humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

lunes, 12 de julio de 2010

DIRECCIONES LUNARES PROGRESADAS - CAPÍTULO XXV




CAPÍTULO XXV

DIRECCIONES LUNARES PROGRESADAS
pág. 248

La Luna viaja por el Zodíaco a una velocidad, por término medio, de 12 a 13
grados cada día, y como el día en el arte de la progresión de los horóscopos es
tomado como una medida de tiempo equivalente a un año, podemos decir que la
Luna por progresión del nacimiento a la muerte viaja a la velocidad de 12 a 13
grados cada año, es decir, un grado por mes aproximadamente. Así, pues, en el
curso de 28 años circunda todo el horóscopo y forma todos los aspectos que
pueden ser formados con todos los aspectos que pueden ser formados con todos
los planetas en la figura radical y de este modo puede recorrer durante dos o tres
veces el horóscopo lo que hace que la vida sea rica en acontecimientos, porque
los aspectos de los planetas por sí solos indicarían el año en el que una influencia
determinada está dispuesta para ser cosechada como destino maduro y producir
los acontecimientos de la vida; pero ellos solamente no causarían ni buenos ni
malos efectos, a menos que un aspecto de la Luna progresada o una lunación
sirva como foco y marque el mes en el que la ocurrencia tendrá lugar. Por lo tanto,
algunas veces aun aspectos fuertes entre él Sol y los planetas o entre los planetas
mismos, son estériles en sus efectos cuando no están fortificados por un aspecto
lunar progresado o por una lunación de la misma naturaleza.
Tampoco los aspectos lunares tienen una influencia por sí mismos o, por lo
menos, si la tienen no es muy marcada, a menos que el aspecto lunar concuerde
o armonice con la naturaleza de la dirección primaria que entonces actúa.
Éstos son puntos importantes que el estudiante no debe olvidar y ha de
tener siempre en cuenta. Debe notarse también que los aspectos de Luna
progresada con los planetas progresados no producen efecto o, si lo producen,
son muy débiles, y las influencias que detallamos a continuación son con respecto
a los planetas radicales.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, sextil o trígono con el
radical Sol. Estos aspectos marcan un período en la vida más bien próspero,
brindando cambios importantes favorables. No deja de ser frecuente que se
manifieste durante estas direcciones un matrimonio que será feliz y venturoso.
También puede haber un aumento de salario si es un empleado, porque durante
estos momentos los superiores y aquéllos que ocupan cargos y funciones que
pueden conceder favores están en un estado mental muy generoso y dispuestos a
conceder crédito a la persona en todo aquello que la favorezca.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con el radical Sol.
Estos aspectos indican una época de pesadumbre, de inquietudes y de pérdidas,
Hay durante ellos la tendencia a encontrar diferencias con los patronos o con los
clientes y, como consecuencia, el nativo sufrirá pérdidas en sus negocios o en su
caso la coloca; la mente es vacilante de modo que el nativo no puede tomar
ninguna determinación en lo que le conviene hacer o para lo que es más favorable
y, como consecuencia de ello está expuesto a no aprovecharse de las
oportunidades que le podrían traer ganancias y en su lugar le acarrearán pérdidas.
Puede que sufra disgustos con el sexo opuesto, especialmente con el compañero
de matrimonio si está casado. La salud también sufrirá y, en general, hay una
inclinación hacia todo lo peor en todos los asuntos de la vida.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, sextil o trígono con el
radical Venus. Si Venus es fuerte y bien aspectado en el mapa natal, este
período será uno que proporcionará placeres y provecho porque durante él la
persona hará muchos amigos y tendrá muchas ocasiones para mejorar tonto
social como financieramente. Estos aspectos indican también con frecuencia el
comienzo de relaciones o la consumación del matrimonio en el horóscopo de un
hombre. Brindan también buena salud y una disposición mental alegre y feliz, de
modo que todo el mundo les parece de color de rosa. Éste es, en resumen, un
período de éxito general y de alegrías.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con el radical Venus. Si
Venus estaba afligido al nacimiento estas direcciones marcan un período de
disgustos considerable y de amarguras. Las relaciones de los noviazgos pueden
romperse y también puede ser disuelto el matrimonio por divorcio o por
separación. Las fortunas financieras es muy posible que disminuyan y la salud
laminen será muy pobre. Asimismo pueden esperarse desaires y ostracismo en
las relaciones sociales, de modo que la persona debe ser extremadamente
cuidadosa especialmente con el sexo opuesto, porque mientras actúa esta
dirección hay una predisposición considerable a sufrir disgustos por esta razón.
Conociendo lo que pasa y la naturaleza y duración de la influencia, el nativo se
esforzará para regir sus estrellas conservando un estado mental tan alegre como
le sea posible, y sugestionándose a sí mismo para obrar juiciosamente en aquellos
asuntos que están indicados como peligrosos.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, sextil o trígono con el
radical Mercurio. Si Mercurio estaba bien aspectado al nacimiento estas
direcciones exteriorizarán los poderes mentales y son, por lo tanto, unas épocas
favorables para empezar cualquier estudio al que la persona se vea atraída. Si el
nativo proyecta hacer cambios importantes, éste es el momento más oportuno
para hacerlos, porque bajo estas direcciones es seguro que el éxito le sonreirá en
mayor escala que bajo influencias menos favorables, y si tiene algunos asuntos
importantes que solventar con sus hermanos o vecinos, durante estos momentos
llegará a conclusiones favorables con ellos mucho más rápidamente que en
cualquier otra ocasión.

La Luna progresada, en cuadratura u oposición con el radical
Mercurio. Si Mercurio estaba afligido al nacimiento, la persona necesitará emplear
un cuidado especial durante la operación de estas influencias planetarias, porque
durante ellas tendrá la tendencia a hablar indiscreta y precipitadamente; por lo
tanto, la persona puede verse sujeta a la difamación y al escándalo. Es probable
también que si se firman algunos papeles legales o escrituras durante estas
ocasiones será para el perjuicio de la personarla que posteriormente se
arrepentirá de ello. Debe también ser cuidadosa con sus expresiones en la
correspondencia y si es un literato debe tomar las mayores precauciones con sus
escritos, porque éstos es muy probable que ocasionen disgustos al autor y a otros.
La mente estará muy perturbada y no debe el nativo ni viajar ni hacer cambio sino
esforzarse en mantenerse tan pacífico como le sea posible durante estos
momentos.

La Luna progresada en paralelo o conjunción con el radical Saturno. Si
Saturno estaba afligido en la figura natal, éste es un período muy crítico. En el
horóscopo de una mujer indica pérdida de la salud, preocupaciones y disgustos.
En el horóscopo de un hombre, si está casado, indica dificultades domésticas o
bien enfermedad de su esposa. En tales momentos se presentan disgustos,
demoras y desavenencias en todos los negocios de la vida y una tendencia a
desazonarse sobre todas estas cosas y sufrir de melancolía y de desequilibrio.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con el radical Saturno.
Si Saturno está afligido al nacimiento, estos aspectos marcan una época muy
adversa, especialmente con respecto a la salud y las demás condiciones
domésticas. Producirán un estado mental perturbado con irritabilidad y con
tendencia a las preocupaciones y al pesimismo sobre todas las cosas de la vida;
parece que dominen la tristeza y la desesperación sufriendo también los negocios
económicos, debiendo tener mucho cuidado de no cambiar de residencia o hacer
inversiones en estas épocas. El único remedio es procurar el mantenerse en una
actitud filosófica buscando el rayo luminoso de la nube y esforzándose para
aprender las lecciones que se le procura enseñar por los sufrimientos de este
período.

La Luna progresada, sextil o trígono con el radical Saturno. Si Saturno
está bien aspectado en el horóscopo natal, estos aspectos marcan un período
próspero y progresivo en el que el nativo ganará estimación de naturaleza
perdurable en su esfera de acción. Será capaz de mejorar su empleo aumentando
en prestigio y responsabilidad, haciéndose acreedor a la confianza con que se le
honra. Si se pretende hacer algunas inversiones en casas, tierras o minas, éste
será un período muy favorable para llevarlo a cabo. Estos aspectos marcan las
épocas de la vida en las que se forman relaciones nuevas, sólidas y estables,
poniendo los cimientos de las mismas y sobre las cuales e edificará
posteriormente una vida próspera y afortunada.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, sextil o trígono con él
radical Júpiter. Si Júpiter estaba bien aspectado al nacimiento, estos aspectos
marcan un período de progreso y de buena fortuna en general. La salud es
excelente o si la persona ha estado enferma puede esperarse en esta época una
mejoría. El estado mental será feliz y disfrutará de todos los placeres de la vida.
Es una buena oportunidad especialmente para viajar porque se verá acogido en
todas partes amistosa y cordialmente. Las fortunas materiales se beneficiarán si
se hacen inversiones en estas direcciones o si los negocios se ven impulsados
hasta toda su potencialidad. Ésta es una época en la que las cosas toman un
decidido cambio para mejorar, y si la persona se aprovecha de las oportunidades
que entonces se le presentarán estas épocas se dejarán sentir
extraordinariamente en la vida.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con él radical Júpiter.
Si Júpiter estaba afligido al nacimiento, la persona debe tener mucho cuidado en
su dieta durante la época de estos aspectos, porque hay en ellos una tendencia a
sufrir de excesos que producirán enfermedades e impurificarán la sangre.
También debe ser muy cuidadosa para no perder su buen humor, porque existe un
peligro de apoplejía si esto está indicado en su horóscopo natal y entonces es muy
posible que se manifieste bajo estas influencias estelares mejor que en cualquier
otro momento. Manténgase el nativo tan sereno y frío como sea posible y evítense
todos los alimentos y licores estimulantes. Bajo ningún concepto debe hacer
inversiones o especulaciones mientras subsistan estas direcciones de ser burlado
por los demás. Asimismo existe el peligro de sufrir disgustos domésticos. Es muy
posible que sufra el prestigio social debido a las condiciones altaneras,
jactanciosas y despóticas del nativo; por lo tanto, éste debe ser muy cuidadoso y
moderado en todos los asuntos dominándose así mismo completamente.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición
con él radical Marte. Si el radical Marte estaba afligido al nacimiento, estos
aspectos marcan un período muy pernicioso. En el horóscopo de una mujer
indican por un lado salud muy precaria y en el horóscopo de un hombre violentas
disputadas en el hogar. Durante estos aspectos se manifiestan tendencias a las
riñas, a las locuras y a las inquietudes con el resultado de que la persona puede
sufrir heridas corporales o accidente, así como entregarse con furor a satisfacer la
naturaleza pasional qué le ocasionará muchos disgustos, de modo que se debe
ser extremadamente cuidadoso en las relaciones con el sexo opuesto. A menos
que se tenga un cuidado exquisito, es seguro que resultará en escándalo y en
desgracia social. Estas direcciones hacen también a la persona muy inquieta y
extravagante en materias financieras, propensa a tomar medidas precipitadas y a
formar juicios erróneos; por lo tanto, si se firman documentos en esta ocasión el
desastre es muy posible que corone la obra. Esas direcciones están manifiestas
muy marcadamente y la persona escapa raramente sin sufrir pérdidas o injurias de
algún modo, por cuya razón durante este período debe ser el nativo muy
cuidadoso y precavido.

La Luna progresada en sextil o trígono con el radical Marte. Si Marte
estaba bien aspectado al nacimiento, estos aspectos marcan un período de
actividad considerable en la vida que proporcionarán muchos beneficios para la
persona en cuestión. Durante ellos se acumula una gran cantidad de energía vital
y esta fuerza dinámica debe naturalmente tener salida de algún modo, de aquí que
ésta es una buena oportunidad para la expansión de los negocios o sumar nuevas
empresas a los mismos, pues es lo más seguro que tendrán buenos resultados si
la persona no es demasiado precipitada en sus esfuerzos, sino que usa de una
gran preocupación en el empleo de esta gran energía. Estos aspectos están
activos especialmente con aquéllos que trabajan con elementos marciales de
hierro y fuego o bien aquellas profesiones de soldados, cirujanos e ingenieros,
para quienes brindan honor y adelanto.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición
con el radical Urano. Si Urano estaba afligido al nacimiento, estos aspectos
marcan un período muy crítico en los que la persona es muy propensa a hacer
cambios repentinos e inesperados que surtirán un efecto muy desfavorable sobre
la vida; por lo tanto, el nativo debe guardarse cuidadosamente contra tal
contingencia. Existe también una probabilidad para que se formen relaciones
clandestinas que brindarán dolores y disgustos a la persona en cuestión, de modo
que la persona debe evitar asociaciones con el sexo opuesto y cuando esto sea
inevitable debe ser muy circunspecta en tales relaciones, porque bajo la influencia
de estas direcciones las personas son muy dadas a juzgar al que así se sale de la
senda recta muy severamente al menor indicio de andar por malos caminos. Hay
también tendencia hacia la irritabilidad y hacia la crueldad en el lenguaje, lo cual
es muy posible que le proporcione disgustos domésticos y la pérdida de amigos
que posteriormente deplorará en extremo; por lo tanto, la persona debe esforzarse
en dominarse, y hasta sería mejor que evitase relaciones con sus amigos cuanto
le fuera posible durante estas direcciones.

La Luna progresada sextil o trígono con el radical Urano. Éstos son
aspectos excesivamente buenos para los que están suficientemente
evolucionados para responder a ellos. Si Urano estaba bien aspectado al
nacimiento, las facultades originales, intuitivas e inventivas encontrarán un modo
de expresión en estos momentos, que será muy ventajoso para el nativo. Si la
persona está interesada en el estudio de cualquiera rama de pensamiento
avanzado o del ocultismo, éste es un tiempo excesivamente bueno para la
prosecución de tales estudios, porque es muy posible que resulte bajo estas
direcciones una expansión de conciencia. Asimismo se forman amistades con
personas encumbradas que la beneficiarán mucho, haciéndose también cambios
de residencia en la vida que posiblemente deje una huella permanente de
bienestar.

La Luna progresada en paralelo, conjunción, cuadratura u oposición
con el radical Neptuno. Si Neptuno estaba afligido en el horóscopo natal, estas
direcciones marcan un periodo de experiencias fantásticas y misteriosas en el que
la persona es probable se vea víctima de las garras del hipnotismo o de la
mediumnidad o tenga visiones o empiece a oír voces, pero todas estas
experiencias son de carácter indeseable y el nativo debe guardarse de ellas tanto
como le sea posible. Sería verdaderamente imprudente que bajo estas direcciones
entrara en las salas de sesiones de espiritismo donde las condiciones se prestan a
las manifestaciones indeseables dichas, y si los aspectos ocurren desde los
signos acuáticos —Cáncer, Escorpio o Piscis—, hay una tendencia muy marcada
a formar hábitos, de beber o de tomar drogas que darán los peores resultados al
nativo para el resto de su vida.

Como quiera que estos aspectos producen una laxitud mental y física, en la
que las fuerzas vitales son bajas y, la persona está en estado negativo, tales
influencias indeseables es cuando pueden ganar gran ascendencia sobre el
nativo. Existe también el peligro de verse perjudicado por complots por enemigos
secretos con los cuales tiendan a llevar a la persona al descrédito y a la manchar
su reputación. Puede hasta sufrir encarcelamiento o verse confinada en un
hospital como consecuencia de pérdida de la salud, porque Neptuno gobierna las
prisiones, hospitales, manicomios y lugares semejantes. También debe tenerse
sumo cuidado en todas las relaciones con los demás.

La Luna progresada en sextil o trígono con el radical Neptuno. Si
Neptuno estaba bien aspectado al nacimiento estas direcciones pueden traer una
ligera extensión de la conciencia, y si los aspectos solares con Neptuno son
también fuertes, al mismo tiempo puede esperarse una iniciación para aquéllos
que están lo suficientemente avanzadas para responder a su influencia. Para la
mayoría de las personas significará exclusiva y únicamente un período de la vida
placentero en el que gozarán de una experiencia semejante a la que sentirían en
una fiesta musical o cosa por el estilo.

La Luna progresada en paralelo o conjunción con el radical
Ascendente o Mediocielo. Estos aspectos brindan cambios en la vida, pero el
que estos cambios den buen o mal resultado, depende de las influencias restantes
que actúen en el horóscopo durante aquel tiempo.

La Luna progresada en sextil o trígono con el radical Mediocielo. Si
hay otras influencias que concuerden, ésta es una época de cambios beneficiosos,
de ascensos y de honores, así como de un progreso general en los distintos
departamentos de la vida.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con el radical
Mediocielo. Estos aspectos indican pérdida del prestigio, disgustos y ansiedades;
pérdidas financieras, especialmente en relaciones con mujeres. Es una época muy
mala para viajar o hacer cambios.

La Luna progresada en sextil o trígono con el radical Ascendente.
Estos aspectos traen cambios beneficiosos, prosperidades financieras y buena
fortuna en general.

La Luna progresada en cuadratura u oposición con el radical
Ascendente. Estos aspectos marcan un período de disgustos y dolores. Pueden
esperarse enfermedades y si se efectúan algunos cambios o mudanzas serán
para perjuicio y desventaja del nativo.

***

del libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario