humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

lunes, 26 de julio de 2010

Desórdenes de la mente




Desórdenes de la mente
pag. 305

Antes de dar por terminada la discusión de las enfermedades peculiares de
la cabeza, debemos hacer mención de la locura, aunque las causas subyacentes
pueden ser únicamente apuntadas en un trabajo de esta índole, pero el estudiante
queda remitido a nuestro Concepto Rosacruz del Cosmos para la explicación
detallada y completa de las agencias cósmicas que intervienen en la construcción
del cerebro, y una clave de las correspondencias astrológicas, toda vez que aquí
damos, solamente los puntos esenciales.

El cerebro y la laringe fueron construidos primero por la hueste angélica de
la Luna, la cual empleó parte de la fuerza sexual con tal objeto y aquí estriba la
razón de la íntima conexión entre estos órganos. El “lunático” se forma a menudo
por el mal uso de la fuerza sexual, y a las personas que tienen este desequilibrio
se les nota frecuentemente algún tartamudeo o defecto en el habla. Cuando el
muchacho llega a la pubertad cambia la voz; asimismo el timbre de voz de una
mujer prostituida se hace grosero y carrasposo y los hombres degenerados
adquieren voces afeminadas. En Italia algunos cantantes, deseosos de poseer
una voz de tenor elevada, se han hecho castrar para alcanzar tal objeto.

En el sistema construido por la hueste lunar dirigida por Jehová, los ángeles
rebeldes acaudillados por Lucifer, el Espíritu de Marte, se abrieron paso e
inculcaron en él la pasión, el abuso sexual y la rebelión contra la regencia de los
ángeles de Jehová. Para neutralizar o disminuir su influencia, nuestros Hermanos
Mayores de Mercurio fueron comisionados para impulsar la razón que con el
tiempo debía enseñar al hombre a guiarse a sí mismo.

Todas las grandes jerarquías actúan en nuestros cuerpos constantemente,
pero las tres que acabamos de mencionar tienen dominio especial sobre el sexo y
los sentidos y cada una de ellas manipula uno de los tres segmentos de la espina
dorsal. La sublime jerarquía espiritual de Neptuno trabaja en el canal espinal y los
ventrículos cerebrales para despertar los sentidos espirituales que, cuando se
desarrollen, permitirán al espíritu aprisionado romper el velo de la carne y ponerse
en contacto con los reinos suprafísicos. Los Espíritus de Lucifer dominan al
hemisferio cerebral izquierdo, que actualmente es nuestro órgano principal de
pensamiento. Los Señores de Mercurio tienen dominio sobre el hemisferio
derecho, el cual se pondrá, en actividad en el futuro y elevará a la humanidad a un
plano de la vida más noble y superior dándonos poder sobre la naturaleza inferior
y nos hará a semejanza de Cristo. Los ángeles lunares tienen regencia indiscutible
sobre el cerebro, que es el instrumento de la coordinación. En este verdadero
“Árbol del Conocimiento” se mantiene la lucha entre las fuerzas que persiguen la
emancipación del hombre y las entidades y agencias que anhelan tenerle en
dependencia, como está explicado en la conferencia número 14, que lleva por
título: “Lucifer, ¿Tentador o Benefactor?”, de la serie Interpretación Rosacruz
del Cristianismo.

Tales son las enseñanzas que señalan la razón profunda de las
manifestaciones astrológicas y cualquier vidente capacitado puede percibir
fácilmente las distintas agencias trabajando en el cuerpo humano. Estos hombres
son pocos, por supuesto, y el estudiante de la astrología tiene fundamentos para
dar gracias a Dios desde le fondo de su corazón por haberle deparado
oportunidad de conocer esta bendita ciencia, que es de un beneficio mayor que
cualquier otro medio de vista espiritual.

Aunque los autores tienen la firme creencia en la ley de la compensación,
que da a cada uno exactamente lo que gana, ni más ni menos, no nos podemos
librar de la sensación que sentimos que nuestra medida de facultades espirituales
ha quedado postergada y disminuida. Nosotros nos sentimos muy agradecidos por
el privilegio y el aumento de utilidad para el servicio que esto nos proporciona. Sin
embargo, si se nos pusiera en la alternativa de elegir entre la pérdida de las
facultades espirituales o de nuestro conocimiento de astrología, nosotros no
vacilaríamos, decidiéndonos inmediatamente en favor de nuestra adorada ciencia;
determinación que no debe sorprender a nadie que medite un momento sobre el
asunto.

Es cierto que la vista espiritual, aun en su forma rudimentaria, permite ver el
estado del cuerpo humano hasta en, sus detalles más diminutos y esto ofrece un
medio mucho más fácil de diagnóstico que la astrología; pero aunque esta facultad
penetra hasta la médula de los huesos, la mera clarividencia es superficial
comparada con la astrología, porque aquélla nos indica solamente el estado actual
del cuerpo. Para encontrar las causas que nos conducen a tal estado y para que
podamos juzgar las tendencias futuras es necesario consultar la Memoria de la
Naturaleza. Esto debe hacerse personalmente y como el tiempo material no nos
permite hacerlo, puesto que tenemos que tratar a cientos de casos, nos resarce
cumplidamente para el caso una simple figura astrológica, la cual podemos
comisionar que la haga uno de nuestros estudiantes, y cuyo examen nos revela tal
estado a una simple ojeada. En ella están delineadas las causas de los
desórdenes mentales, morales y físicos; y señala certeramente los estados que
hemos sufrido y las crisis que faltan por venir aún. Asimismo indica la dirección en
la que puede buscar un remedio para las dolencias y el momento más favorable
para administrarlo. Así, pues, la astrología presta una ayuda eficaz en todo
momento y el astrólogo que vive y utiliza honradamente este privilegio tiene una
misión tan elevada y tan santa que el oficio de sacerdote (en un sentido esotérico)
palidece comparada con ella.

El estudiante y lector de este gran conocimiento debe grabar en su
conciencia y en su mente que cuando mira un horóscopo está en un terreno más
santo que Moisés cuando estaba ante el matorral ardiendo. Por medio de aquel
círculo simbólico del infinito se desnuda ante nuestra vista un alma inmortal y
desgraciado de aquél que se atreve a mirarlo o contemplarlo can miras bastardas
y profanas pues no importa el modo en que tal alma pueda haber quedado
mancillada en su peregrinaje a través de la materia, es esencialmente divina y
querida de igual modo para nuestro Padre, y aún quizás mucho más preciosa que
la del justo que no necesita misericordia ni compasión.

Esto ha sido una digresión de la materia por nuestra parte, pero no nos
sentimos culpables y, por lo tanto, sin que tengamos que pedir disculpas por ella,
toda vez que nosotros consideramos a la astrología como una religión y sentimos
la necesidad de recalcar y hacer patente esta fase de la misma que está en estos
momentos en sazón, y si por algún medio nosotros pudiéramos inculcar en
nuestros lectores la reverencia que sentimos por esta ciencia divina, no
titubearíamos en hacerlo.

Volviendo al estudio astrológico de la locura y en vista de lo que hemos
dicho, podemos indicar el medio por el cual el horóscopo señala en el canal
espinal los rayos mezclados de las diversas jerarquías, y la astrología define las
condiciones mentales resultantes del modo que sigue:

Las personas afectadas no congénitamente, que tienen signos cardinales
saliendo, especialmente si al Mediocielo y al nadir afectan signos cardinales o
fijos, raramente se vuelven locas. La activa naturaleza impide las tendencias
morbosas, y la melancolía y los disgustos y sinsabores son rechazos rápidamente
y la esperanza se manifiesta eternamente en el pecho del nativo de un signo
cardinal, impeliéndole a la renovación de la lucha contra las adversidades. Se dice
que la excepción forma la regla y en este caso también, pues cuando Capricornio
sale, su regencia saturnal da tendencia a la melancolía que bajo ciertas
circunstancias agravantes puede provocar el suicidio, especialmente cuando el
regente está colocado en la casa octava como lo vemos en el horóscopo número
12. Virgo, un signo común, desprovisto de fibra moral, encierra al Sol, Saturno,
Venus y la Luna en esta casa de muerte, esto roba a la persona la alegría de vivir
y la impele a terminarla en momentos de desastre y de dolor. El conocimiento por
parte de un amigo astrólogo ha predicho muy hábilmente esta calamidad y
esperamos fundadamente que se pueda salvar a este pobre hombre de cometer
tan grave crimen.

Cuando al nacimiento de un niño normal sale un signo fijo, la oportunidad
de locura en la última parte de la vida es tan excesivamente remota que puede
descontarse completamente, especialmente si se halla en el Mediocielo un signo
fijo o un signo cardinal. En nuestra larga práctica nosotros no hemos visto una
excepción y la naturaleza inflexible, rígida y determinada de los signos fijos,
parece proteger a la mente en todos los casos de desastre.

Por lo tanto, se sigue de esto que el desequilibrio mental viene
principalmente de aquéllos que han nacido con signos comunes en los ángulos. La
naturaleza intrínseca de estos signos es la de Flexibilidad; como una pluma al
viento, las personas bajo estos signos están zarandeadas de un lado para otro por
las circunstancias; no tienen estabilidad ni vigor y los obstáculos las afectan
durante el tiempo que los sufren. El dolor parece que las domina y el equilibrio se
pierde fácilmente.

Es un rasgo característico de las enseñanzas Rosacruces el de que a los
discípulos del mundo occidental debe dárseles la razón y la prueba de cada aserto
con el objeto de anticiparse y evitar tanta crítica como sea posible, porque este
estado mental de la crítica retarda el desarrollo cuando domina al estudiante. Por
lo tanto, las enseñanzas Rosacruces se esfuerzan en anticiparse a las preguntas
en todo momento, facilitando las razones para cada uno de sus dictados, de modo
que el estado mental de la crítica pueda evadirse tanto como sea posible.

Nosotros estamos ardientemente anhelando por el día y el Reino de Cristo, el
Amigo del hombre; nosotros no sabemos cuándo volverá; ningún hombre lo
conoce, pero San Pablo dice que cuando Él vuelva, nosotros seremos como Él.
Las censuras y las críticas adversas y el escepticismo, no fueron rasgos de su
carácter y cualquiera cosa que tienda a desterrar estas características indeseables
precipita el día glorioso y feliz de la Fraternidad Universal.

En nuestro libro titulado “Astrología Científica Simplificada” se ha
señalado la razón de por qué el Ascendente rige el cuerpo en conjunto, diciendo
que este punto (o su opuesto) es el lugar ocupado por la Luna en el momento de
la concepción. En la Biblia se menciona a los ángeles como los heraldos del
nacimiento y su residencia lunar es el foco por el cual los espíritus entran en
nuestra esfera terrestre a su retorno a la vida física. Los ángeles configuran
también el molde etérico de nuestro instrumento actual y dirigen el desarrollo del
feto. Por lo tanto, el Ascendente y la Luna señalan las deformidades orgánicas que
conducen a los desórdenes mentales. El idiotismo congénito resultante de la falta
del ajuste debido entre el cuerpo vital y el vehículo físico, ha quedado descrito
ampliamente en el Concepto Rosacruz del Cosmos junto con las causas que
producen el mismo efecto durante la vida prenatal. Astrológicamente este estado
está producido por una aflicción del Ascendente, es decir, el lugar de la Luna en la
concepción, que arroja el ángulo del rayo estelar fuera del paralaje del cuerpo
materno, y el vehículo físico se construye de tal modo que la cabeza del cuerpo
vital queda algunas pulgadas por encima del cráneo. Por consecuencia de esto,
los centros de los nervios están desviados oponiéndose a que el Ego controle su
instrumento debidamente. Esta es una de las configuraciones que producen la
idiotez y el baile de San Vito, y Urano y Neptuno tienen relación especial para
producir este último fenómeno.

Saturno es el planeta causante de la melancolía y de la depresión. Marte y
Urano producen las formas de la locura musculares y violentas. Los horóscopos
13 y 14 nos dan ejemplo de estas peculiaridades. El número 13 señala también la
conexión entre la pubertad y el estado mental. Géminis está saliendo con Tauro y
Marte interceptados en las casas sexta y duodécima respectivamente, de las que
vienen la enfermedad y las reclusiones. La Luna está en Tauro, que rige la laringe;
está también en conjunción con Neptuno, en cuadratura con Mercurio, y Marte
está en Escorpio que a su vez gobierno los órganos generadores. En todo esto
tenemos claramente las tendencias hacia una enfermedad que están acentuadas
doblemente por el hecho de que Neptuno en Tauro forma una cuadratura con el
Sol en Leo, y como Leo tiene regencia sobre el corazón y éste es el factor
primordial en la circulación sobre la cual depende la vida del cuerpo, vemos, pues,
que la enfermedad amenazante puede cristalizarse en una alteración de la sangre
que produzca un estado nervioso. La pubertad ocurre cuando la Luna está en su
cuarto opuesto al que ocupaba al nacer. Este satélite penetró en Escorpio, el
opuesto de Tauro, que le contenía al nacimiento, en el momento en que el nativo
tenía cerca de los doce años de edad.

Hasta aquel momento la niña había sido alegre y robusta, pero la
conjunción con Marte en Escorpio precipitó el período y robó a la niña la vitalidad
que es tan necesaria en aquellos momentos. Los períodos iniciales fueron pocos,
pero la dejaron exhausta de fuerza para resistir la cuadratura de Mercurio y la
oposición de la Luna a su lugar radical. (El lugar radical de un planeta es la
posición que ocupa al nacimiento). Esta aflicción de Mercurio, el regente, con la
Luna, al nacimiento, fue excitada y como consecuencia de ello, la locura se
manifestó. Como quiera que la aflicción viene desde signos fijos podemos juzgar
que es imposible dominar este estado y lo mejor que nosotros podemos hacer por
esta pobre alma es rogar a Dios por el día de su libertad, para que pueda tener
mejores ocasiones de desarrollo en un renacimiento futuro.

El número 14 es el horóscopo de un adolescente varón. El signo común
Géminis está saliendo y el regente, Mercurio, está en la casa octava, la casa de la
muerte; Urano y la Luna están en oposición con Mercurio. Esta configuración es
semejante a la del número 12 y tiene el mismo significado, es decir, tendencias
suicidas motivadas por un esfuerzo nervioso y este augurio es muy peligroso
cuando se manifiesta por signos fijos. Marte y Neptuno en Tauro dan deseos por
la bebida y el Sol en un signo acuático acentúa esta tendencia. Bajo tales
circunstancias este hombre ha intentado varias veces el poner fin a su vida de los
modos más extraordinarios. Júpiter en Sagitario, en cuadratura con Saturno en
Piscis, aumenta la relajación de su moralidad y le hace deshonesto. Este sujeto
falsifica y roba con objeto de tener medios para satisfacer su pasión y anhelo por
la bebida rodeándose de una sociedad censurable. Leo en la segunda casa, con
Urano y la Luna en conjunción casi exacta, indica que el nativo gasta lo que cae
en sus manos en una vida disoluta.

Hay un rasgo redentor en el horóscopo: Venus en el Mediocielo en sextil
con su regente y en trígono con la Luna. El nativo tiene energía y capacidad
artística que según se espera, puede con el tiempo elevar las mejores cualidades
para hacer de él un hombre. Pero repetimos otra vez que con la aflicción desde
signos fijos el obstáculo es casi insuperable.

En conclusión, la atención del estudiante debe concentrarse en las casas
tercera y novena, que tendrán también una influencia sobre la mente. Los planetas
en ella actúan con arreglo a la naturaleza intrínseca expresada en las notas-clave
de cada uno de ellos.

***

de libro "El Mensaje de las Estrellas" de Augusta Foss de Heindel y Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario