la que nos dirigimos, para avanzar directamente hacia ella. Otra razón es que, aunque el equinoccio no entrará en la constelación de Acuario hasta el 2638 d.C., el Sol no sólo enfoca las influencias que proceden de un punto sino de una banda del cielo más ancha que los límites físicos del Sol. Esta banda de influencia solar está ya tocando la constelación de Acuario. De modo que, incluso ahora, la influencia acuariana comienza a ser sentida por algunas personas. Otra razón es que, entre los millones de gentes en la escuela de la vida sobre la Tierra, existen algunas lo suficientemente precoces como para avanzar más rápidamente que otras y están preparadas para entrar en una era nueva antes del tiempo previsto para la humanidad como conjunto. Igualmente, algunas podrían necesitar el permanecer en una era antigua después que la mayoría de la
humanidad la hubiera dejado ya atrás.

La naturaleza encierra ciclos dentro de otros ciclos. En el ciclo día-noche, la temperatura es más templada de día y más fresca de noche. En el ciclo verano-invierno, la temperatura es más cálida en el verano y más fría en el invierno. Como el ciclo verano-invierno se superpone al ciclo día-noche, los días veraniegos tienden a ser más templados que los de invierno y las noches de verano, más suaves que las del invierno.

Similarmente, durante una era las características que le son propias se superponen a las de los ciclos menores que van transcurriendo. En la Era de Piscis el Sol se desplaza por
los doce signos del Zodiaco anualmente, proyectando influencias de cada uno, pero una influencia de Piscis se superpone en todo momento. En la Era de Acuario el Sol se desplazará por los doce signos del Zodiaco anualmente, pero una influencia acuariana se superpondrá en todo momento.

Los astrólogos han observado que una influencia de Piscis estimula que las personas respeten la autoridad, crean aquello que las autoridades les dicen que hagan y obedezcan las leyes promulgadas por las autoridades. Las “autoridades” de Piscis pueden conseguir su puesto por herencia (reyes y otros individuos de “buena cuna” o alta clase social), por el empleo del poder físico (líderes militares, dictadores), o por una dispensación
divina (sacerdotes y clérigos). Las tradiciones y costumbres también son establecidas como “autoridades” y se toman como guías de conducta.

Una influencia acuariana, por otra parte, estimula el deseo de romper con la tradición y con la norma autoritaria, estimula el deseo de ejercer libremente la propia iniciativa.
Acuario está regido por el planeta Urano y una de las características básicas de Urano es la independencia. Otra características básica del planeta Urano es la superación. A medida que las personas sean estimuladas para desarrollar nuevas ideas, se dedicarán a la investigación científica y desarrollarán su propia creatividad. A medida que las personas superen la incomprensión hacia gentes de otros grupos, religiones, razas y naciones, el amor universal se desarrollará. Acuario también está regido por el planeta Saturno, cuya característica básica es el establecimiento de conexiones entre el pasado, el presente y el futuro. En la Era de Acuario se animará a las personas para que desarrollen la comprensión de las relaciones de causalidad y que la usen para conseguir autocontrol.

La vida es una escuela. Las diferentes eras pueden ser comparadas con cursos de esa escuela. Así como en una escuela corriente existen ciertas cosas que los estudiantes deben aprender en cada curso, igualmente en cada era existen ciertas cosas que la humanidad debe aprender. Muchos aprenden inconscientemente. Mas al ignorar su meta, vagan y dan muchos pasos innecesarios que no los llevan directamente hacia la meta. Si, por el contrario, estudiamos el plan de la evolución tal como lo enseñan las estrellas, entonces podremos conocer las lecciones que deberíamos estar aprendiendo y movernos directamente y con seguridad hacia la meta sin desperdiciar esfuerzos.

Bibliografía

-Heindel, Max, The Message of the Stars, Oceanside, California: The Rosicrucian
Fellowship, 1973.

-Heindel, Max, Questions and Answers. Volume 2, Oceanside, California: The
Rosicrucian Fellowship, 1947, pp. 349-66.

del libro La Era de Acuario Por Elsa M. Glover
en you tube, aquí
https://www.youtube.com/watch?v=2XHXlbyKKKM

* * *

LA NATURALEZA DE LAS INFLUENCIAS ASTROLÓGICAS - En you tube -

I. LA NATURALEZA DE LAS INFLUENCIAS ASTROLÓGICAS

“Dios es luz... si caminamos en la luz, como Él está en la Luz, entonces estamos en comunión unos con otros...” I Juan, 1:5-7.

“Una es el resplandor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas, y una estrella se diferencia de otra en su resplandor.” I Corintios 15:41.

Cuando hablamos o cantamos generamos ondas sonoras que viajan en todas las direcciones desde nuestros cuerpos y pueden producir un efecto en quienes las escuchen. Nuestros cuerpos generan calor y lo irradian al aire y cuerpos físicos próximos, calentándolos en consecuencia. Nuestros cuerpos también generan ondas más sutiles (ondas etéricas, ondas emocionales y ondas de pensamiento) que igualmente salen de nuestros cuerpos y pueden producir un efecto sobre los que nos rodean si están “sintonizados” con ellas. El tipo de ondas etéricas, emocionales y mentales que irradiamos dependen de nuestro carácter. Si somos codiciosos, irradiamos codicia. Si
somos generosos, irradiamos generosidad. Si somos amorosos, irradiamos amor.

El Sol, los planetas que giran a su alrededor y las lunas en las órbitas de esos planetas son los cuerpos de exaltados seres espirituales. Así como nosotros irradiamos diferentes ondas de nuestros cuerpos, así también estos exaltados seres espirituales irradian ondas de diferentes tipos. Al igual que las ondas que irradiamos dependen de la naturaleza de nuestra personalidad, así la naturaleza de las ondas del Sol, los planetas y las lunas dependen de la naturaleza de los seres que trabajan en esos cuerpos cósmicos. Los
astrólogos observan que los planetas irradian ondas que tienden a estimular los siguientes aspectos en el hombre:

Así como el ángulo de los rayos solares determina cuándo la Tierra experimentará el verano o el invierno, igualmente los ángulos con los que los rayos de los diferentes planetas alcanzan la Tierra nos influencian. Para determinar los ángulos y los efectos de los diversos ángulos se divide el cielo, tal como puede verlo una persona desde la Tierra, en doce secciones llamadas casas, mientras que el camino recorrido por el Sol se
divide en doce secciones llamadas signos del Zodiaco. La primera casa comienza en el horizonte oriental. El primer signo, Aries, comienza en el punto del cielo donde el Sol se encuentra al comenzar la primavera.

Los astrólogos observan que la casa ocupada por un planeta indica el área de la vida en la que las radiaciones planetarias tienden a concentrarse.



Los astrólogos observan que el signo en el que se encuentra un planeta determina la parte del cuerpo humano en la que los rayos planetarios se enfocarán y el nivel del ser o de la conciencia en el que igualmente se enfocarán:


Los signos cardinales estimulan la actividad del cuerpo físico; los signos fijos estimulan la tenacidad en la naturaleza emocional; los signos comunes estimulan la investigación a través de la mente. Los signos de fuego enfocan la conciencia en la vitalidad; los signos de tierra enfocan la conciencia en la mente; los signos de agua enfocan la conciencia en los sentimientos. Cuando nace un niño, el momento para el que se levanta la carta natal es el de su primera respiración. La razón para ello es que esa primera inspiración lleva con ella la vibración que tiene la atmósfera en ese momento. Esa vibración es transmitida desde los pulmones a la sangre y luego a todos las partes del cuerpo, poniendo en una vibración determinada cada átomo físico. Así el cuerpo se sintoniza con las vibraciones astrológicas del momento en que tomó su primer aliento. Esta
sintonización persiste durante toda la vida. A medida que los planetas se desplazan en el cielo durante la vida de la persona, estimulan un aspecto u otro del patrón vibratorio natal. La persona siente entonces un impulso o una energía dentro suyo que la empuja a querer hacer algo, dependiendo de los planetas concretos implicados y sus ángulos.

Uno de los objetivos de la evolución es llegar a ser completamente capaz de responder a los estímulos de todos los planetas. Todas nuestras energías vienen de los planetas y de las estrellas y sólo en la medida en que somos capaces de recibirlas están disponibles para ser empleadas por nosotros.

Otro objetivo de la evolución es tener control consciente sobre qué energías usaremos.

Tener la energía necesaria para hacer algo no significa que sea apropiado hacerlo. Ni todas las energías se combinan armoniosamente. Necesitamos aprender cuándo y cómo emplear las energías disponibles y cuándo dejarlas pasas simplemente a través nuestro.

Bibliografía

-Heindel, Max, M essage of the Stars , Oceanside, California: The Rosicrucian Fellowship, 1973.

-Heindel, Max, Simplified Scientific Astrology, Oceanside, California: The Rosicrucian
Fellowship, 1962 .


del libro La Era de Acuario Por Elsa M.Glover

en you tube, aquí
https://www.youtube.com/watch?v=g8g5ccpKOQ4

* * *

Índice



Índice


I. La naturaleza de las influencias astrológicas

II. La Era de Acuario

III. Valores acuarianos

IV. La idea acuariana del yo

V. Libertad versus leyes

VI. ¿Imitar o explorar?

VII. La iniciativa personal en la Era de Acuario

VIII. La creatividad

IX. La resonancia

X. La amistad universal

XI. Ciencia y religión en la Era de Acuario

XII. La visión etérica

XIII. Resolución de conflictos por métodos acuarianos

XIV. Métodos de enseñanza acuarianos

XV. El gobierno acuariano

XVI. La política en la Era de Acuario

XVII. La justicia en la Era de acuario

XVIII. Métodos acuarianos de curación

XIX. Ejercicios mentales acuarianos

XX. Autocontrol en la Era de Acuario

XXI. Alegorías para la Era de Acuario


*******************
****************

del libro de Acuario Por Elsa M. Glover

La Era de Acuario



La Era de
Acuario

Por
Elsa M. Glover

Traducción de Luis Antonio Blanco Andrés
Madrid (España)

Prólogo a la traducción española

Elsa M. Glover se doctoró en Física en la Universidad de Purdue (EEUU) y se ha dedicado
profesionalmente a la enseñanza de la Física. La Dra. Glover ha estudiado, además, astrología
y misticismo cristiano durante muchos años. La autora ha escrito y conferenciado
extensamente sobre temas como ciencia y religión, astrodiagnosis y resolución de conflictos
por métodos acuarianos.

La Era de Acuario alborea y su influencia liberará gradualmente a la humanidad de las
ataduras mentales y espirituales que ha sufrido durante cientos de años. Elsa M. Glover nos
anuncia esos cambios arrolladores que han de llegar, en su obra La Era de Acuario, ofreciendo
esperanza y asegurando que la mente y el espíritu libres alcanzarán alturas aún
insospechadas. La Dra. Glover explica cómo durante la Era de Piscis la ignorancia del hombre
acerca de su potencial le impedía desarrollar sus capacidades creativas y su falta de
autoestima lo mantenía en la dependencia de otros buscando aprobación, y el miedo a lo
desconocido lo retraía de la exploración de ideas nuevas o incluso de la asociación con
quienes tuvieran una perspectiva distinta de la vida.

La Dra. Glover muestra cómo la Era de Acuario ayudará a las personas a romper el
caparazón de la ignorancia, la falta de autoestima y el miedo de forma que puedan ser, por
primera vez en la historia, auténticamente libres. A medida que las personas adquieran libertad
para explorar sus propias naturalezas interiores, el mundo que las rodea y a otras personas,
avances sin precedentes llegarán en forma de autorrealización, invención y conocimiento
científico, así como en forma de amor universal.


A todos los buscadores de la libertad

* * *

del libro La Era de Acuario Por Elsa M. Glover

martes, 23 de noviembre de 2010

Bibliografía



Bibliografía

*

- “La astrología como ciencia oculta”, Oscar Adler, Ed. Kier.

- “Astrología psicología y los cuatro elementos” S. Arroyo.

- “El mensaje de las Estrellas”; Max Heindel; Ed. Kier S.A.

- “Astrología científica simplificada”; Max Heindel; Ed. Kier S.A.

- “Las 12 casas”; Howard Sasportas; Ed. Urano.

- “Concepto Rosacruz del Cosmos”; Max Heindel; Ed. Kier. S.A.

- Estudios de Astrología. La Fraternidad Rosacruz”; Todos los tomos; Elman Bacher;
Ed. Kier S.A.

- “Manual práctico de astrología”, Georges Antares; Ed Obelisco.

- “ Observar el cielo”, David H. Levy, Ed. Planeta.

- “Curso Elemental de Astrología” (lecciones) por Max Heindel, La Fraternidad
Rosacruz.

- Boletines internos de la Fraternidad Rosacruz, Varios.

- Revista Rayos

* * *

Curso de Astrología básico Página: 176 - Fraternidad Rosacruz Max Heindel del Uruguay

Las estrellas fijas



Las estrellas fijas

Ciertas estrellas fijas parecen intensificar o alterar las influencias de los planetas
cuando están en conjunción (y no en otro aspecto) con ellos, al igual que cuando lo están con
el Ascendente, el Medio Cielo, la Rueda de la Fortuna y los Nodos Lunares.

Dicha conjunción actúa cuando se produce a menos de 5° de distancia y también hay
que tener en cuenta que la latitud de las estrellas fijas no puede ser superior a 5° sino la
influencia puede considerarse nula.

La conjunción de las estrellas con los planetas mejora o empeora las influencias según
su naturaleza y la de los planetas.

* * *

Curso de Astrología básico Página: 175 - Fraternidad Rosacruz Max Heindel del Uruguay

Lunación





Lunación

Una lunación es la conjunción del Sol y la Luna, una "Luna Nueva". En nuestras
Efemérides todas las "Lunas Nuevas", Lunas Llenas y eclipses están claramente indicados en
la parte superior de las páginas.

Cuando una lunación cae dentro de los 3° de un aspecto con cualquiera de los
planetas u otro punto importante del radical de un horóscopo, tiene un efecto muy marcado en
los negocios “durante el mes en que ocurre" y puede tomar fácilmente el lugar de un aspecto
con la Luna progresada, cuyo concurso es necesario para fructificar las indicaciones
planetarias que entonces estén en manifestación. Aun aparte de las direcciones primarias, si
una Luna nueva cae en conjunción cercana con un planeta maléfico, causará inconvenientes
en materias de menor importancia; y viceversa, una lunación que cae en el lugar de Júpiter o
Venus acarreará placeres y facilidades en los asuntos del nativo.

Cuando una Luna nueva se corresponde con un eclipse solar tiene una serie de
efectos.

En "primer lugar", el efecto general de una lunación durante el corriente mes, si esta en
aspecto con cualquiera de los planetas radicales.

En "segundo lugar", efectos semejantes durante los meses del año siguiente cuando los
aspectos de la misma naturaleza se forman con el punto del eclipse.

Es decir, que si el eclipse cayó en la duodécima casa en Leo, en cuadratura con Marte
en Escorpión en la tercera casa, entonces producirá enemistades entre hermanos durante el
mes de agosto, o sea cuando el eclipse se formó. En noviembre, cuando la lunación ocurra en
Escorpión se añadirá mas combustible al fuego por la cuadratura con el eclipse. En febrero,
cuando el Sol se halle, en oposición al eclipse, habrá aún mayores disgustos por el mismo
motivo, y también en mayo, cuando el último cuadrado ocurra.

Por el contrario, si los aspectos iniciales del eclipse son buenos se experimentarán
mayores beneficios durante los meses en que se formen los sextiles y los trinos.

El ciclo de las lunaciones es de diecinueve años. Por ejemplo, en el mes de julio del año
1900 la lunación ocurrió el día 26 en los 8 grados de Leo, y en el año 1919 ocurrió otra
lunación el mismo día 26 de julio y en los mismos grados de Leo. De este modo, el estudiante
puede calcular las lunaciones de los años venideros con la exactitud suficiente para todos los
casos prácticos.

Los eclipses pueden ser calculados también para los años "futuros" de esta misma
manera, aunque algo aproximada, pero, no obstante, expedita, si el lector tiene las efemérides
de los años "pasados».

Durante su curso mensual la Luna zigzaguea sobre la eclíptica y a las conjunciones o
Lunas nuevas, se halla generalmente algunos grados separada de la mencionada eclíptica.

Bajo tales condiciones tenemos justamente una Luna nueva ordinaria. Con objeto de
llegar a un total eclipse solar la Luna debe estar directamente sobre el paso del Sol, vista
desde la Tierra, y la declinación del Sol y de la Luna debe ser prácticamente la misma, así
como que la Luna no debe tener prácticamente ninguna latitud.

Ocurren por lo menos dos eclipses de Sol en el año, aunque nunca más de siete, pero
estos extremos se tocan muy raramente. El número general de eclipses es cuatro, dos solares
y dos lunares, y se producen casi siempre a pares y con una separación de seis meses.

La Luna llena que precede o sigue a un eclipse Solar, usualmente es un eclipse lunar.

Asimismo, si ocurren dos eclipses en febrero, espérense otros dos en agosto.

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, los eclipses para un año cualquiera pueden
encontrarse con éxito siguiendo la simple regla que damos a continuación:

1° Del año en el que se desea saber los eclipses réstense 18. El año resultante lo
llamaremos "Año del eclipse".

2° Búsquese el "Año del eclipse" para las Lunas nuevas y llenas que son eclipses.
(Anótense estas fechas solamente).

3° En el año anterior al "Año del eclipse" anótese las fechas y los lugares zodiacales de
las lunaciones que ocurren alrededor de once días "después" de las fechas obtenidas en el
"Año del eclipse", y el resultado son las fechas y lugares de los eclipses para el año
interesado.

Con objeto de demostrar las simples reglas que acabamos de indicar, imaginemos este
año de 1910 y que queremos saber el primer eclipse solar que ocurrirá en el año 1915.

Tomamos unas efemérides del año 1897, que es 18 años anterior al 1915 y buscamos
el primer eclipse solar, encontrando uno ocurrido el día 1° de febrero de 1897.

Para averiguar el día y el grado del Zodiaco en el cual caerá este eclipse en el año
1915, buscamos la información en las efemérides del año 1896, que es uno antes que el "año
del eclipse" 1897.

Allí encontramos que la primera Luna nueva que ocurrió "después" del 1° de febrero
cayó en la tarde del día 13 de febrero, en los 24 grados y 19 minutos de Acuario, y por lo tanto
juzgamos que habrá un eclipse solar el día 19 de febrero de 1915 a los 24° 19' de Acuario.

Después de terminar nuestros cálculos olvidemos que estamos viviendo en el año 1910
y tomemos las efemérides de 1915 para ver si nuestras reglas han dado el resultado debido, y
veremos que un eclipse solar ocurrirá en la mañana del 14 de febrero, en los 24°42' de
Acuario, y demostrándonos que la regla empleada ha dado el resultado apetecido.

* * *

Curso de Astrología básico Página: 174 - Fraternidad Rosacruz Max Heindel del Uruguay