humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Rosacruz Chajarí

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

martes, 29 de junio de 2010

CAPÍTULO XVIII LA DOCTRINA DE LA DELINEACIÓN RELATADA EN UNAS CUANTAS PALABRAS




CAPÍTULO XVIII

LA DOCTRINA DE LA DELINEACIÓN RELATADA
EN UNAS CUANTAS PALABRAS
pág. 195

Los estudiantes de la ciencia de las estrellas encontrarán la Tabla siguiente,
muy útil en la delineación de los horóscopos, porque aunque los planetas
confieren muchas más características que en ella se expresan, como se indica en
la lectura general del comienzo del capítulo en el que se detallan los lugares y
aspectos de cada planeta, las notas-claves siguientes dan de sucinta manera la
quinta esencia de las características conferidas por cada planeta con arreglo a si
está bien o mal aspectado.
Cuando el estudiante se ha asimilado el significado de las posiciones y
aspectos de los diversos planetas como se ha explicado en los capítulos
precedentes, puede con la mayor de las facilidades dar una delineación buena de
los efectos de cada aspecto mediante la combinación de las notas-claves de esta
Tabla y la meditación sobre ello. Por ejemplo: para leer un horóscopo en el que el
Sol está en trígono con Saturno, tómese la descripción dada en la Tabla como
sigue:
“El Sol, que es vital, autoritario y venturoso en trígono con el deliberante,
perseverante, cuidadoso, metódico y precavido Saturno, con la meditación
consiguiente, dará al, nativo tenacidad para la vida y le dotará de coraje y cautela
de modo que a la vez que puede ser de carácter aventurero, a veces también
calculará cuidadosamente siempre los obstáculos que debe dominar, y no
intentará hacer nada temerario o tontamente, sino que realizará su objeto una vez
que ha decidido marchar adelante. Será sistemático, ordenado y metódico, así
como perseverante en cualquiera cosa qué emprenda después de madura
deliberación y cálculo, de aquí que sus esfuerzos se verán coronados por el éxito.
En sus relaciones con los demás será precavido y atento y, por consiguiente,
alcanzará sus deseos por diplomacia. Debido a estas cualidades se verá siempre
favorecido por la fortuna y atesorará una riqueza bastante buena, porque Saturno
es también el planeta de las adquisiciones”.
De manera semejante pueden combinar los estudiantes las notas-claves de
todos los demás planetas y aspectos por esta Tabla, y meditar sobre ello según el
presente. Esto los capacitará para adquirir un buen dominio sobre el significado de
cualquier horóscopo con un poco de práctica. Para una ampliación demostrativa
de este método los estudiantes son remitidos al estudio de los horóscopos de los
niños, que insertamos en nuestra revista Rays From the Rose Cross, en la que los
autores hacen constar algunos cada mes. Estos horóscopos contienen una mina
de enseñanza, sin la cual el estudiante que desee perfeccionarse en la ciencia de
las estrellas no puede pasarse. Las notas-claves traerán a su mente todo lo que
se ha dicho acerca de la naturaleza general de los planetas que se consideren;
esto pueden combinarlo con la naturaleza de los signos y de las casas donde los
planetas están colocados si se desea hacer un estudio completo.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

NEPTUNO EN ASPECTO CON LOS PLANETAS




NEPTUNO EN ASPECTO CON LOS PLANETAS
pág. 193

El Sol sextil o trígono con Neptuno (véase página 93).

El Sol en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición con Neptuno
(véase página 94).

Venus sextil o trígono con Neptuno (véase pagina 106).

Venus en conjunción o paralelo con Neptuno (véase página 106).

Venus en cuadratura o oposición con Neptuno (véase página 106).

Mercurio en conjunción, paralelo, sextil o trígono con Neptuno (véase
página 118).

Mercurio en cuadratura u oposición con Neptuno (véase página 118).

La Luna en sextil o trígono con Neptuno (véase página 130).

La Luna en conjunción o paralelo con Neptuno (véase página 130).

La Luna en cuadratura u oposición con Neptuno (véase página 130).

Saturno, sextil o trígono con Neptuno (véase página 142).

Saturno en conjunción o paralelo con Neptuno (véase página 142).

Saturno en cuadratura u oposición con Neptuno (véase página 142).
Hace a la persona propensa a pérdidas por decepciones, traiciones o fraude en
materias mundanas, y si se determinase a investigar o practicar las artes ocultas,
posible es que terminase siendo presa de espíritus control que la conducirían a la
mediumnidad con el consiguiente peligro para la salud y el riesgo del suicidio.

Júpiter sextil o trígono con Neptuno (véase página 154).

Júpiter en conjunción o paralelo con Neptuno (véase página 154).

Júpiter en cuadratura u oposición con Neptuno (véase página 154).

Marte, sextil o trígono con Neptuno (véase página 169).

Marte en conjunción, cuadratura, paralelo u oposición con Neptuno
(véase página 168).

Urano sextil o trígono con Neptuno (véase página 183).

Urano en conjunción o paralelo con Neptuno (véase página 184).

Urano en cuadratura u oposición con Neptuno (véase página 184).

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

NEPTUNO EN LOS DOCE SIGNOS




NEPTUNO EN LOS DOCE SIGNOS
pág. 189

Neptuno en Aries, cuando está bien aspectado, dota a la persona de un
entusiasmo religioso, aunque no siempre de clase ortodoxa, y da energía y
ambición para pasar a la vanguardia en cualquier línea de pensamiento y creencia
que se abogue y se defienda. Hay un deseo de elevar a la humanidad a un plano
de la vida más elevado y más noble, y por esta razón esta configuración
proporciona generalmente a la persona un puesto sobresaliente de carácter
público de más o menos importancia, con arreglo a los aspectos generales y tenor
del horóscopo. Pero cuando está afligido Neptuno en Aries hace que se
manifiesten las tendencias destructivas. Hay también un deseo equivalente de
elevar a la humanidad a planos de felicidad, pero los métodos de conseguirlo son
anárquicos e incitan al asesinato de aquéllos que el nativo concibe son los
enemigos de la sociedad, mediante complots de bombas y asesinatos, y, por lo
tanto, predispone a la persona a sufrir encarcelamientos por razón de tales
conspiraciones contra el gobierno o contra las autoridades.

Neptuno en Tauro da una disposición bondadosa y sociable, una
inclinación hacia el arte y la belleza de la naturaleza. El nativo es amante de la
música y de los placeres de la vida. Esto es también un buen augurio para la
adquisición de tierras y propiedades. Pero cuando Neptuno está afligido en Tauro
da una naturaleza sensual y apasionada y una fuerte tendencia a los placeres de
la mesa que, con el tiempo, es probable le acarreen dolores e inconvenientes.

Neptuno en Géminis, bien aspectado, es una de las mejores indicaciones
de la posesión de facultades mentales extraordinarias, porque Neptuno es la
octava de Mercurio, el planeta de la mente, de la lógica y de la razón. De aquí que
esta posición desarrolle las facultades ocultistas, proféticas e inspiradas. Hace a la
personas sensitiva a las vibraciones más finas de la naturaleza de un aspecto
intuicional. Es una de las señales del genio en un sentido u otro con arreglo a las
condiciones del horóscopo. Concede el don de la oratoria y una capacidad literaria
grande, y hace a la persona un mecánico o un matemático espléndido; en
resumen, no hay campo de esfuerzo donde se requiera una ingeniosidad mental
en el que la persona de Neptuno en Géminis, bien aspectado, no sobresalga. Pero
cuando Neptuno está afligido en Géminis, indica la falta de capacidad para la
concentración en cualquier propósito bueno. La mente es inconstante, caótico y
voluble, inclinada a la astucia al fraude y a la decepción, o en su mejor aspecto
hace de la persona un visionario y un soñador que, por lo tanto, puede ser el
hazmerreír de los otros. Hay generalmente disputas con los hermanos y vecinos
que odian cordialmente a la persona en cuyo horóscopo se encuentra este
aspecto.

Neptuno en Cáncer, cuando está bien aspectado, da una naturaleza
intuitiva simpática y amorosa, rápida para comprender los dolores y las alegrías de
los otros y dispuesta a sentirlos con ellos. Así, pues, estas personas son
generalmente muy queridas, tanto en el hogar como en su inmediato círculo de
amistades. Esta posición pone también en contacto con las fuerzas superiores de
la naturaleza y capacita a las personas a cultivar facultades espirituales tales
como la psicometría y diversas clases de intuición con cuyo apoyo se ponen en
contacto con los que quieren para la ayuda y beneficio de sus semejantes. Son
muy versátiles en las direcciones espirituales y pueden alcanzar grandes alturas
por devoción, la cual está expresada en ellos fuertemente. Pero cuando Neptuno
está afligido en Cáncer da una posición extremadamente indulgente consigo
mismo, lo cual generalmente ejerce una influencia perniciosa en el hogar, quizás
más por negligencia que por una expresión maliciosa directa. Esta posición da
también gustos y apetitos raros, los cuales pueden acusar grandes afecciones en
el sistema alimenticio, habiendo también una fuerte inclinación para las drogas y
para la bebida.

Neptuno en Leo, cuando está bien aspectado, da una disposición
generosa, simpática y expresiva; una naturaleza sociable, amiga de los placeres y
de todas las manifestaciones artísticas. Estas personas tienen una capacidad
admirable y alcanzan mucho éxito en aspectos pedagógicos, debido a una
comprensión íntima de la naturaleza de los demás y tienen la facultad de impartirlo
a los que las escuchan, cualquiera que sea el conocimiento que posean. Son muy
concienzudos en sus relaciones con los demás y tienen mucho éxito en los lances
del corazón; pero si Neptuno está afligido en Leo, hace a la naturaleza
supersensual y, por lo tanto, propensa a los disgustos en amor. Estas personas
están gobernadas más bien por el razonamiento; les falta moral para hacer frente
a cualquier contingencia; son cobardes, versátiles, sin que se pueda depender de
su palabra, y como consecuencia de todo esto incurren en un disgusto general
entre sus relaciones.

Neptuno en Virgo. Mercurio, el planeta de la mente, de la razón y de la
lógica, está exaltado en Virgo y el oculto, profético, inspirado, espiritual, devoto y
musical Neptuno es la octava de Mercurio, de aquí que la combinación de las
cualidades de Mercurio y de Neptuno, producidas por Neptuno en Virgo, da unas
facultades mentales excepcionalmente magníficas, con la adición de una
capacidad inspirada y profética, y devoción hacia los ideales elevados cuando
Neptuno está bien aspectado, porque Neptuno da gentileza y simpatía al frío
Mercurio, aunque estas personas son más bien raras en sus ideas e inclinaciones,
especialmente con respecto al matrimonio, el cual usualmente lo consideran
desde un punto de vista platónico. Si Neptuno está afligido en Virgo, da tendencias
hipocondríacas y una suposición de tener todas las enfermedades y afecciones
del Universo, lo cual hace muy miserable la vida de la persona. También hay una
tendencia a convertirse en juguete de los espíritus control, no solamente con
respecto a la mediumnidad, sino que tales personas son propensas a la obsesión
directa, y cuando esta calamidad se ha producido es muy difícil el libertar el
cuerpo de la entidad obsesora.

Neptuno en Libra, cuando está bien aspectado, da un temperamento
musical, poético y artístico, e indica una unión de una naturaleza espiritual elevada
que será de gran satisfacción y confort para el nativo. Cuando Neptuno está
afligido en Libra, hay una tendencia a aceptar relaciones clandestinas,
inconvencionales e ilegítimas, bien del nativo mismo o del compañero de
matrimonio, con arreglo a la naturaleza de los aspectos de Neptuno. Indica
también una naturaleza débil y emocional en extremo, incurriendo y mereciéndose
la desconsideración de aquéllos que le rodean.

Neptuno en Escorpio, bien aspectado, da un gran deseo para profundizar
en los secretos de la naturaleza, y ésta es una posición muy buena para aquéllos
que trabajan en investigaciones científicas u ocultas. Da energía, entusiasmo e
inspira percepción más allá del alcance de la razón y augura una realización
satisfactoria de cualquier cosa que se tome entre manos. Pero cuando está
afligido da un temperamento terrible y una naturaleza sensual y apasionada, un
desordenado deseo de las bebidas o de las drogas, y una tendencia a ahogarse
tanto por accidente como por determinación propia.

Neptuno en Sagitario, cuando está bien aspectado, aumenta las
tendencias inspiradas, devotas y religiosas en el horóscopo. Brinda sueños,
visiones y experiencias ocultas. Hay un amor para los viajes y una gran
satisfacción y disfrute de los placeres obtenidos por estas excursiones. Cuando
Neptuno está afligido en Sagitario la persona se hace propensa a los miedos y a
los presentimientos; sueños de peligro y visiones de desastres se ceban sobre la
mente haciendo de la vida una calamidad. Algunas veces tienen grandes deseos
para viajar, pero no alcanzan a realizarlos o, si lo consiguen, tropiezan con
grandes inconvenientes o accidentes durante ellos.

Neptuno en Capricornio, cuando está bien aspectado, da una naturaleza
seria y contemplativa, capaz de concentrarse sobre todas las materias que llegan
a su mente; de aquí que tales personas tengan mucho éxito, con una vista aguda
y previsora de los negocios, trabajando generalmente en grande escala, o si la
naturaleza de los otros aspectos del horóscopo las impele hacia trabajos secretos,
harán detectives excelentes, hábiles para solucionar los problemas más
intrincados o bien investigadores sobre líneas psíquicas; en efecto, estas personas
exceden en cualquiera ocupación donde se requiera y precise un profundo
conocimiento y concentración como llaves del éxito.
Pero cuando Neptuno está afligido en Capricornio, As, una naturaleza
melancólica, retirada y muy a menudo solapada. Estas personas son
generalmente repelidas de la sociedad de los demás hombres.

Neptuno en Acuario, cuando está bien aspectado, da una disposición
altruista o utópica, con un deseo de emancipar al mundo de cualquier enfermedad
que sufra, tanto social como mental, moral o física, que sea percibida por estas
personas. De aquí que estas gentes sean generalmente muy avanzadas con
arreglo al tiempo y la edad en que se manifiestan. Son consideradas como
soñadoras y visionarias, idealistas y, en algún sentido, peligrosas para la sociedad
debido a sus originalidades e independencia de carácter. Al mismo tiempo son
muy populares entre las personas más progresivas de la sociedad. Se asimilan
muy fácilmente las fuerzas superiores de la naturaleza y, como consecuencia, son
los heraldos y precursores de las exploraciones de campos no sospechados.
Cuando Neptuno está afligido en Acuario, da ideas e ideales semejantes con
arreglo a los convencionalismos, pero generalmente sólo son para acarrear a las
personas y a las ideas que defienden, el descrédito y la desgracia.

Neptuno en Piscis, cuando está bien aspectado, da un gran amor hacia el
misticismo y una tendencia a investigar lo oculto. Algunas veces estas personas
desarrollan sus facultades espirituales y obtienen el conocimiento de primera
mano, es decir, directo. Son muy compasivos con los demás, no les gusta obstruir
al prójimo, son retraídos en sus maneras, bien vistos y, a menudo, los que
protegen a los necesitados, haciéndolo alegre y voluntariamente.
Cuando Neptuno está afligido en Piscis, la persona es propensa a sufrir por
la mediumnidad, por la obsesión y por la impostura de enemigos secretos; por lo
tanto, hay también un peligro de verse encarcelado y una tendencia a la
indulgencia en bebidas o drogas, que terminará con el dolor y con la ruina de la
persona.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

NEPTUNO EN LAS DOCE CASAS



NEPTUNO EN LAS DOCE CASAS
pág. 186

Neptuno en el Ascendente, o casa primera. Neptuno es por naturaleza
oculto, profético y espiritual. El Ascendente significa el cuerpo en el que nosotros
funcionamos, y de este modo, por la combinación de estas ideas, vemos que
Neptuno en el Ascendente proporciona un cuerpo sensitivo capaz de sentir las
vibraciones más sutiles de la naturaleza y con arreglo a los aspectos que el
planeta reciba estas vibraciones son buenas, malas, o indiferentes. Si Neptuno es
fuerte y bien aspectado con el Sol, Júpiter, o Urano, podemos juzgar que hay una
inmensa naturaleza mística y latente en la persona. Ya sea este misticismo que
depende de las ocasiones y de las circunstancias. Por otro lado, si Neptuno está
afligido indica una mentalidad sumamente baja o acaso locura. En cualquier caso
la naturaleza es visionaria, romántica y generalmente sin valor práctico o por lo
menos desde el punto de vista del mundo actualmente. Las facultades proféticas
inspiradas y visionarias están generalmente bien desarrolladas cuando Neptuno
está exento de aflicción en la casa primera. Hay un gran amor por el arte y por la
música, un deseo por el lujo y por todo lo que dé poder y tono en la vida. Pero
cuando Neptuno está afligido en la casa primera, la naturaleza es indolente,
morosa y mutable, con gustos y deseos pervertidos que se le presentan e impelen
a la persona a cometer actos indiscretos que pueden traerle graves
consecuencias. Hay algún indicio de prostitución de las facultades espirituales;
una disposición deshonesta y engañadora y también una tendencia a la
mediumnidad y a la obsesión del espíritu.

Neptuno en la segunda casa y bien aspectado, brinda ganancia mediante
todas las cosas en las cuales el agua toma un parte importante, así como
mediante sociedades y materias místicas y ocultas. Pero si Neptuno está afligido,
los negocios financieros de la persona se verán siempre en un estado caótico e
indeterminado.

Neptuno en la casa tercera, cuando está bien aspectado, estimula las
facultades mentales en un grado considerable. Da mucha capacidad para escribir
y hablar de asuntos de inspiración de elevados ideales, así como una mente
devota. Pero cuando Neptuno está afligido en la casa tercera, la mente es de
orden bajo; astuta, algunas veces imbécil o idiota, con sentimientos fantásticos o
involuntarios y con apetitos pervertidos. Neptuno en la casa tercera también da
una tendencia a viajar mucho, frecuentemente por agua, pero el que estos viajes
sean favorables o adversos, depende de los aspectos.

Neptuno en la casa cuarta, cuando está bien aspectado, da una atmósfera
espiritual al hogar con condiciones excepcionales para el crecimiento del alma
como consecuencia de las relaciones que en él se forma; pero cuando está
afligido brinda decepciones y fraude, desgracias y traiciones, problemas peculiares
y muchos cambios de residencia. Hay también la predisposición a verse en la
mayor pobreza al término de la vida y aun hasta a verse recluido en una institución
pública de caridad.

Neptuno en la casa quinta, fuerte y bien aspectado, indica unas relaciones
favorables con alguien de naturaleza espiritual altamente avanzada, también éxito
como profesor de materias místicas y ganancia mediante la inversión en cosas
gobernadas por Neptuno, los deportes acuáticos y cualquiera otro negocio en el
cual el elemento “agua” sea dominante.

Neptuno en la casa sexta, cuando está bien aspectado, es una indicación
favorable de facultades psíquicas latentes, las cuales pueden ser desarrolladas
con provecho desde el punto de vista espiritual; pero cuando está afligido
predispone a la prostitución de las facultades espirituales por la mediumnidad, etc.
Por consecuencia de esto, al persona puede verse sujeta a los espíritus control y
correr un grave peligro de obsesión. Indica también disgustos y perdías por medio
de los empleados y una propensión a sufrir enfermedades crónicas devastadoras
y deformantes. Generalmente estas tendencias están acentuadas por una
naturaleza sensual y una manera de vivir de indulgencia propia.

Neptuno en la casa séptima y bien aspectado, indica el matrimonio con
una persona de naturaleza oculta e inspirada, generalmente una unión platónica
de la naturaleza más satisfactoria para el alma, una verdadera compañía de dos
que realmente se completan. Indica también éxito como orador público en sujetos
ocultos y místicos. Pero cuando está afligido Neptuno en la casa séptima, indica
un compañero de matrimonio emotivo, mediúmnico y desconfiable, o bien puede
sufrir fraude o decepciones en cosas relacionadas con el matrimonio: quizás uno
de los cónyuges cometa bigamia. Esta posición indica también uno de los
parásitos que se nutren del público en general o bien de aquéllos que a su vez son
víctimas del desfavor público, todo con arreglo a la naturaleza de los aspectos y
éstos indicarían bien si lo que ocurre es merecido o no.

Neptuno en la casa octava, cuando está bien aspectado, da ganancia
como consecuencia del matrimonio, pero no mediante el curso ordinario de los
negocios; viene de una manera extraordinaria. Esta posición es también favorable
para las investigaciones ocultas y a menudo capacita a la persona que la tiene
para obtener el conocimiento directo. Pero cuando Neptuno está afligido en la
casa octava, proporciona pérdidas por fraude o decepción relacionada con el
compañero de matrimonio, inconvenientes financieros con corporaciones públicas
y también un final de vida extraño y raro.

Neptuno en la casa novena es muy favorable para el cultivo de las
facultades espirituales cuando está bien aspectado y trae visiones extrañas y
extraordinarias, así como presentimientos y profecías intuitivamente, y también
ganancias y placeres en relación con los viajes largos y excursiones. Cuando
Neptuno está afligido en la casa novena hace a la mente temerosa y ansiosa,
siempre alerta, con presentimientos vagos, e inclina a los viajes, pero brinda
disgustos en tal extremo así como peligros de complicaciones legales y pérdida
como consecuencia de ello.

Neptuno en la casa décima, cuando está bien aspectado, indica un ser de
altas aspiraciones e inspirado, inclinado espiritualmente, que tiene la capacidad
para dirigir a las muchedumbres, con fama y honor, en relación con alguna
sociedad mística o de investigaciones científicas. Esta posición de Neptuno indica
también un accidente a alguno de los padres, probablemente por agua, mientras el
nativo es aún niño; pero cuando el planeta está bien aspectado a menudo se
producen legados.
Neptuno en la casa décima y en trígono con el Sol o la Luna es un signo
seguro de la capacidad de cultivar la vista espiritual en esta vida. Varios videntes
bien conocidos tienen este aspecto. Cuando Neptuno está afligido en la casa
décima indica fraude, decepciones y deshonra que con el tiempo traerán su
resultado en forma de dolores, disgustos y escándalos.

Neptuno en la casa undécima y bien aspectado, indica una persona de
altas aspiraciones espirituales y la capacidad de atraer a otros de naturaleza
semejante, los cuales serán de mucha ayuda para él en la realización de sus
deseos, esperanzas y anhelos. Cuando Neptuno está afligido en la casa
undécima, indica decepciones y traiciones por parte de esas personas que se
llaman amigas, lo cual traerá pérdidas y disgustos. Por lo tanto, las personas con
esta posición deben tener un cuidado especial para cultivar y administrar la
amistad de su prójimo.

Neptuno en la casa duodécima, cuando está bien aspectado, brinda éxito
en un trabajo de investigación de naturaleza científica u oculta, el cual es llevado a
cabo en secreto o lejos del husmeo de los hombres. Indica también unas
relaciones secretas placenteras al alma o bien clandestinas, aunque honorable,
con alguien cuyas relaciones serán beneficiosas para ambos, y no
infrecuentemente sucede que este amigo sea del mundo espiritual; pero la
relación es mucho más estrecha en tales casos de lo que puede ser entre amigos
cuando ambos están en el mundo físico. Cuando Neptuno está afligido en la casa
duodécima, da una propensión a verse confinado y preso en una institución
pública, tal como hospitales, asilos o cárceles por razón de enemigos secretos y
poderosos, o bien por una enfermedad crónica y contagiosa, o también debido a la
locura por prácticas pervertidas.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

NEPTUNO, EL PLANETA DE LA DIVINIDAD, CAPÍTULO XVII



CAPÍTULO XVII
NEPTUNO, EL PLANETA DE LA DIVINIDAD
pág. 185

Así como Urano es la octava de Venus y actúa principalmente sobre la
naturaleza amorosa, esforzándose para, elevar a la humanidad en asuntos
personales y sociales, así también Neptuno es la octava de Mercurio y
completamente espiritual en sus fines. Así como Mercurio es el portador de luz
del Sol físico, Neptuno es el portador de luz para el espiritual Sol (llamado
Vulcano por los místicos occidentales). Intelectualmente gobernado por Mercurio,
nos eleva a nosotros sobre el animal y hace hombre al hombre. La espiritualidad
gobernada por Neptuno nos elevará con el tiempo más allá del estado humano
haciéndonos divinos.

Neptuno significa realmente lo que podemos llamar “los dioses”,
comenzando con los seres supernormales que conocemos como Hermanos
Mayores y abarcando las innumerables huestes de entidades espirituales buenas,
malas e indiferentes que influyen en nuestra evolución. Su posición y aspectos
denotan nuestra relación hacia ellos; los aspectos maléficos nos atraen entidades
de naturaleza enemiga a nuestro bienestar; y las configuraciones benéficas
impelen hacia nosotros las fuerzas buenas. De modo que si Neptuno está
colocado en la casa décima en trígono con el Ascendente, la persona relacionada
tendrá la ocasión de convertirse en director o tendrá una influencia sobresaliente
en algún movimiento relacionado con sujetos místicos, como está indicado por la
posición exaltada de Neptuno. Su cuerpo será capaz de recibir las vibraciones
más sutiles y ponerse en contacto con el mundo espiritual, lo cual está denotado
por el trígono con el Ascendente. Por otra parte, cuando Neptuno está colocado en
la casa duodécima, cuya naturaleza es pasiva y productora de sufrimiento, esta
posición indica que en algún momento, acaso bajo una cuadratura con el
Mediocielo, las fuerzas viles, entre las que están los espíritus control, serán
atraídas hacia tal persona y se esforzarán en obtener posesión de su cuerpo. La
conjunción de Neptuno con el Ascendente hará el cuerpo sensitivo y utilizable con
propósitos espirituales, así como el trígono. Aprovechando la oportunidad ofrecida
por el primer aspecto mencionado, el hombre puede llegar a ser un discípulo de
una Escuela de Misterios y un factor para el bien en la elevación de la humanidad;
colocado bajo la aflicción del segundo aspecto, puede llegar a ser una herramienta
impotente de los espíritus control: un médium irresponsable.
Pero hay un factor que nunca está indicado en el horóscopo, y éste es la
voluntad de la persona. El hombre está predestinado a hacer frente alguna vez en
su vida a todas las experiencias indicadas por su horóscopo y las oportunidades
contenidas en él vendrán una a una en sucesión ordenada, de igual modo como el
reloj del destino indica la hora apropiada; pero el modo como el espíritu libre e
independiente haga frente a su experiencia fatal, nadie puede determinarlo de
antemano; y el hombre en cuyo horóscopo ocurra la configuración benéfica
mencionada primeramente, puede que no esté suficientemente consciente para
cazarla al vuelo y puede dejar que se esfume antes de que comprenda que estaba
a su lado. Aun también puede que nunca se haga consciente de este hecho.
Por otro lado, la persona en cuya vida una cuadratura indica el asalto de
fuerzas espirituales mencionado, puede desarrollar su músculo espiritual y resistir
la batalla y llegar a ser vencedor en lugar de ser vencido. Estar prevenido, es estar
armado de antemano.

Neptuno no fue descubierto hasta el año 1846; pero nosotros nos
equivocaríamos lamentablemente si supusiéramos que la influencia adscripta a él
fuera ficticia por esta razón, porque al igual que a la persona que ha nacido ciega
le falta el órgano para vez la luz del Sol y los colores, así la humanidad está falta
aún de la sensibilidad que la hace sensitiva a las vibraciones de Neptuno. (Véase
el capítulo con este título y también el de “Octavas Planetarias”). Pero nosotros
estamos desenvolviendo gradualmente sentimientos más sutiles y nos estamos
haciendo más sensitivos para responder a su influencia. Primeramente esta
influencia es exclusivamente notada por los sensitivos, que son los ocultistas
cuando son de naturaleza positiva, y por médiums cuando son negativos; otros
adquieren de él la astucia común poseída por los criminales y los detectives, o
bien esta influencia impele al de naturaleza débil a tomar drogas, que de otro
modo le producen sueños y visiones semejantes a aquéllos obtenidos por el
proceso de la mediumnidad.

Neptuno, fuerte en el horóscopo, da una imaginación muy viva y una
naturaleza artística, poética, musical o literaria, un amor para la vida fácil, confortable
y un ambiente circundante bello. La persona es fácilmente dominada por las
emociones, y cuando Neptuno está afligido puede verse sujeto a los trances,
desfallecimientos, histeria o tormentas psíquicas. Posee también un amor por los
viajes, preferentemente por agua. Cuando Neptuno es débil por signo o afligido,
incita también a beber o a tomar drogas, roba a la persona sus ambiciones y la
hace indolente, holgazana, bribona, deshonesta completamente, o si el horóscopo
es de buenas influencias por alguna otra razón, puede convertirse en una víctima
de las otras personas que la robarán o la engañarán. Las personas con un
Neptuno afligido deben evitar especialmente el relacionarse con corporaciones
grandes o, de lo contrario, se verán sujetas a ser estafadas de la manera más
fantástica.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

URANO EN ASPECTO CON LOS OTROS PLANETAS




URANO EN ASPECTO CON LOS OTROS PLANETAS
pág. 182

El Sol sextil o trígono con Urano (véase página 93).

El Sol en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición con Urano
(véase página 93).

Venus sextil o trígono con Urano (véase página 105). Los buenos
aspectos entre Venus y Urano brindan también algunas veces a experimentar
amor de una naturaleza platónica que en el caso actúa como una inspiración en la
vida.

Venus en conjunción o paralelo con Urano (véase página 105).

Venus en cuadratura u oposición con Urano (véase página 105).

Mercurio sextil o trígono con Urano (véase página 118).

Mercurio en paralelo o conjunción con Urano. (véase página 118).

Mercurio en cuadratura u oposición con Urano (véase página 118).

La Luna sextil o trígono con Urano (véase página 129).

La Luna en conjunción o paralelo con Urano (véase página 129).

La Luna en cuadratura u oposición con Urano (véase página 129).

Saturno sextil o trígono con Urano (véase página 141).

Saturno en conjunción o paralelo con Urano (véase página 142).

Saturno en cuadratura u oposición con Urano (véase página 142).

Júpiter sextil o trígono con Urano da una personalidad fuerte,
independiente y positiva, con una disposición mental ingeniosa, original e
inventiva. Todo lo que el nativo toma entre manos lo concluirá o morirá en la
tentativa. Esta posición da también una naturaleza benévola, humana y tolerante y
una tendencia para profundizar en las artes y ciencias ocultas. Favorece también
la asociación con órdenes secretas y promueve prosperidad en la vida. Tales
personas son honradas y sinceras, sociables, hospitalarias y amigas de todos, de
modo que alcanzan mucho favor de amigos influyentes en cargos oficiales. Esta
posición da también capacidad ejecutiva y mucho éxito en relación con los
institutos de enseñanza.

Júpiter en conjunción o paralelo con Urano (véase página 154).

Júpiter en cuadratura u oposición con Urano (véase página 154). Indica
también una naturaleza de ostentación, dada a la apariencia, a la bambolla y al
subterfugio, generalmente despreciado por su falta de sinceridad y relaciones
dobles, e indica también un agente de confianza, un espía y un jugador de
pacotilla.

Marte sextil o trígono con Urano (véase página 167).

Marte en conjunción, paralelo, cuadratura u oposición con Urano
(véase página 168).

Neptuno sextil o trígono con Urano da una inclinación hacia el lado oculto
o místico de la vida, y si alguno de ellos está colocado en la décima casa, la
persona generalmente llega a ser un caudillo o una autoridad en estas líneas o,
por lo menos, alcanzará a ser conocido en este sentido localmente, y si otros
testimonios concurren, su fama será nacional o internacional. Tales aspectos le
podrán en contacto directo con el mundo espiritual y tendrá mucho éxito en sus
relaciones con los habitantes de aquel mundo. Esta posición produce también
sueños y visiones de naturaleza profética o inspirada. Fortalece las potencias
curativas y, consecuentemente, capacitará a la persona para hacer de este modo
una gran cantidad de bien a su prójimo enfermo. Estos aspectos dan una intuición
altamente desenvuelta que alcanza casi a la lectura mental. Tienen gran amor por
los viajes y para la exploración del mundo físico, así como de los planos
superiores de la naturaleza. Esas personas no son solamente soñadoras, sino que
tienen también una voluntad fuerte, con fuerzas organizadoras excelentes y
ejecutivas, las cuales las ayudarán para realizar sus deseos, esperanzas y
ambiciones, en lo que respecta a elevarse socialmente y ponerse al frente de
cualquier profesión que elijan.

Neptuno en conjunción o paralelo con Urano son aspectos
controvertibles; si los planetas están bien colocados por signo y de algún otro
modo bien aspectados, su efecto será semejante al de sextil o trígono, aunque no
tan pronunciado; pero si son cadentes, débiles por signos y afligidos, son
solamente un poco menos adversos que cuando están aspectados por cuadratura
u oposición.

Neptuno en cuadratura u oposición con Urano acarrea influencias
decepcionadoras, solapadas, que pretenderán minar la reputación y hacer que la
persona sufra escándalos y malquistarla con el favor del público, encontrando
también reveses en los negocios imprevistos, así como disgustos en sus
relaciones sociales. Hay el mismo amor para los viajes y las exploraciones que
brindan los buenos aspectos; pero la persona no puede alcanzar sus anhelos con
la misma facilidad, o si lo hace es para su desgracia y para un añadido de
disgustos. El nativo, bajo estos aspectos, se ve también atraído hacia el lado
oculto o místico de la vida; pero su sendero está plagado de peligros por la
mediumnidad y obsesión, y toda su vida está sufriendo, por temores de peligro, un
vago horror de un desastre inminente, lo cual no podrá ser desterrado ni por la
voluntad ni por la razón, y de aquí que ciertas y determinadas sombras se ciernan
sobre estas vidas a modo de una nube y les roben la paz y la alegría.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel