humana compasión y amor

”el
propósito de la vida no es felicidad sino experiencia"…


Ningún hombre ama a Dios si aborrece a sus semejantes,
Quien pisotea el corazón o el alma de su hermano;
Quien busca encadenar, nublar o ensombrecer la mente
Con miedos del infierno, no ha percibido nuestra meta.
Dios nos envió todas las religiones benditas
Y Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida,
Para dar descanso al de pesada carga
Y paz para el dolor, el pecado y la lucha.
Contemplad al Espíritu Universal que ha llegado
A todas las iglesias, no a una solamente;
En la mañana de Pentecostés una lengua de fuego
Rodeando a cada apóstol como un halo brilló.
Desde entonces como buitres famélicos y voraces,
Hemos combatido a menudo por un nombre sin sentido,
Y buscado dogmas, edictos o credos,
Para enviarnos los unos a los otros a la hoguera.
¿Está Cristo dividido entonces? ¿Fue Pedro o Pablo,
Para salvar al mundo, clavado al madero?
Si no, ¿por qué, entonces, tales divisiones?
El amor de Cristo abarca tanto a vosotros como a mí.
Su puro dulcísimo amor no está confinado
Por credos que segregan y levantan una muralla.
Su amor envuelve y abraza a toda la humanidad,
No importa lo que nosotros nos llamemos de Él.
Entonces, ¿por qué no aceptar Su palabra?
¿Por qué sostenemos credos que nos separan?
Sólo una cosa importa ser oída;
Que el amor fraterno llene todos los corazones.
Sólo hay una cosa que el mundo necesita saber,
Sólo hay un bálsamo para todos los dolores humanos,
Sólo hay un camino que conduce hacia los ciclos,
Este camino es: humana compasión y amor.
--Max Heindel

ver vídeo: CREDO o CRISTO

*
del libro Concepto Rosacruz del Cosmos de Max Heindel

*
* *

*



Pueblos Originarios

Loading...

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS

CONCEPTO ROSACRUZ DEL COSMOS
Max Heindel

THE ROSICRUCIAN FELLOWSHIP

Loading...

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship

Departamento de Curacion de The Rosicrucian Fellowship
Ingrese aquí

Portal ROSACRUZ

Portal ROSACRUZ
Auxiliar Invisible

Cristo Salvador

Cristo Salvador

DECIMO ENCUENTRO ROSACRUZ AMERICANO - ROSARIO 2012

Loading...

Los Misterios Rosacruces

Loading...

martes, 30 de noviembre de 2010

LA IDEA ACUARIANA DEL YO



IV. LA IDEA ACUARIANA DEL YO


“Es difícil hacer desdichado a un hombre mientras se sienta digno de sí mismo e hijo del gran Dios que
lo creó.”

Abraham Lincoln.


La influencia acuariana estimula la conciencia de uno mismo. Nos lleva a afirmaciones
del tipo “Yo soy hijo de Dios”, “Soy valioso y tengo potencial”, “Puedo hacer cualquier
cosa si trabajo el tiempo necesario con la dedicación suficiente”, “Puedo pensar por mí
mismo y tomar decisiones”.

Una vez que nos hemos vuelto conscientes de nuestro valor intrínseco, ya no podemos
ser silenciados ni sojuzgados por otros. Ya no deseamos hacer por más tiempo el papel
de felpudo, de peón o de esclavo.

Una vez que nos hemos vuelto conscientes de nuestra capacidad para razonar y tomar
decisiones, que hemos descubierto que podemos tomar decisiones tan buenas como las
de cualquier otra persona, ya no seremos felices si otros deciden por nosotros.

Querremos ser libres para determinar qué pensaremos, qué creeremos, dónde iremos,
qué diremos y qué haremos.

Una vez descubierto nuestro potencial, queremos tener la libertad de desarrollarlo.

Queremos ser libres para acometer tareas nuevas que nosotros nunca hemos intentado
antes (tal vez ni siquiera otro lo haya hecho), incluso si ello implica asumir riesgos,
cometer ocasionalmente errores y a veces fracasar y comenzar de nuevo.

Puesto que compartimos la Tierra con otras personas, es lógico que las tratemos como
nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Ya que esperamos que los otros nos respeten,
debemos respetar al prójimo. Debemos tener presente que toda persona es hija de Dios y
tiene un valor intrínseco y un potencial. Así como queremos libertad para tomar
decisiones, debemos igualmente permitir que los demás vivan sus propias vidas. Así
como queremos ser libres para tomar iniciativas, debemos permitir que otros hagan lo
mismo.

* * *

del libro La Era de Acuario Por Elsa M. Glover

No hay comentarios:

Publicar un comentario