humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Rosacruz Chajarí

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

jueves, 25 de noviembre de 2010

LA NATURALEZA DE LAS INFLUENCIAS ASTROLÓGICAS


I. LA NATURALEZA DE LAS INFLUENCIAS ASTROLÓGICAS

“Dios es luz... si caminamos en la luz, como Él está en la Luz, entonces estamos en comunión unos con
otros...” I Juan, 1:5-7.

“Una es el resplandor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas, y una estrella se diferencia de
otra en su resplandor.” I Corintios 15:41.

Cuando hablamos o cantamos generamos ondas sonoras que viajan en todas las
direcciones desde nuestros cuerpos y pueden producir un efecto en quienes las
escuchen. Nuestros cuerpos generan calor y lo irradian al aire y cuerpos físicos
próximos, calentándolos en consecuencia. Nuestros cuerpos también generan ondas más
sutiles (ondas etéricas, ondas emocionales y ondas de pensamiento) que igualmente
salen de nuestros cuerpos y pueden producir un efecto sobre los que nos rodean si están
“sintonizados” con ellas. El tipo de ondas etéricas, emocionales y mentales que
irradiamos dependen de nuestro carácter. Si somos codiciosos, irradiamos codicia. Si
somos generosos, irradiamos generosidad. Si somos amorosos, irradiamos amor.

El Sol, los planetas que giran a su alrededor y las lunas en las órbitas de esos planetas
son los cuerpos de exaltados seres espirituales. Así como nosotros irradiamos diferentes
ondas de nuestros cuerpos, así también estos exaltados seres espirituales irradian ondas
de diferentes tipos. Al igual que las ondas que irradiamos dependen de la naturaleza de
nuestra personalidad, así la naturaleza de las ondas del Sol, los planetas y las lunas
dependen de la naturaleza de los seres que trabajan en esos cuerpos cósmicos. Los
astrólogos observan que los planetas irradian ondas que tienden a estimular los
siguientes aspectos en el hombre:
Así como el ángulo de los rayos solares determina cuándo la Tierra experimentará el
verano o el invierno, igualmente los ángulos con los que los rayos de los diferentes
planetas alcanzan la Tierra nos influencian. Para determinar los ángulos y los efectos de
los diversos ángulos se divide el cielo, tal como puede verlo una persona desde la
Tierra, en doce secciones llamadas casas, mientras que el camino recorrido por el Sol se
divide en doce secciones llamadas signos del Zodiaco. La primera casa comienza en el
horizonte oriental. El primer signo, Aries, comienza en el punto del cielo donde el Sol
se encuentra al comenzar la primavera.

Los astrólogos observan que la casa ocupada por un planeta indica el área de la vida en
la que las radiaciones planetarias tienden a concentrarse.


Los astrólogos observan que el signo en el que se encuentra un planeta determina la
parte del cuerpo humano en la que los rayos planetarios se enfocarán y el nivel del ser o
de la conciencia en el que igualmente se enfocarán:

Los signos cardinales estimulan la actividad del cuerpo físico; los signos fijos estimulan
la tenacidad en la naturaleza emocional; los signos comunes estimulan la investigación a
través de la mente. Los signos de fuego enfocan la conciencia en la vitalidad; los signos
de tierra enfocan la conciencia en la mente; los signos de agua enfocan la conciencia en
los sentimientos. Cuando nace un niño, el momento para el que se levanta la carta natal
es el de su primera respiración. La razón para ello es que esa primera inspiración lleva
con ella la vibración que tiene la atmósfera en ese momento. Esa vibración es
transmitida desde los pulmones a la sangre y luego a todos las partes del cuerpo,
poniendo en una vibración determinada cada átomo físico. Así el cuerpo se sintoniza
con las vibraciones astrológicas del momento en que tomó su primer aliento. Esta
sintonización persiste durante toda la vida. A medida que los planetas se desplazan en el
cielo durante la vida de la persona, estimulan un aspecto u otro del patrón vibratorio
natal. La persona siente entonces un impulso o una energía dentro suyo que la empuja a
querer hacer algo, dependiendo de los planetas concretos implicados y sus ángulos.

Uno de los objetivos de la evolución es llegar a ser completamente capaz de responder a
los estímulos de todos los planetas. Todas nuestras energías vienen de los planetas y de
las estrellas y sólo en la medida en que somos capaces de recibirlas están disponibles
para ser empleadas por nosotros.

Otro objetivo de la evolución es tener control consciente sobre qué energías usaremos.

Tener la energía necesaria para hacer algo no significa que sea apropiado hacerlo. Ni
todas las energías se combinan armoniosamente. Necesitamos aprender cuándo y cómo
emplear las energías disponibles y cuándo dejarlas pasas simplemente a través nuestro.

Bibliografía

-Heindel, Max, M essage of the Stars , Oceanside, California: The Rosicrucian
Fellowship, 1973.

-Heindel, Max, Simplified Scientific Astrology, Oceanside, California: The Rosicrucian
Fellowship, 1962 .

* * *

del libro La Era de Acuario Por Elsa M.Glover

No hay comentarios:

Publicar un comentario