humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

viernes, 25 de junio de 2010

JÚPITER EN LOS DOCE SIGNOS





JÚPITER EN LOS DOCE SIGNOS
pág. 148

Júpiter en Aries da una mente espiritual, enérgica y ambiciosa, siempre
sobre aviso y alerta para ver métodos nuevos y progresivos utilizables para el
progreso del trabajo del mundo, haciendo a estas personas precursores
verdaderos, ni muy conservadores ni muy impulsivos, sino precavidos y de una
disposición simpática, sincera, honrada y digna de confianza, inclinada un tanto
hacia la vida religiosa. Da también este aspecto alguna capacidad literaria y
atracción hacia los juegos del campo con popularidad en los círculos sociales y
financieros. Pero si Júpiter está afligido la mente no es tan conservadora y tan
bien equilibrada, teniendo la tendencia a ejecutar actos impulsivos y precipitados,
estando indicados la importancia y el mal humor, pero bajo circunstancias
adversas, con la consecuente pérdida de estimación y popularidad.

Júpiter en Tauro, cuando está bien aspectado, da una naturaleza
eminentemente bondadosa o simpática hacia todas las personas y un amor tierno
y tibio por aquéllos con quienes se justifican tales expresiones. Esta posición atrae
también riquezas y da una disposición generosa hacia las empresas filantrópicas.
Sin embargo, Júpiter en la casa segunda o en el signo segundo, nunca es pródigo
ni de una generosidad extravagante, sino más bien conservador e inclinado a
estudiar los méritos de cualquier proposición que se le haga antes de abrir su
mano para favorecerla. Por otra parte es generoso absolutamente hacia aquéllos
que están cerca del nativo y le son queridos. En su hogar y familia son todos uno.
Cuando Júpiter está afligido en Tauro inclina hacia gastos extravagantes
exhibitorios, en ostentación y para la satisfacción de la naturaleza inferior. Tales
personas son grandes gastrónomos, aficionados a los alimentos ricos y sabrosos
que satisfacen el paladar. Estas gentes experimentan a menudo dificultades
financieras y disgustos con los acreedores, así como aquellas enfermedades que
son resultado lógico de una sobre-indulgencia de sus apetitos con arreglo a las
indicaciones de las estrellas.

Júpiter en Géminis, cuando está bien aspectado, da capacidad literaria de
clase elevada, y si esta inclinación esto favorecida por la necesaria educación, el
éxito en esta línea de esfuerzo es cierto. Estas posiciones dan también cierta
capacidad para inventar, gusto por las matemáticas y una atracción hacia el
ocultismo. Júpiter en Géminis, indica que el viajar proporcionará tanto placer como
provecho y da una disposición honrosa, cortés y amistosa. Pero si Júpiter está
afligido, la persona se ve expuesta a sufrir pérdidas y disgustos durante sus viajes,
encontrándose en muchos accidentes. a los cuales escapará milagrosamente;
también tendrá inconvenientes legales y religiosos, así como disgustos con
hermanos y con parentela muy cercana.

Júpiter en Cáncer. El efecto total de Júpiter tanto para el bien como para el
mal nunca se manifiesta en la mitad de la vida y éste es especialmente el caso
cuando está colocado en la casa cuarta o el signo cuarto, Cáncer. Cuando está
bien colocado da una disposición excesivamente bondadosa y cortés que hace
que estas personas estén en paz con todo el mundo, estando, además, dotadas
de una imaginación viva y fructífera, un soñador de sueños utópicos y amante del
ocultismo y del misticismo. Hay también, no obstante esto, un lado práctico en la
naturaleza de estas personas que las hace ambiciosas para alcanzar éxitos
mundanos y afortunadas en sus inversiones en casas, tierras o minas, de modo
que acumularán riquezas y estarán bien acomodadas, especialmente después de
pasar la mitad de la vida. Estos aspectos indican también que la persona puede
recibir mucha ayuda de sus padres durante su vida y una herencia después de su
muerte. Júpiter en Cáncer hace a la persona muy aficionada a los placeres de la
mesa, pero si está bien aspectado el nativo se mantendrá dentro de tal límite que
la salud no sufrirá. Si, no obstante, Júpiter está afligido, inclina a una glotonería
desordenada que generalmente corrompe la sangre y causa las enfermedades,
protuberancias y afecciones propias de tal condición.

Júpiter en Leo da una naturaleza ciertamente noble, combinada con
bondad y coraje, confianza propia y lealtad; compasiva, misericordiosa y justiciera.
Indica, en resumen, un modelo de virtudes que no halla quien lo supere. Da una
abundancia de vitalidad y una constitución fuerte de modo que el nativo es un
caudillo tanto física y moral como espiritualmente, sin que en ningún momento
estas personas estén contentas en seguir el dictado de nadie. Estas personas
anhelan empleos de confianza y responsabilidad, cuanto más elevados mejor.
Siempre son ecuánimes en todas las ocasiones y nunca abusan de la confianza
que se ha puesto en ellas, Tales personas tienen una cultura y refinamiento
innato, son aficionados a todas las cosas que tienden a la elevación de la
humanidad. Son religiosos y sinceros; seguros de vencer y de ganar el
reconocimiento, así como de tener éxito por medio de sus inversiones
especulativas. Cuando Júpiter está afligido en Leo la persona se hace cruel y
sensual con una afición anormal hacia los placeres y sujeta a pérdidas por
inversiones especulativas y juegos.

Júpiter en Virgo da una naturaleza precavida analítica y práctica, con una
facultad certera para distinguir entre lo aparente y lo real, para separar la verdad
del error y para llegar a los hechos, listas personas nunca sorprenderán ningún
secreto por medios indignos como Saturno en Capricornio, pues forman un
detective ideal, pero si hay un juez con Júpiter en Virgo no hay nadie que sea
capaz de poder ocultarle secreto alguno. Un Júpiter bien aspectado en Virgo
indica relaciones tuenas con los sirvientes, que serán fieles y leales dispuestos a
hacer la voluntad de sus patronos. Indica también la prosperidad por medio de
negocios o de vocaciones profesionales, pero si Júpiter está afligido en Virgo da
una disposición cínica, criticona y dada a la censura, desconfiada de los otros, y,
por lo tanto, expuesta a perder por cansa de los sirvientes y empleados. Tales
personas no pueden tener éxito en sus negocios y encontrarán también
extraordinariamente difícil el obtener o conservar sus colocaciones. De cualquier
modo se verán obligados a servir en una categoría muy inferior.

Júpiter en Libra, cuando está bien aspectado, da una disposición
bondadosa, simpática y amable; una naturaleza deseada, sociable y benévola con
un gran interés en todo lo que se relaciona con la elevación de la humanidad,
como la música. el arte, la literatura, las relaciones sociales, etc. Por esta razón la
persona es muy popular, especialmente con el sexo opuesto, por medio fiel cual
puede esperarse ganancias y beneficios. Está también indicado el éxito en los
negocios de la vida pública. Pero si Júpiter está afligido en Libra, una indulgencia
excesiva de la naturaleza inferior le acarreará disgustos y escándalos públicos con
la pérdida consiguiente de popularidad y prestigio.

Júpiter en Escorpio da una naturaleza ardiente, agresiva y confiada en sí;
una mente entusiasta, constructiva y con muchos recursos, con la habilidad de
hacer frente a todas las exigencias de la vida de la manera más eficaz y este
aspecto asegura Éxito en las ocupaciones prácticas de cada día, dando una
familia numerosa y abundancia de medios para sufragar los gastos de ella. Estas
posiciones indican también una tendencia hacia las investigaciones ocultas. Pero
si Júpiter está afligido en Escorpio ocurren pérdidas y disgustos como
consecuencia de las satisfacciones de su naturaleza inferior en medida
desordenada, haciendo, además, al nativo amigo de los alimentos ricos y
costosos, siguiéndose enfermedades por esta razón.

Júpiter en Sagitario, cuando está bien aspectado, da buena fortuna y un
éxito general en la vida; una mente humana, amplia y filosófica y una disposición
reverente y religiosa. De aquí que los personas con esta posición se eleven hasta
la cúspide de la escala social, encontrando empleos de preeminencia en la vida
eclesiástica o del Estado, o en instituciones o empresas científicas y filosóficas. Si
Júpiter está afligido en Sagitario hace a la persona deportista, amante de la
exhibición, de objetos de bisutería y de pobre calidad, ostentosa. extravagante y
dispuesta a aprovecharse de cualquier coyuntura que se presente en el juego,
acarreándose la pérdida de la estima social si ha nacido en un ambiente bueno;
disgustos mediante litigios y dificultades financieras y por último un fanático y
sectario de mente estrecha si se inclina a la vida religiosa.

Júpiter en Capricornio da una naturaleza ambiciosa creyente en sí y bien
controlada con el deseo de elevarse a los cargos de notoriedad en sus
profesiones, así como con la capacidad de mandar bien y prudentemente. Da una
disposición bondadosa, cuidadosa y económica con la aversión hacia el
despilfarro; también proporciona ingeniosidad, recursos para las dificultades de la
vida y alguna capacidad mecánica. Estas personas son dignas de crédito hasta
cierto grado, son sinceras y honestas en todas sus empresas y sostienen
inviolablemente cualquier promesa que han hecho; por lo tanto, se elevan
generalmente hacia la popularidad, la estima general y a posiciones honoríficas.
Como hemos dicho ya su anhelo es alcanzar la independencia en la dirección de
algún negocio, pero si no tienen éxito en él y tienen que trabajar para los otros
estarán mejor dispuestos y adaptados para las oficinas del Gobierno, tanto
municipales como nacionales. Debido a la confianza generada por sus
características rectilíneas de honradez, sinceridad y fidelidad, estas personas son
a menudo elegidas por sus amigos para depositar en ellas su confianza cuando
sienten la necesidad de compartir sus tribulaciones con alguno que pueda
comprenderlas, bien para recibir al mismo tiempo un consejo honrado y
desinteresado, o bien para conservar sus secretos de forma inviolable. Si Júpiter
está afligido en Capricornio hará de la persona un miserable que atesora todo lo
que pueda arrebañar y se negará a sí mismo hasta las más simples necesidades
y, por lo tanto, estará expuesta a sufrir la conmiseración de todos los que la
conozcan.

Júpiter en Acuario, cuando está bien aspectado, da una mente humana,
optimista, original y filosófica, aficionada a los amigos y a la sociedad de los
demás, particularmente con aquéllos que están interesados en ciencias de
misticismo, en literatura y música; por consecuencia, estas personas atraen a
gente de esta naturaleza por las cuales se beneficiará el nativo, pues le ayudarán
a conseguir sus deseos, esperanzas y ambiciones. Probablemente pueden
alcanzar empleos de importancia en corporaciones oficiales o bien en sociedades
secretas u ocultas. Ésta es una buena indicación para tener un éxito general en la
vida, pero si Júpiter está afligido hace a la persona de naturaleza inquieta,
nerviosa, con ideas revolucionarias o anarquistas, con aversión a los trabajos
serios y tales personas son despreciadas generalmente y no se tiene confianza en
ellas.

Júpiter en Piscis da una naturaleza caritativa, simpática y hospitalaria, que
anhela el consolar a los rechazados por la sociedad. Éstas personas son unos
verdaderos ángeles de misericordia para todos aquéllos que sufren del cuerpo, del
alma o del espíritu. Estas personas son bien conocidas de todos aquéllos que
están enfermos o en prisión.
Como que son de una naturaleza sensitiva y sujetas a las influencias del
mundo invisible tienen frecuentemente experiencias psíquicas y se hacen
estudiantes del ocultismo. Aman la música, el arte y la literatura y si está bien
aspectado por Venus, Júpiter en Piscis, da una habilidad considerable como actor;
pero si Júpiter está afligido en Piscis proporciona una mente vacilante, enervada,
de naturaleza cobarde, a la que satisfacen todos los vicios del calendario,
haciéndose generalmente un desgraciado; es decir, un parásito de la sociedad.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario